Publicidad

Cómo las redes sociales ayudaron a recuperar a un bebé robado en un hospital

Cómo las redes sociales ayudaron a recuperar a un bebé robado en un hospital
4 comentarios

El suceso tuvo lugar hace unos días en Canadá. La pesadilla de toda madre recién parida, de todo padre, que alguien se lleve a tu hijo del hospital.

Esta es la historia de unos padres, un recién nacido, una perturbada mental y tres jóvenes y de cómo las redes sociales ayudaron a recuperar a un bebé robado en un hospital.

Somos muchos los que más de una y dos veces nos hemos quejado del intrusismo de las redes sociales en nuestra vidas, de la falta de privacidad que sufrimos si no tenemos cuidado y de los peligros que esto puede acarrearnos a nosotros o a nuestros hijos.

Pero esta vez ha sido gracias a esa falta de privacidad lo que ha ayudado a unos padres a recuperar a su recién estrenado retoño y a que la mayor de sus pesadillas terminara con final feliz, aunque eso si, el susto me imagino que no se les va a pasar en mucho tiempo.

Los hechos

Mélissa McMahon, y su bebé recién nacido se encuentran en la habitación del hospital, una enfermera entra y le dice que necesita llevarse al bebé para pesarlo. En principio, no hay motivo para desconfiar, es una mujer vestida como el resto de enfermeras del hospital que sólo va a llevarse al bebé un momento para algo rutinario, ¿o no?

Para desgracia de Mélissa ni la mujer era enfermera, ni pretendía pesar al bebé y tal como la falsa enfermera entró en el hospital se fue, tranquilamente y sin levantar sospechas, con un bebé en su regazo. Minutos más tarde que la enfermera se llevara a su bebé Mélissa se dio cuenta de lo que pasaba y dio aviso a las enfermeras, esta vez, a las de verdad.

En segundos el hospital había activado sus protocolos de alarma y todos y cada uno de sus trabajadores se habían puesto a buscar al pequeño. Testigos vieron como un coche de color rojo y una pegatina de "bebé a bordo" y el gracias al circuito interno de cámaras pudieron ver quien era la falsa enfermera que había robado el bebé.

La policía de Quebec activó una alerta amarilla por secuestro y en cuestión de minutos la historia se hizo viral en las redes sociales y la cara de la supuesta secuestradora estaba ya en todas las pantallas.

Lo interesante de esta historia es que cuatro chicas se encontraban esa noche navegando por facebook y vieron la noticia, rápidamente decidieron que saldrían a buscar ese coche rojo que todo el mundo estaba buscando. Era algo que ya habían hecho otras veces (extraño hobby el de los jóvenes canadienses la par que cívico), aunque esta vez no les hizo falta. Una de las amigas reconoció a la mujer de la foto, ¡era su vecina!

Sin perder un minuto salieron hacia donde se suponía que residía la mujer y descubrieron aparcado, cerca de ahí, un toyota rojo con la pegatina bebé a bordo. Como buenos detectives aficionados o más bien, como buenas seguidoras de series policiacas, usaron una vieja llave para entrar dentro del bloque de apartamentos, eso si, antes alertaron a la policía de lo que estaba pasando.

Minutos más tarde la policía asaltaba el apartamento de la mujer y recuperaba a la pequeña Victoria sana y salva, acto seguido y tras comprobar que no había sufrido daño alguno se la devolvieron a sus legítimos y preocupadísimos padres.

Esta vez, podemos decir que, las aveces vilipendiadas, redes sociales han servido como vehículo para hacer que esta historia tenga un final feliz para la pequeña. Su secuestradora está a la espera de las pruebas que certifiquen su estado mental antes de enfrentarse a una larga condena.

"Cuatro personas maravillosas que hemos tenido la oportunidad de conocer al identificar a esta mujer gracias a Facebook. Es la única razón por la que Victoria está en mis brazos ahora mismo", fué lo que publicó en facebook la madre para darles las gracias.

La pregunta es obligada, ¿realmente es tan fácil robar a un recién nacido de un hospital o fue todo un conjunto de errores humanos? Yo siempre he visto bastante seguridad en las maternidades de los hospitales y desde luego, creo que cantaría mucho ver a una enfermera salir con un bebé así como así de un hospital. Quizás sería bueno saber qué pruebas están previstas hacerles a nuestros hijos y que se incluyera en el plan de parto.

¿Pueden las redes sociales ayudar en casos como este? Yo estoy seguro que si. En pocos minutos una imagen estará en miles de ordenadores y habrá dado la vuelta al mundo. Ahora sólo falta que nosotros nos fijemos de lo que tenemos alrededor.

Vía | mamamia.com
Foto | ThinkStock
En Bebés y Más | Facebook y las fotos de madres amamantando a sus bebés, Facebook ya permite que los adolescentes puedan hacer públicas sus actualizaciones

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios