Compartir
Publicidad

¿Es bueno que los niños jueguen con pistolas?

¿Es bueno que los niños jueguen con pistolas?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante los últimos años he oído muchos comentarios sobre la conveniencia de que los niños no jueguen con elementos bélicos como pistolas o espadas.

Mi hijo de tres años, sin que le hayamos llevado a este tipo de elementos (por lo menos de forma consciente), en las últimas fiestas de nuestro pueblo ha elegido en el puesto, armas de juguete (además de camiones, figuras de animales y otras cosas). ¿Debería haberme negado a comprárselas?. Voy a exponer la información que he recopilado sobre este tema, a ver qué les parece. Entre los padres hay varios tipos de actitudes que intento resumir en estas tres opciones un poco exageradas.

  • Opción A: Las armas no son un juguete, no te las puedo comprar. Es una opción bastante extendida. Padres y madres que se niegan a que en su casa entre un elemento bélico. La hipótesis es que si protegemos al niño de la idea de violencia que acompaña a las armas, protegeremos su desarrollo de la agresividad desproporcionada.
  • Opción B: Intentamos generar criterio en los niños ofreciéndoles la libertad de que elijan un regalo, si es una pistola nos aguantamos. Esto es un paso a ciegas, nos gustaría que nuestro hijo tuviese como elementos de interés algo creativo o interesante (pinturas, animales, un cuento...) pero nos arriesgamos a que elija algo que no nos guste.
  • Opción C: El sheriff de un pueblo de Estados Unidos organiza un cursillo con niños de 6 años para que aprendan a disparar con pistolas y con armas automáticas. Hay un colectivo de padres en ese país (afortunadamente pequeño) que defiende que si los niños aprenden a utilizar las armas desde pequeños, no las emplearán incorrectamente de mayores. Esto es anecdótico, ya que en España no hay una libre circulación de armas, pero nos puede ayudar a decidirnos.

La opción C es la que más me llama la atención, no porque esté de acuerdo con ella, sino porque en un país tan adelantado como Estados Unidos se siga manteniendo la idea (por un gran sector de la sociedad) de que la tenencia de armas sea un derecho constitucional que aumenta la seguridad ciudadana (¿nadie reflexiona sobre las muertes por arma de fuego, muchas de ellas relacionadas con menores de edad e incluso niños, que se producen en ese país comparadas con las que hay en Europa?). En este país, en el cine y la televisión, la violencia explícita es más aceptada que otras áreas temáticas socialmente controvertidas (como el sexo por ejemplo) y los datos de inseguridad ciudadana no avalan su postura como facilitadores de conductas adaptadas.

La opción A me parece desproporcionada, creo que es reduccionista pensar que la tenencia de juguetes bélicos pueda implicar mayor violencia en los niños. Además, creo que es una postura que no se puede mantener: ¿hasta que edad les podemos proteger?, ¿cómo controlamos los regalos que les hagan?, ¿generará esta postura conflictos hijo-padre innecesarios?.

La opción B creo que es la menos mala, y lo expreso así porque no se me ocurre otra forma de educar que asumir ciertos riesgos en los que hay posibilidad de que las cosas no salgan como queremos pero que es la única forma de que nuestros hijos vayan creciendo como personas.

Como conclusión, creo que debemos de hacer de los juguetes que imitan armas algo normal y evitar señalarlos como elementos especiales, para que así no se queden "fijadas" en la mente del niño. La violencia es algo natural y debemos superar el tabú cultural que supone para nuestra cultura. Las fuerzas del orden, los cuerpos de seguridad del estado y el ejército son los ejemplos más claros de utilización de la violencia de forma estructurante, pero no son las únicas situaciones en las que nuestros hijos se enfrentan a la agresividad. También existe en los patios, en las calles o en los campos de fútbol. Es algo que nos da mucho miedo y que no sabemos como enfrentarnos a ello (¿Quien no ha oído a alguna persona comentando que prefiere que su hijo sea de los que pegan antes que sea pegado?), pero eliminar los juguetes bélicos no va a proteger a nuestros hijos.

Foto | Flickr (Freeparking) En Bebés y Más | Juguetes bélicos, Vivir con armas, ¡Papi, cómprame un Kalashnikov!, Jugar a matar, Jugar a matar (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos