Publicidad
Publicidad

RSS chuparse el dedo

El lado positivo de chuparse el dedo y morderse las uñas: protege contra las alergias

Comentar
El lado positivo de chuparse el dedo y morderse las uñas: protege contra las alergias

Hábitos muy frecuentes entre los niños pequeños como chuparse el dedo y comerse las uñas son muy difíciles de quitar, y cuesta encontrarles algo positivo, pero tienen un beneficio inesperado: protege contra las alergias.

Por supuesto, esto no significa que alentemos a los niños a hacerlo o que reforcemos esas conductas, o alguna de ellas, si ya lo hace, pero según ha dado a conocer un nuevo estudio publicado en la revista Pediatrics, hacerlo aumenta la exposición precoz a los alérgenos, lo que conlleva un menor riesgo de desarrollar alergias.

Leer más »

Los efectos de chuparse el dedo y del chupete más tiempo del recomendable (y cómo evitarlo)

2 Comentarios
Los efectos de chuparse el dedo y del chupete más tiempo del recomendable (y cómo evitarlo)

El reflejo de succión es uno de los reflejos con que los bebés nacen que les sirve para asegurarse el alimento (comer les calma el estómago pero también les tranquiliza a ellos, porque succionan) y que les ayuda a recuperar el estado de calma que se altera por vivir en un mundo que no comprenden donde muchas cosas les asustan.

Para que ese reflejo pueda activarse necesitan algo que succionar, principalmente el pecho materno, que es lo que la naturaleza ha previsto para ello, aunque los bebés que más necesitan succionar pueden llegar a aprovechar la forma de su dedo para hacerlo igualmente, tal y como muchos fetos hacen en el útero materno.

Desde el siglo pasado los bebés cuentan además con los chupetes, un sustituto del pecho materno que no alimenta pero que permite al bebé succionar y recuperar la calma, protector de la muerte súbita sobre todo en los bebés que no toman pecho (los amamantados suelen mamar por la noche, y la lactancia es protectora del SMSL), pero que utilizado por más tiempo del recomendable es nocivo, como lo puede llegar a ser también el dedo. Para que sepáis más de todo ello os contamos hoy cuáles son los efectos de chuparse el dedo y del chupete y cómo evitarlos.

Leer más »
Publicidad

¿Por qué se chupan el dedo los bebés?

Comentar
¿Por qué se chupan el dedo los bebés?

Lo hacen desde bien pequeñitos, puede que incluso antes de nacer. Se introducen un dedo en la boca y succionan, a veces con fruición, a veces introduciéndose dos dedos o parte del puño. Pero, ¿por qué se chupan los dedos los bebés y algunos niños? ¿Por qué chupan el chupete y otros objetos?

Se trata de un tipo de succión completamente normal en bebés y niños pequeños hasta los dos años, aproximadamente. Los primeros meses, además, tienen el reflejo de succión, por el cual el bebé busca y succiona cuando se toca el área alrededor de la boca.

Leer más »

"Pues mi hijo se chupó el dedo hasta los..."

11 Comentarios
"Pues mi hijo se chupó el dedo hasta los..."

Si hay algo que nos gusta a los padres es hacer comentarios sobre nuestras propias experiencias como tales, para comparar, advertir, recordar, compartir… aunque no nos hayan pedido opinión. Una de las frases que más he escuchado estos últimos meses es la de “Pues mi hijo se chupó el dedo hasta que tuvo X años”.

Claro, que este dato no aparece de repente sin venir al caso, sino que viene dado al observar el placer con que mi bebé se chupa el dedo desde los dos meses de edad. Ya os comenté cómo a veces, entre chupete y dedo no se puede elegir.

El caso es que he oído todo tipo de comentarios, y creo que la edad máxima para los chupeteos de hijos (o sobrinos, o primos…) ajenos ha sido de 14 años. ¡Chupándose el dedo hasta los 14 años! ¿No os parece increíble?

También recuerdo especialmente el caso de una niña que se chupó el dedo hasta los 9 años y había quedado “picuda”, esto es, con los dientes superiores deformados hacia fuera en forma de pico.

Leer más »

¿Chupete o dedo? Cuando no se puede elegir

18 Comentarios
¿Chupete o dedo? Cuando no se puede elegir

Hacia los dos meses de edad, mi bebé me despertó con un sonido de chupeteo bastante llamativo en el silencio de la noche. Al mirarla, vi que hacía esfuerzos bastante vanos por succionar alguno de sus deditos, de ambas manos, mientras dormía.

Mi primera reacción fue cogerla para darle de mamar, “Tiene hambre”, pensé. Y así lo hice, pero ella, sin interrumpir el sueño, un par de succiones y sueño profundo de nuevo. La succión es un reflejo que a los bebés les calma, les proporciona seguridad y tranquilidad aparte de alimento.

La escena se repitió un par de noches, y también durante las siestecitas a lo largo del día. Todo ello con la falta de pericia que comento, lo cual le supuso a Emma unos cuantos arañazos en nariz y mejillas, pues en el intento de chuparse los dedos, al no acertar, se arañó en alguna ocasión.

A todo esto, fundamentalmente por los arañazos, y cuando el bebé buscaba el dedo dormida, desempolvamos los chupetes que vienen en las canastillas para ayudar al bebé a calmarse sin hacerse daño o ponerse nerviosa. Pero la lengua era muy hábil para expulsar inmediatamente ese “cuerpo extraño”.

Leer más »

Dispositivo para dejar de chuparse el dedo

Comentar
Dispositivo para dejar de chuparse el dedo

He encontrado un artilugio que ha llamado mi atención porque veo que hoy día se pueden vender "soluciones" para todo. Se trata de un curioso dispositivo para evitar la succión del pulgar, tan frecuente en los pequeños y que algunos padres (¡y abuelos!) quieren evitar a toda costa.

Se llama Bebe-stop, y se vende por 15 euros en un pack con 2 tamaños y colores.

Los fabricantes afirman que no limitan las habilidades psicomotoras del bebé, ya que las manos quedan libres. Respecto a su composición, en la web señalan que es de "espuma de alta tecnología de la más alta calidad, sometida a ensayos que avalan su estricto cumplimiento con las normas y directivas de la CEE".

Recordemos que chuparse el dedo (o varios dedos) es consecuencia del reflejo innato de succión, que proporciona al bebé, aparte del alimento, una sensación de consuelo y seguridad, por lo que, por ejemplo, puede ayudarle a tranquilizarse y a dormirse. Sólo cuando este reflejo se alarga en el tiempo, es cuando puede venir algún problema de anomalías.

Se trataría de anomalías en la posición, tamaño y forma de los huesos de la cara, especialmente de los maxilares, y podría afectar al paladar o a la dentición. Considero que sólo en estos casos extremos sería necesaria una actuación, y siempre consultando al especialista.

Sitio Oficial | Bebe-stop En Bebés y más | Evita que tu hijo se chupe el dedo En Bebés y más | Chuparse el dedo En Bebés y más | Se chupa el dedo

Leer más »
Publicidad

Evita que tu hijo se chupe el dedo

Comentar
Evita que tu hijo se chupe el dedo

Menos mal mi hijo nunca usó chupete, ni se acostumbró a chuparse el dedo, sin embargo muchos padres por más que lo intentan no logran quitar el hábito de chuparse el dedo a sus hijos.

El ThumbGuard es una especie de protector para el pulgar de tu niño, que según el catálogo de Leaps and Bounds en el 90% de los casos logra que después de tres semanas de uso, el niño deje de chuparse el dedo.

Viene en diferentes tamaño para escoger según la edad de tu hijo y un paquete con dos protectores y sesenta brazaletes para ajustarlo a la mano cuesta 70 dólares.

Vía | Babygadget

Leer más »

Chuparse el dedo

8 Comentarios
Chuparse el dedo

Chuparse el dedo es muy común en los bebés. Desde que están en el vientre materno y gracias a la ecografía se puede observar como lo hacen.

En los recién nacidos la succión en una reacción instintiva. Casi todos los bebés se chupan el dedo, más tarde o más temprano. Cuando el seno o el biberón no están cerca, es natural que el bebé se calme succionado algo, el dedo, mantita, un chupete, sus manos. Chupar el dedo generalmente llega a su auge entre los 18 o 20 meses de edad. A medida que crecen el interés por el dedo comienza a disminuir.

Si tu bebé se chupa el dedo, puedes considerarlo como un hábito que satisface la necesidad innata de succión. Si continúa chupándose el dedo, los especialistas concuerdan que no hay necesidad de preocuparse con los daños en los dientes de leche. El niño puede recurrir al dedo cuando tiene hambre, está muy cansado, incómodo o aburrido.

Leer más »

Se chupa el dedo

5 Comentarios
Se chupa el dedo

Además de ser un reflejo innato que dura hasta el año y servirle al bebé para alimentarse, la succión le proporciona una sensación de consuelo, seguridad e incluso le ayuda a dormirse. Por eso, algunos bebés adoptan hábitos como chuparse el dedo, el chupete, un trapito o un objeto preferido, también llamada succión no nutritiva.

Es normal que haya etapas en las que el niño se chupe el pulgar un tiempo y luego pasen. En ese caso no hay por qué preocuparse, como si lo hace antes de cumplir el año. Pero el problema viene cuando son mayores, lo hacen a todas horas y durante meses o años, lo que podría causarles infecciones o un daño irreversible en los dientes al deformar la arcada dentaria.

¿Cómo ayudarlo? Es fundamental identificar por qué lo hace para intentar resolverlo, saber si es por aburrimiento, ansiedad, tiene hambre o sueño. Así puedes darle otras opciones para ayudarlo a abandonar el hábito.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos