Publicidad

Síntomas de que eres padre o madre: al despertar por la mañana tienes la sensación de que podrías dormir 8 horas más
Ser Padres

Síntomas de que eres padre o madre: al despertar por la mañana tienes la sensación de que podrías dormir 8 horas más

Publicidad

Publicidad

"Tener hijos es lo más bonito que hay". "Los hijos son una bendición". "El día que nació mi hijo fue uno de los más felices de mi vida". "Los niños dan la felicidad". Y así todas las frases que queráis alabando la paternidad y la maternidad porque es cierto, tener hijos te cambia y te hace descubrir el amor más puro que existe.

Sin embargo, tener hijos tiene también efectos secundarios, y uno muy evidente es el que yo creo que es el más claro síntoma de que eres padre o madre: si al despertar por la mañana tienes la sensación de que podrías dormir 8 horas más.

Levantarte pensando que has dormido genial...

Me ha pasado muchas veces. Despertar por la mañana y tener la sensación de que he dormido genial, que por fin he descansado, y darme cuenta a los pocos minutos que tengo un sueño increíble, que casi es como si no hubiera dormido y que si me metiera de nuevo en la cama, seguro que podría dormir 7 u 8 horas más.

Y es que la energía parece no alcanzar para todo. El trabajo, la casa, los niños para aquí, los niños para allá, ropas, planchas, lavadoras, secadoras, desayunos, comidas, meriendas, platos sucios, extraescolares, coches, reuniones, cenas, baños, deberes, etc., y llega la noche pensando que por fin descansarás y al despertar, ver que no ha sido suficiente... y que ¡empieza un nuevo día!

Y te ves a las doce del mediodía con cara de drogadicto, mirando al espejo para ver que parecen las doce de la noche. Y piensas que sí, que si pudieras agarrar la cama te metías ahora mismo y dormirías como un ángel, dejando todas las babas posibles en la almohada.

Y es que así es, amigos y amigas. Antes de tener hijos la gente te dice "duerme ahora que luego no podrás", que es absurdo porque el sueño o el descanso no es algo que se acumule para después ni es algo que se pueda forzar en plan: dormiré 72 horas seguidas y así luego podré estar 72 horas despierto. No, el cuerpo no funciona así y por eso vamos como vamos, con unas ojeras que dan miedo, a la espera de que quizás cuando el pequeño tenga 10 años podamos dormir un poco más, o cansarnos por el día un poco menos.

Mi vida con hijos

Mividaconhijos2

Seguimos con esta viñeta y este síntoma de padre o madre con la serie de ilustraciones y entradas que titulamos en su momento "Mi vida con hijos". En la anterior entrega os hablamos de que la cara de muchos padres al ver a su recién nacido no es la que muchas esperaban. En próximos días, más.

En Bebés y más | "Mi vida con hijos", ¿Sueñas con dormir una noche entera? Descubre aquí si ya te has convertido en una "Mombie", Las madres que no pueden más

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir