Compartir
Publicidad
15 momentos en los que desearías no tener suegra después de tener un hijo
Ser Padres

15 momentos en los que desearías no tener suegra después de tener un hijo

Publicidad
Publicidad

Tener un hijo es algo que suele alegrar a toda la familia, y que a la vez suele animar a conocidos y desconocidos a aconsejarte cómo hacerlo mejor. De entre toda la gente pueden destacar las suegras, que con toda su buena intención te dicen cómo criar a tu hijo.

Algunas te aconsejan de manera muy educada y siempre teniendo claro que lo hacen por si quieres aceptar el consejo o puede servirte de ayuda. A estas te las comerías a besos. Pero otras te lo dicen porque piensan que tienes que hacerlo como te dicen y difícilmente entienden que no les hagas caso. Estos son los 15 momentos en los que desearías no tener suegra después de tener un hijo.

1. Cuando viene sin avisar

Que estás con el bebé que se acaba de dormir, justo cuando te vas a dar una ducha, o en el momento en el que tú también ibas a intentar conciliar un rato el sueño para descansar un poco, y suena el timbre de la calle. Que está abajo, que viene a ver a su nieta... y ya le puedes tú tratar de explicar que no es el momento, que aún te dirá que "soy su abuela, sólo faltaba que tuviera que pedir permiso para verla".

2. Cuando te dice que así es como crió a tu pareja

Cuando te da consejos y más consejos y se da cuenta de que no le estás haciendo caso, o se los rebates. Entonces saca la carta de la experiencia, del "yo crié a no sé cuántos hijos así y entre ellos tu pareja". Y si te enamoraste de ella, señal de que no lo hizo tan mal como madre... vamos, chantaje emocional en toda regla.

3. Cuando te dice que lo coges demasiado en brazos

Que ese niño donde tiene que estar es en la cuna, que no lo cojas tanto, que le dejes, que lo vas a enmadrar, que luego no querrá estar con nadie. Y cuando vas y dejas a tu bebé en la cuna va ella y lo coge, esté despierto o esté dormido. A ella le da igual, es la abuela, no tiene que pedirte permiso para cogerlo, ¿verdad?

O sea, a los niños no hay que cogerlos demasiado en brazos, si eres la madre o el padre. Si eres la abuela sí, el tiempo que haga falta.

4. Cuando te quiere convencer de que lo dejes llorar

Lo mismo, que te ve acudiendo a la mínima que gime o llora y te dice, sin decirlo, que no quiere que se haga dependiente de ti, a ver si luego va a querer estar todo el rato contigo y no con tu pareja o con la abuela. Que le dejes llorar, que no pasa nada, que los niños tienen que hacerse mayores e independientes, que no quiere tener un nieto débil y dependiente todo el día de su madre.

5. Cuando te dice que le das demasiada teta

Que te ve dándole el pecho a menudo, a demanda, vamos, y considera que eso es demasiado. Que no le des tanto, que es cada tres horas, que cuando ella era joven se hacía así y perfecto, hasta que se les iba la leche y entonces todas pasaban al biberón, y no tienes más que ver a los hijos tan preciosos que crió para constatar que lo hizo bien.

6. Dale un biberón, que a mí me fueron fenomenal

Así que como le ve llorar cada dos por tres, como te pide el pecho por todo: cuando tiene sueño, cuando tiene hambre, cuando hay mucha gente, cuando hay poca gente, cuando se divierte, cuando se aburre, cuando es feliz, cuando se asusta... pues resulta que lo que tiene el niño es puro vicio y lo que tienes que hacer es darle biberón, para que él pueda también darle de comer y, si eso, ella también. Porque a ver si no cómo le va a dar de comer cuando te vayas a trabajar (que ella ya da por sentado que se lo queda ella).

7. Cuando te quiere convencer de que vuelvas a trabajar para que se lo dejes a ella

Pegarle a la suegra

Que te va preguntando cada dos por tres cuándo se acaba la baja y no deja de decirte lo buena madre que fue y lo bien que se le dan los niños... vamos, que se vende como candidata mientras te va preguntando por tu madre y te va diciendo lo liada que debe estar la mujer, sin apenas tiempo para nada. Vamos, que ni se te ocurra dejarlo con nadie que no sea ella, que ya le ha dicho a sus amigas y vecinas que lo cuidará.

8. Cuando te dice que ella está muy liada y que no podrá cuidar del bebé

Puede suceder exactamente lo contrario, que sea de las de "a mí me venís a ver, que yo de casa no me muevo", o lo que es lo mismo: "veo a mi nieto si me lo traes, que si no, no lo veo", y encima te echa en cara que nunca la vais a ver. Pero luego, cuando podrías necesitarla te dice que no va a poder, que ella tiene mucho que hacer, que no tiene tiempo, o que está muy enferma, casi al borde de la muerte (exagerando, claro), y que cuando trabajes te busques la vida, porque con ella no puedes contar para nada.

9. Cuando te quiere convencer de que estaría mejor en una escuela infantil

Esto suele suceder si no empiezas a trabajar y te quedas con la niña en casa. Entonces le parecerá mal que no trabajes, que no ganes dinero y que vivas del sueldo de su hijo. Empezará a decir que donde mejor está su nieta es en la escuela infantil, con otros niños, que allí aprenden mucho y que tu hija se está quedando atrás, que conoce a los nietos de sus amigas y son mucho más espabilados.

10. Cuando ya trabajas y te compara con su hija

Entonces, cuando empiezas a trabajar, en vez de decirte que está orgullosa de ti porque eres capaz de trabajar y de cuidar de tu hija, la pillas diciendo que como trabajas su hijo tiene que hacer mucho en casa, que el pobre no para, que está hecho un padrazo, y que la que es de admirar es su hija, tu cuñada, que trabaja más que tú y en casa también hace más que tú.

11. Cuando te dice que ya es muy mayor para llevar pañal

Que los nietos de sus amigas todos lo hacen en el WC desde el año o poco más y el tuyo no. Que esto debe ser culpa tuya, que lo tienes tan enganchado a ti, tan dependiente, que ni siquiera es capaz de hacer un pipi solo.

12. Cuando habla con tu pareja y le convence de cosas

Que tu pareja ha estado con ella comiendo, o simplemente ha pasado por su casa para algo, o han hablado por teléfono, y cuando estáis juntos te empieza a traspasar sus inquietudes en base a lo que le ha dicho su madre. Que "no sé cariño, quizás deberíamos hacer esto, o lo otro...", y miras a sus ojos y ves a su madre diciéndolo todo.

13. Cuando te dice que el bebé no quiere estar con ella por tu culpa

Que se ha acostumbrado tanto a ti que está todo el día "ma-má-ma-má-ma-má" y así para todo, que ni siquiera le da un beso, que al final no sabrá ni quién es su abuela, que el niño no acepta estar con nadie porque lo has hecho así.

14. Cuando te dice cuándo y cómo deberías castigarle

En una de esas comidas familiares tu hijo hace una rabieta, o hace algún desplante a alguien y ella lo considera una falta de respeto y te dice eso de "¿Pero no le vas a decir nada? Deberías ponerle de cara a la pared, o darle un cachete". "Si es que no sé cómo lo estáis educando... me lo dejáis a mí una semana y os lo devuelvo bien educado".

15. Cuando dice que con ella se lo come todo

Los niños tienden a comportarse de manera genuina cuando están con sus padres, y no tanto cuando están con otras personas con quien tienen menos confianza. Por eso suelen comer en el comedor, o en casa de la abuela, cosas que en su casa apenas probarían. Vamos, que en casa de la abuela comen cosas que no les gustan demasiado y ellas se sorprenden cuando se enteran de que en tu casa no: "pues no sé qué comida le harás, porque aquí se lo come divinamente".

¿Y las demás?

Yo he puesto 15 cosas, pero seguro que hay más, porque estoy convencido de que después de estas 15 vosotros comentaréis más situaciones en las que preferirías no tener suegra. ¿Os animáis a contárnoslas? Como mínimo os sentiréis un poco más comprendidos y acompañados, que no es poco.

Foto | iStock, Jenny Lee Silver en Flickr
En Bebés y más | Qué duro es ser padre cuando el entorno no te apoya (I) y (II), Cuando los abuelos se entrometen demasiado‏, Los niños cuidados por los abuelos son más propensos a la obesidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio