Compartir
Publicidad
Publicidad

Historias de madres: "Tu aliento es el aire que yo respiro"‏

Historias de madres: "Tu aliento es el aire que yo respiro"‏
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Queda poco para el día de la madre y, como ya explicamos hace un par de días, iniciamos un ciclo de entradas con la intención de conoceros un poco más y de daros la oportunidad de mostrar qué ha significado para vosotras la maternidad.

La primera historia es una preciosa dedicatoria de Eva a su hijo Eduardo, en la que nos narra cómo vivió, desde dentro, el nacimiento de su hijo y cómo se siente ahora que da su vida por él.

Querido Eduardo:

Nuestro encuentro el 9 de Junio de 2009 no fue fácil, todo empezó en Septiembre de 2008. Tu padre y yo nos fuimos a Valencia a ver el concierto de Madonna y ese fue el principio de esta historia. Fuimos dos y volvimos tres, cuando nos enteramos todo fueron alegrías, pero siempre nos rondaba el miedo de los otros dos abortos que había tenido.

Cuando en la madrugada del 9 de junio me despertaste, yo no tuve miedo, sabia que estábamos bien, nos teníamos el uno al otro y yo daría mi vida por ti. Tu padre era un mar de nervios pero yo, entre contracción y contracción tenía paz, por fin te vería la cara.

Todo fue muy rápido, aunque al ser primeriza todo el mundo decía que sería eterno, yo sabía que no, algo dentro de mí me decía que mi paz y mi seguridad iban a ser buenas para conocernos rápido. Y así fue, a la hora de la comida te tenía en mis brazos, mi ratilla pensé, nuestro lucero.

No pude llorar de alegría, algo me lo impedía, algo me decía que si lloraba, iba a perderme tus primeros segundos, minutos de vida. Desde ese día, tu aliento es el aire que yo respiro, tu sonrisa mi alimento y mi vida no es mía, ese es el regalo de una madre a su hijo, su vida, toda te pertenece. TQ.

Si como madre quieres compartir con nosotros tu historia como ya lo ha hecho Eva, puedes hacerlo enviando el relato a historiasdepadres@bebesymas.com con una o dos fotos (mín. 500 px de ancho) en la que salgas junto a tu hijo o hijos.

La historia debe tener una extensión de entre 5 y 8 párrafos (nos están llegando relatos preciosos, pero demasiado breves).

En Bebés y más | Mamá, cuéntanos tu historia, Historias de padres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos