Publicidad

Mi hijo, mi hija, ¿qué orientación sexual tendrá?

Mi hijo, mi hija, ¿qué orientación sexual tendrá?
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

La orientación sexual se define como un patrón de atracción sexual, erótica, emocional, romántica o amorosa que una persona siente hacia otra. Y esos patrones no son únicos. Nuestros niños aún no tienen una orientación sexual definida, pero la tendrán. Lo que no sabemos es cuál.

Serán los cambios hormonales de la pubertad los que hagan que las personas se sientan inclinadas sexualmente hacia otras. Pero es imposible predecir cuáles serán sus gustos. Por eso, viene bien preguntarse, incluso cuando son pequeños, ¿qué orientación sexual tendrá mi hijo o mi hija?

No para intentar adivinarlo sino simplemente para no dar por sentadas las cosas. De este modo, si en el futuro el niño o niña escoge una opción diferente a la que imaginábamos, lo entenderemos mejor y le daremos nuestro apoyo.

Según la mayoría de expertos médicos, la orientación sexual abarca una combinación compleja de factores biológicos, psicológicos y ambientales. Además, los científicos creen que los genes de una persona y los factores hormonales innatos también desempeñan un papel.

Lo que está claro es que ninguna orientación sexual (heterosexual, homosexual, bisexual) es una enfermedad ni supone desórdenes o problemas psicológicos, emocionales o sociales en las personas, pero pedirles que cambien sus gustos sí pone en peligro su equilibrio psicológico. No hay nada que "curar" o que cambiar.

El cartel que vemos arriba forma parte de una campaña de Familias por la diversidad, una iniciativa que pretende sensibilizar, para que la sociedad, y principalmente los padres y las madres de homosexuales, conozcan la realidad sobre el sufrimiento personal que para muchos de los hijos supone el rechazo y la discriminación.

De este modo, no solo se prepara a los padres para aceptar cualquier manera que tengan de amar sus hijos en el futuro, sino que, en la medida que llegue a más población, puede entenderse lo que hemos comentado más arriba: que la orientación sexual de cada persona ha de respetarse.

Y es que, como dice el cartel, la familia y el sistema educativo, la sociedad en general (¿es pedir demasiado?), han de garantizar el desarrollo integral de las personas. Y este no sería posible si se sufre discriminación o rechazo, por su orientación sexual o por cualquier otro motivo. Y tú, ¿te has preguntado ya qué orientación sexual tendrá tu hijo?

Más información | Kids Health, UNAF
En Bebés y más | Preparar a los niños para aceptar la homosexualidad, Las madres homosexuales y el desarrollo de los hijos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir