Compartir
Publicidad
Publicidad

La genial reacción de un padre después de que su hijo derramara su bebida en una tienda

La genial reacción de un padre después de que su hijo derramara su bebida en una tienda
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Teniendo hijos pequeños, es altamente probable que en alguna ocasión nos hayamos encontrado frente a algún desastre que ellos hayan tenido accidentalmente. A veces, esos accidentes pueden ocurrir en lugares públicos, como una tienda o supermercado. ¿Cuál es la mejor manera de reaccionar ante esto?

Una madre ha compartido una escena que le tocó presenciar dentro de una tienda, en donde un niño derramó accidentalmente su bebida en el piso. La reacción del padre fue tan genial, que ella la ha considerado como "la manera correcta de hacer las cosas".

Tener hijos pequeños puede poner muchas veces a prueba nuestra paciencia, especialmente cuando ocurren accidentes por algún pequeño descuido de ellos. Debemos recordar que ante cualquier situación, tanto fuera como dentro de casa, nuestra reacción ante ellos es muy importante.

Kalynee Marie es una madre de Minneapolis que se encontraba trabajando en el área de cafetería de una tienda de almacenes, cuando fue testigo de una genial y a la vez conmovedora escena entre un padre y su hijo, misma que compartió en una publicación en Facebook.

Acabo de ver a un niño, quizás de unos 6 o 7 años, accidentalmente derramar su bebida en el piso. Hablo de una bebida pegajosa roja y azul en todo el piso, la mesa, en todas partes. El niño volteó a ver a quien asumo es su padre y de inmediato se disculpó. En lugar de enojarse, su padre solo le dijo "Hey, suele pasar. Vamos por servilletas para mostrarte cómo limpiarlo". Entonces tranquilamente fueron por servilletas y él le ayudó a limpiar todo el desastre.

Después, mientras estaban tirando las servilletas a la basura, el padre le dijo al niño, "Vas a ser un ser humano por mucho tiempo, y tienes un cerebro tan inteligente que es muy importante que aprendas cómo ser más atento a lo que estás haciendo. Así que la próxima vez intenta estar seguro de prestar atención a tu alrededor, para que accidentes como éste no sucedan. Accidentes como este pueden prevenirse, pero está bien también si ocurren. Mientras tomes responsabilidad de tus errores, la limpieza será algo sencillo."

No tengo palabras. Esto es ejercer bien la paternidad.

EDITADO PARA ACTUALIZAR: aún están sentados cerca y el padre le dijo: "Sé que los grandes desastres pueden parecer difíciles y puedes sentir que no puedes hacerlo por ti mismo, pero siempre estará bien pedir ayuda. No hay problema en pedir ayuda cuando lo necesites".

Este era el mensaje completo que compartió la madre y que rápidamente se hizo viral, al ser compartido más de 58.000 veces, recibir 98.000 reacciones y pasar de los 4.000 comentarios. La mayoría eran de personas aplaudiendo la reacción del padre mientras que otros compartían sus propias anécdotas con accidentes similares con sus hijos.

Recientemente Kalynne actualizó la publicación, al encontrarse nuevamente a padre e hijo en la misma tienda una semana después. Desde luego, se sintió con la responsabilidad de saludarles y contarle lo que había ocurrido con la publicación. En uno de los comentarios originales comentó cómo se acercó a ellos e incluso compartió una foto junto al papá.

¡ACTUALIZACIÓN!

¡Estoy en la misma tienda donde esto tuvo lugar y los vi de nuevo! Así que desde luego tenía que ir a saludarles.

¡Hablamos por unos 20 minutos! Y esto es lo que sucedió:

Me acerqué a ellos mientras estaban sentados en el área de cafetería comiendo y estaba muy nerviosa. Me presenté y le dije al padre que tenía algo que decirle y de inmediato me invitó a que me sentara con ellos. El nombre del padre es Joe y su hijo es Gus. Le dije que había presenciado el accidente con la bebida la semana pasada y él empezó a reírse y dijo "¡Oh, sí! ¡Ese fue un desastre muy divertido de limpiar!". Entonces le dije que estaba realmente conmovida por la manera en cómo manejó la situación, por lo que me agradeció, pero le dije que había compartido su historia en Facebook y se había hecho viral. ¡El estaba impactado! Dijo "No puede ser... wow". Le dije que esperaba que pudiera ver la publicación algún día y me dijo, "Soy probablemente la última persona que no tiene Facebook", así que le mostré la publicación y los comentarios de todos los que habían aplaudido lo que hizo. Sonrió todo el tiempo y pronto comenzó a tener los ojos llorosos. Empezó a reírse, volteó a ver a su hijo y le dijo: "No siempre estoy calmado, ¿o sí, Gus?". Y su hijo respondió: "¡Oh no!".

Así que empezamos a hablar acerca de lo difícil que es mantenerse relajado en situaciones estresantes como cuando nuestros hijos tienen un berrinche y el dijo: "Creo que a veces es mejor aceptar los berrinches y trabajar a través de ellos con tus hijos en lugar de enojarte.", en lo que desde luego, el tiene la razón.

Continuamos hablando y Gus comenzó a hablar acerca de empezar la escuela, jugar soccer, la familia que vino a visitarlos de California, etcétera. ¡Incluso hablamos de ir a visitar el Museo de Ciencia juntos!

Yo mencioné lo difícil que ha sido para mí como madre cuando se trata de mantenerme paciente con Calvin, y Gus dijo, "¡Sería difícil para mí si me saltara los libros de primer grado y comenzara en sexto año!". Joe se río y dijo, "No creo que debamos hacer eso porque esos libros son un gran recordatorio de las cosas que haz aprendido. Yo sé que aprendo mucho de ellos." Él continuó diciéndome que una de las mejores cosas de ser padre es el ser constantemente recordado de todo lo que has olvidado porque estás tan ocupado siendo un adulto, que comienzas a volverte menos inteligente. Él estaba totalmente en lo correcto.

Seguimos hablando de todos los temas posibles, desde ser padres, hasta béisbol, hasta ir en pijama la tienda porque no te importan lo suficiente como para cambiarte. Quería dejarlos que volvieran a su comida, así que le agradecí a Joe y Gus por permitirme sentarme con ellos, y le di un abrazo a Joe. Me agradeció una y otra vez por acercarme a hablar con él. ¡Estoy segura que volveré a encontrármelos nuevamente!

Leer estas historias siempre nos deja un buen sabor de boca porque nos ayuda a darnos cuenta que no estamos solos cuando se trata de pasar algún momento difícil o complicado con nuestros hijos. También nos ayuda a recordar que esos momentos suelen ser pasajeros, y que lo mejor que podemos hacer es ayudarle y enseñarle a nuestros hijos.

Personalmente me encantó que a diferencia de otras historias similares en las que hemos sabido de estos maravillosos actos a través de testigos que cuentan su relato como Kalynne, ahora tuvimos la oportunidad de conocer al padre, y de que él supiera que hay muchos otros que piensan como él.

Foto | Mike Mozart en flickr
Vía | Bored Panda
En Bebés y más | La historia del padre que encontró la tienda de las paciencias , ¿Te cuesta ser paciente con tus hijos? Una madre comparte un truco para practicar la crianza positiva

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos