Compartir
Publicidad
Publicidad

Las tablas de crecimiento por percentiles: ¿Cuánto mide tu hijo/a en comparación con el resto?

Las tablas de crecimiento por percentiles: ¿Cuánto mide tu hijo/a en comparación con el resto?
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando llevamos a nuestro hijo o hija al pediatra o enfermera, después de pesarle y medirle, mira las tablas de crecimiento y nos dicen cosas como: "está por encima de la media", "está por debajo de la media", "está en el percentil 75 de altura" y "está en el percentil 15 de peso".

Lo que está haciendo con esas tablas es comparar la altura y el peso de nuestro hijo/a con el resto de niños, con el fin de saber si está creciendo y engordando de manera normal, de la manera esperable. Hoy os vamos a hablar de la tabla de crecimiento que mira la altura, para que sepáis cómo utilizarla y para que sepáis cuánto mide vuestro/a hijo/a en comparación con el resto.

Las tablas de crecimiento por percentiles: altura

Lo primero que vamos a hacer es ofreceros las tablas de crecimiento para que podáis descargarlas o imprimirlas. Hay varias tablas, diseñadas de diferente modo según los niños analizados. Hasta el 2006, cuando la OMS publicó unas nuevas tablas, en España utilizábamos las de la Fundación Faustino Orbegozo. Se realizaron en base a niños nacidos en la década de los 70-80 en Vizcaya y, aunque fueron muy útiles durante un tiempo, tenían un peligro doble para los niños actuales: se basaban en niños nacidos en una época en que era muy habitual la alimentación con biberón (que provoca un patrón de ganancia de peso y altura diferente al de la lactancia materna) y que los niños eran nacidos en el País Vasco, donde hay mucho "chicarrón del norte".

En el año 2006 la OMS publicó unas nuevas tablas realizadas con niños de diferentes países (Brasil, Ghana, India, Noruega, Estados Unidos y Omán), teniendo en cuenta la alimentación normal para los bebés: la leche materna. Estas tablas vinieron a normalizar a algunos bebés que, con las otras tablas, parecían pequeños o delgados, y son utilizadas en la actualidad por muchos centros sanitarios, así que serán estas las tablas con las que trabajemos.

Tabla de crecimiento por percentiles para niños

Las tablas se pueden ver en la misma página de la OMS, pero os dejo los enlaces por si las queréis imprimir. Si tenéis un niño menor de dos años os recomiendo esta tabla que va desde que nacen hasta los 24 meses. Si tiene más de 2 años podéis descargar ésta, que llega hasta los 5 años.

Tabla de crecimiento por percentiles para niñas

De igual modo, podemos ver, descargar o imprimir también las tablas de crecimiento para las niñas. Si es menor de 2 años, os recomiendo ésta. Si es mayor de dos años, la tabla que llega hasta los 5 años podéis encontrarla aquí.

Cómo funcionan las tablas

Mirar la altura de nuestro hijo o hija en las tablas es muy sencillo. Sólo necesitamos saber cuánto mide en cada momento y mirar la tabla según la edad.

Si por ejemplo tenemos un niño de 5 meses que mide 65 cm, miramos la tabla y vemos que está en un percentil intermedio entre el 15 y el 50. Se dice que está en percentil 15 (porque no llega al 50), aunque en realidad estaría, más o menos, en un percentil 30-35.

Y ahora diréis, ¿y qué es eso de "percentil"? Pues respondo. Percentil significa porcentaje. Cuando hablamos de percentil es como decir “per cientil” (por ciento) y por eso en las tablas se habla de valores entre 0 y 100.

Si te dicen que tu hijo está en el percentil 15, te están diciendo que de cada 100 niños, él está en la posición 15, habiendo 85 niños más altos que él y 14 más bajos. O sea, que de todos los niños, el 14% son más bajos y el 85% más altos.

Por el contrario, si te dicen que tu hijo está en el percentil 97, te están diciendo que 3 niños son más altos que tu hijo y 96 son más bajos (de cada 100).

Los niños estudiados para hacer las tablas son niños sanos, así que en realidad es poco importante dónde situemos a nuestro hijo en la tabla. Vamos, que al pediatra le tiene que dar exactamente igual que nuestro hijo esté en el percentil 15 o que esté en el 75. No es mejor una cosa que otra. Lo que debe mirar, lo que debe tener en cuenta, es la evolución.

Si con un mes un niño está en el percentil 97, pero con 5 meses está en el percentil 3, el niño estará dentro de las gráficas siempre, pero la evolución será un déficit de crecimiento que debe ser estudiado (esto quiere decir que la frase “mientras esté dentro de las curvas no hay problema” no tiene sentido). Por eso hay que ir viendo la evolución, más que el dónde está en cada momento.

Altura de los niños

Más cosas. Si os fijáis en las gráficas, los percentiles 98 a 100 y 1-2 no existen, no aparecen. Sin embargo, en los niños estudiados normales también estaban esos niños. Lo que pasa es que se retiran de las tablas para que nos sirvan como límite bajo y límite alto a partir de los cuales los profesionales deben valorar si hay que realizar algún tipo de estudio. O sea, estar fuera de la gráfica no significa no ser normal o estar enfermo, pero hay que confirmarlo.

Por debajo de la media

Hay profesionales que marcan la línea buena en la media, el percentil 50 y que consideran que todo lo que está por debajo es un niño bajito que igual está comiendo poco. Miran a la madre, ponen cara de "esto no me gusta" y le dicen "está por debajo de la media, va justito", como si hubiera que empezar a cebar al niño para que creciera más.

Aquí hay dos errores. Uno, que como ya he comentado tan normal es el niño que está en el percentil 15 como el que está en el percentil 75. Simplemente, uno es más alto que la media y el otro es más bajo que la media, pero ni uno está pasadito de altura ni el otro está justito. Son normales los dos porque las tablas se hicieron con niños normales. Y dos, que muchos profesionales de la salud creen que los niños, por comer más, van a crecer más. La altura de una persona depende en gran medida de la genética. Según los genes que ha heredado será más alta o menos. Y punto (vale, también el entorno y alguna cosa más, pero en un porcentaje bajísimo). Esa altura se vería afectada en caso de enfermedad (y entonces hay que diagnosticar la enfermedad y poner remedio, pero no dar más comida al niño) y en caso de hambruna. Pero hambruna de verdad, de la de no tener qué llevarse a la boca. O sea, nada que ver con eso de "vamos a empezar a darle la fruta a ver si crece" o cosas así, que no tienen ningún sentido.

¿De qué sirve entonces medirlos?

Si hemos dicho que no podemos hacer nada por hacer que crezcan más, ¿de qué sirve entonces medirlos? Pues fácil, para ver que están creciendo como se espera. Si hay alguna alteración hormonal o alguna enfermedad que afecta al crecimiento, gracias a las tablas podemos ver que se están estancando.

Entonces sí, si vemos que un niño o niña no crece, si vemos que pasan 2 meses sin crecer ni un solo centímetro, y que todo parece indicar que cuando lleguemos al tercero la cosa no cambiará, el pediatra indicará toda una serie de pruebas que ayudarán a saber el por qué de ese estancamiento en la ganancia de altura.

Así que, como digo, lo importante es ver cómo es la evolución de los percentiles en el tiempo. No hace falta que esté siempre en el mismo percentil. De hecho, la mayoría de niños va cambiando de percentil a medida que pasa el tiempo, a veces subiendo al percentil siguiente, a veces bajando al anterior.

Para nosotros, los padres, la herramienta nos sirve para saber dónde están posicionados en comparación con el resto de niños de su edad y a veces, si no sabemos interpretar las tablas, para ponernos nerviosos. Por eso hoy os hemos explicado cómo mirarlas, cómo ver la evolución y cuándo es motivo de preocupación.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Cómo y cuánto crece un niño durante su infancia (I), Interpretación de las tablas de peso y crecimiento por Carlos González (I) y (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos