Publicidad

El increíble robo de un bebé captado por las cámaras de seguridad de un centro comercial

El increíble robo de un bebé captado por las cámaras de seguridad de un centro comercial
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

En España existió una trama hace décadas en que se robaban a bebés recién nacidos para decir a sus madres que habían muerto durante el parto. Fue una época horrible que por suerte quedó atrás, pero en la que al menos se hacía de manera que todo tuviera cierta lógica (la madre creía que su bebé había fallecido). Digo esto de la lógica porque ahora siguen existiendo ladrones de bebés, pero lo hacen diferente, a lo bravo, cogiendo el bebé de otra persona y secuestrándolo en un despiste.

Es lo que le ocurrió a una mujer hace unos días en un centro comercial de Pennsylvania, cuando otra mujer se le acercó para entablar conversación, ganarse su confianza, y en un despiste irse con su bebé. Por suerte, las cámaras del centro comercial captaron la escena y pudieron reconstruir todo lo sucedido en un vídeo tan increíble como indignante.

El bebé tenía siete semanas

Qué motivo a la mujer a llevar a cabo semejante fechoría lo desconocemos, pero en el vídeo se ve que en un momento decidió que ese bebé sería para ella. Se detiene, empieza a hablar con la otra madre y a ofrecerle algunas palabras y amistad. La madre, que estaba con sus dos hijos, uno de siete semanas de vida, acepta la invitación a charlar y ahí la culpable va dándole vueltas al momento en que se llevará a su hijo.

Un rato después, cuando la madre se sienta con sus hijos, la secuestradora coge al bebé en brazos en un acto que podríamos considerar normal en muchas mujeres: es habitual que quieran coger a los bebés, tenerlos un rato en brazos, decirles cosas bonitas y acunarles, para finalmente devolverlos a su madre. Por eso la madre no sospecha de ella.

Sin embargo, en un momento en el que la madre dedica más tiempo al mayor, la mujer aprovecha para llevárselo. Ni siquiera necesita correr. Le basta con desaparecer de la vista de la madre y emprender un camino en el que una vez se da cuenta de que le han robado a su bebé, no sea capaz de saber hacia dónde se ha dirigido.

Así es como consigue salir del centro comercial con el bebé en sus brazos.

La policía la detuvo horas más tarde

Por suerte, esta vez le salió mal el plan a la secuestradora, y es que horas después la policía daba con ella. Confesó estar arrepentida por lo que había hecho y pidió disculpas por lo ocurrido. El bebé fue devuelto sano y salvo a la madre, aunque el susto que se llevó ya no se lo quita nadie.

Y ahora qué, ¿debemos desconfiar de todos los extraños?

Pues sí, quizás sí. Y no como para no permitirles que ni siquiera se nos acerquen para hablar con nosotros, pero sí de manera que no nos parezca bien que cojan a nuestro bebé. O como mínimo que si lo hacen nos permita sospechar un poco y de ese modo no quitarles el ojo de encima.

Somos los padres los encargados y responsables de velar por la seguridad de nuestros hijos porque ellos son incapaces de discriminar quién puede ser peligroso y quién no, básicamente porque no saben que hay personas malas en el mundo.

Vía | Minuto Uno
Vídeo | YouTube
En Bebés y más | Una mujer roba un bebé del hospital mientras sus padres dormían, Cómo las redes sociales ayudaron a recuperar a un bebé robado en un hospital, El gobierno introduce nuevas medidas para evitar más casos de bebés robados

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios