Publicidad

Gwyneth Paltrow en el centro de "la guerra de las madres"

Gwyneth Paltrow en el centro de "la guerra de las madres"
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si a pequeña escala ya sabemos cómo las conversaciones sobre maternidad y crianza pueden hacer que una diminuta bola de nieve desemboque en una avalancha, lo que sucede cuando esas declaraciones las hace un personaje popular e intervienen los medios de comunicación es una auténtica "guerra de madres".

Un término que no me gusta nada pero que intenta definir esos enfrentamientos entre modos distintos de concebir la maternidad, a veces en las antípodas pero, reconozcámoslo, a veces no tan alejados. Esta vez ha sido la actriz Gwyneth Paltrow la que se ha encontrado, sin quererlo, en el ojo del huracán.

Parece ser que unas declaraciones sacadas fuera de contexto (o malentendidas, o mal expresadas...) son el origen de esta avalancha en contra de la actriz, principalmente por parte de otras mujeres.

En una entrevista pareció sugerir que el trabajo de actriz es más duro que el de oficinista y por eso en los últimos años ha tenido que hacer "de oficinista" (refiriéndose a llevar un horario de nueve a cinco) para poder atender mejor a sus hijos pequeños.

Esto ha provocado que se la haya linchado en las redes sociales y en determinados medios, porque parecía que menospreciaba a esas madres que también, con horario de oficinista, desean poder ver más a sus hijos y atenderlos mejor. Y tal vez a las que les gustaría tener los mismos ingresos que la actriz (¿a alguien no?).

Con motivo del Día de la Madre en Estados Unidos, la actriz aprovechó para felicitar a todas las mamás con un artículo (o más bien comunicado por su corta extensión) titulado "Terminando con la guerra de mamás" ('Ending mommy wars') y que en realidad pretende cerrar esta absurda polémica.

Explica que fue hace unas semanas cuando le preguntaron en una entrevista por qué solo había trabajado en una película al año desde que tuvo hijos. Su respuesta fue que el trabajo en el cine lo aleja a uno de casa y necesita 12-14 horas al día, por lo que es difícil encargarse de hacerles a los niños la comida, llevarlos al colegio o acostarlos.

Y que entonces prefería tener un trabajo, digamos, "normal", de oficinista, con un horario fijo y cerca de casa. ¿Para qué? Para ocuparse de sus niños. ¿No es eso lo que importa y lo que deseamos todas y todos al fin y al cabo? Poder estar más tiempo con ellos y cuidarlos mejor.

¿Por qué creemos que nos dicen que lo hacemos mal?

Con un poco de empatía creo que podrían entenderse perfectamente las palabras de la actriz sin necesidad de pensar que menosprecia el trabajo de otras mujeres ni su labor como madres. Creo que renunciar a más películas y más dinero por estar con tus hijos pequeños es encomiable y ojalá lo hicieran más hombres y no solo mujeres.

Ella se sorprende de lo poco que cuesta que las mujeres se sientan atacadas y se linchen entre sí (cuando llevas un tiempo en estos foros ya lo asumes como algo normal), aunque entiende que muchas mujeres tienen sentimientos encontrados sobre el tema de sus trabajos y atender a los hijos. Temas de conciliación no resueltos que nos tocan a todas.

Cuando hablamos de nuestra labor como madres enseguida otras mujeres ven desaprobación en su propia labor materna.

Los comentarios sobre si amamantas más o menos (¿me quieres decir que yo no lo he hecho bien?), dar pecho o biberón, si hemos decidido volver al trabajo o quedarnos en casa a cuidar a los niños... siempre pensamos que indirectamente nos están diciendo que lo hemos hecho mal o podíamos haberlo hecho mejor.

Esto lo vivió ella también hace unos años en una situación similar, cuando le atacaron por sus consideraciones sobre conciliación laboral y familiar en un artículo en su blog.

El caso es que hagas lo que hagas, digas lo que digas en temas de crianza, siempre habrá alguien que no opine como tú y que piense que "le atacas" y por lo tanto salga a la defensiva. Nos sentimos con derecho a opinar inmiscuyéndonos en lo que otras mujeres han decidido que es lo mejor para su familia.

Nos sentimos tentados de aconsejar, predicar, renegar... Pero, ¿somos siempre los que tenemos la razón? Pensando así, desde luego, nos enfrentaremos a cada paso con los demás. No hablamos de verdades universales, no existe la verdad universal para "cómo ser la mejor madre".

En fin, Gwyneth Paltrow se ha encontrado sin quererlo en el centro de la guerra de las madres y es que aunque quieras ser bien claro en tus afirmaciones, aun así serán malentendias... De todas formas, en breve habrá más famosos que sean el blanco de las críticas de medio mundo. Lo que nos gusta criticar... ¡pero que no nos critiquen!

Más información | Goop
Foto | Adam Rifkin en Flickr-CC
En Bebés y más | La dieta bebé: las famosas comen potitos de bebé para mantener la línea, Las madres lactantes contra El Mundo, Lactancia y pecados capitales

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir