Síguenos

bebe_chupete.jpg

La mayoría de los pediatras coinciden en afirmar que los bebés no deben utilizar el chupete antes de los 15 días de vida, y que se debe empezar a restringir a partir de los 8 meses, y antes de que cumplan el primer año, suprimirlo. Pero hay también otros tantos que dicen que la edad recomendable para retirar el chupete oscila entre los 13 meses y los 3 años.

El uso de chupete es motivo de intensos debates entre los expertos, los que ensalzan sus beneficios y los que advierten de sus muchas desventajas. Pero no existen pruebas suficientes para potenciar o minimizar su empleo.

Su efecto relajante es el aspecto beneficioso más ampliamente conocido, aunque los padres deben evitar callar al bebé con el chupete cada vez que llora, pues el llanto es una forma de comunicación del niño, que hay que atender con mimos, juegos y atenciones.

Recientes investigaciones también indican que este instrumento previene el llamado síndrome de muerte súbita del lactante y que es útil para estimular la succión en prematuros.

Sobre los aspectos negativos del uso y abuso del chupete, destacan el fracaso de la lactancia materna y las malformaciones dentales, así como un mayor riesgo de sufrir otitis media (infección del oído) y accidentes infantiles.

Por ejemplo, el colgante del chupete puede provocar el ahorcamiento del bebé. Hay estudios que relacionan su empleo, con un menor coeficiente de inteligencia en edad adulta.

Antes de decidirnos a retirar el chupete a nuestro hijo, habrá que ir acostumbrando al niño a usarlo sólo cuando se vaya a la cama o en situación de tensión emocional.

No está clara cuál es la mejor técnica, si retirarlo de golpe o paulatinamente. Sea como fuere, será aconsejable que los padres permanezcan más atentos en esos días para tranquilizar al niño y que éste no reclame su chupete.

Más información | Padresok

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario