Compartir
Publicidad

Guarderías nocturnas en Suecia, ¿son la solución?

Guarderías nocturnas en Suecia, ¿son la solución?
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Suecia es un país de referencia en cuanto al modelo de conciliación laboral y familiar, permitiendo que los padres puedan pasar los primeros años de vida junto a sus hijos gracias a las subvenciones que otorga el gobierno.

Pero recientemente ha salido a la luz una noticia que hace un poco de ruido dentro del modelo, al menos a mí me lo ha hecho. Se han creado guarderías nocturnas en Suecia (algunas ya las había, pero últimamente han proliferado) donde otras personas cuidan de los niños mientras sus padres salen a trabajar durante la noche. Desde luego, es una salida para los padres que no tienen con quien dejar a sus hijos, pero ¿son la solución?

Suecia, un modelo de conciliación

Suecia es uno de los mejores países para tener hijos gracias a sus políticas sociales, pensadas para fomentar la igualdad entre padre y madre y facilitar la conciliación laboral y familiar.

De hecho, cuenta con los permisos de maternidad y paternidad más largos de Europa, con 480 días (16 meses) compartidos entre padre y madre percibiendo el 80% hasta los 390 días. El padre tiene la obligación de tomarse al menos 60 días + 10 días laborables a partir del nacimiento.

Las guarderías nocturnas de Suecia

Están pensadas como una solución para los padres que trabajan de noche. Se cree que debido a la crisis hay puestos de trabajo en horarios poco habituales que son cada vez más solicitados. Por tanto, cada vez más municipalidades en Suecia ofrecen guarderías con servicios nocturnos y de fin de semana. En la actualidad, asisten más de cinco mil niños.

Por otro lado, hay cierta presión impuesta sobre la mujer para salir a trabajar. El año pasado, más del 78% de las mujeres con niños menores de 7 años fueron a trabajar, un porcentaje bastante elevado.

Las guarderías nocturnas son accesibles, cualquier puede solicitarlas, tanto parejas como familias monoparentales, siempre demostrando que tienen un trabajo en horario nocturno.

Como el resto de los servicios de cuidado infantil están subvencionadas por el Estado, y los padres sólo pagan hasta un 3% de su salario, o un máximo de 197 dólares al mes en el caso de los que más ganan.

familia-Suecia

¿Son la solución?

Entiendo que son una buena alternativa para los padres que deben salir a trabajar por la noche y no pueden cuidar de sus hijos. Y está bien que las haya para aquellos que realmente no tienen opción. Pero no veo en ellas una solución, como tampoco la veo en tener que dejar a un bebé de 4 meses en una guardería porque la madre debe salir a trabajar.

Según la ministra sueca de igualdad de género, Maria Arnholm:

"Suecia fue uno de los primeros países en garantizar un aumento del trabajo femenino, y para hacer eso posible, construimos guarderías. Creemos que es importante que las familias combinen la paternidad con el trabajo, y eso no sólo incluye los que trabajan de 9:00 a 5:00 sino también quienes lo hacen fuera de horario regular."

Las familias están encantadas. "No importa si eres rico o pobre, las guarderías públicas hacen posible que todo el mundo tenga la oportunidad de trabajar", apuntan.

En las guarderías nocturnas hay personas cualificadas que cuidan de ellos, los hacen dormir y por la mañana les preparan el desayuno y los llevan a la guardería de día a la que acuden normalmente.

Vale, los cuidan. Pero como madre se lo difíciles que son las noches para los pequeños. Despertares, llantos, mocos, pesadillas, pises, dormir juntos. Se me parte el alma de pensar en dejar a mis hijas al cuidado de otros por la noche, porque hay momentos en los que sólo necesitan de sus padres, como la hora del cuento, el beso de las buenas noches, o cuando se pasan a nuestra cama buscando calor.

A lo mejor soy muy idealista, y apoyo que existan porque entiendo que las guarderías nocturnas serán necesarias para muchas familias, y estarán encantadas con tenerlas dada la situación en la que están.

Pero creo que la solución verdadera estaría en permitir a esas madres y padres acceder a puestos de trabajo diurnos y evitar que deban separarse de sus hijos por la noche.

Tampoco Madeleine Wallin, presidente de la Federación Europea de Padres de Familia, está muy de acuerdo con el modelo. Ella llevó a tres de sus cinco hijos a guarderías públicas, antes de decidir que cuidaría de los otros ella misma. Dice que se vio forzada a llevar a sus hijos a la guardería por el estigma social que existe contra las mujeres que deciden quedarse en casa.

"Pasar horas y horas lejos de los padres resulta muy estresante para los niños. Sólo tienes que ver el lenguaje corporal cuando uno los lleva al pre-escolar.

Suecia es un país caro, de manera que el aspecto financiero fue muy difícil cuando decidí dejar el trabajo, pero lo hice porque estaba hastiada de escuchar que era mejor dejarlos con otra gente."

¿Vosotros qué pensáis sobre las guarderías nocturnas?

Vía | BBC Foto | Morten Liebach y Mads Boedkeren Flickr En Bebés y más | En Suecia hay una guardería a la que no van niños ni niñas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio