Compartir
Publicidad
Publicidad

Historias de madres: "sin verlo, ya era lo más importante de mi vida"

Historias de madres: "sin verlo, ya era lo más importante de mi vida"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La historia de hoy, al igual que el resto de historias de madres que nos enviáis y publicamos cada día en el blog, está escrita desde el corazón de una madre enamorada de su hijo. A él le dedica unas bellas palabras repletas de sentimiento.

Él, Manuel, es el protagonista de la vida de María Angeles, quien en un comienzo sintió que su hijo no llegaba en el momento más oportuno, pero luego comprendió cuán oportuna resultó su llegada a este mundo.

Sé que se trata de contar la historia de hijos y madres y así lo haré en cierta manera pero por favor, permitidme que esta historia vaya dedicada a él que es el protagonista; el protagonista de mi vida. Para mi niño, mi Manuel, para él principalmente van dedicadas estas líneas, para que cuando crezca y sepa leer y comprender el importante significado de las palabras, sobre todo de estas que van llenas de amor, sepa cuánto quiere una madre a un hijo, aunque no hay nada más cierto por muy típico que suene que no lo sabrá hasta que él no sea padre. Me enteré de que estaba embarazada casi a los 3 meses y a pesar de que no parecía el momento más oportuno para tener un hijo cuánta felicidad me embargó al conocer la noticia. Pero aún mayor fue vivir su evolución en mi interior pues sin verlo, ya era lo más importante de mi vida. Y tras su nacimiento, la culminación; no cabía en sí de alegría, de amor, de respeto, de cariño, de ternura y de millones de sentimientos más que su padre y yo íbamos a inculcarle. Y paradojas de la vida, pensé que su concepción no tuvo lugar en el momento más propicio pero a los pocos días de tenerlo entre mis brazos me di cuenta de que sí, pues su abuelo paterno se nos iba pronto y joven pero al menos le conoció y en esos pocos días que tuvo le dio a él hasta su último suspiro. Pues mi pequeño tiene ya 5 meses y es mi alegría de vivir; por lo que cada día me levanto con una sonrisa porque sé que él ya refleja la suya para que yo le corresponda.

Agradecemos a María Angeles que haya compartido su relato a través de nuestras páginas y animamos a otras madres a que también lo hagan.

Tenéis que enviarnos un relato durante el mes de mayo de entre 5 y 8 párrafos junto con una foto en la que salgáis junto a vuestro hijo o hijos (min 500 pix de ancho) a historiasdepadres@bebesymas.com.

En Bebés y más | Mamá, cuéntanos tu historia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos