Compartir
Publicidad

El amor de un hermano al vestirse de príncipe para una sesión de fotos con su hermana pequeña

El amor de un hermano al vestirse de príncipe para una sesión de fotos con su hermana pequeña
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los que somos padres de más de un hijo llevamos muy mal cuando los vemos discutir y pelearse (al menos yo, no puedo decir que no me afecte), porque en un instante observas a dos de las "cositas" que más quieres en el mundo, haciéndose daño entre sí. De igual modo, nos apasiona verlos juntos, cómplices, jugando unidos, disfrutando el uno del otro, y a menudo incluso cuidándose.

Por eso es imposible no emocionarse con la historia de esta madre, que decidió explicar lo que había hecho uno de sus hijos, al preparar una sorpresa para su hermana pequeña: vestirse de príncipe para una sesión de fotos.

Mucho más que dos disfraces

Principe2

Viendo las fotos no parece para tanto: dos niños disfrazados posando para una sesión de fotos. Sin embargo, es mucho más.

Según explica su madre, fotógrafa, en un post que se ha compartido en Bored Panda, esta pareja de hermanos son solo dos de sus 7 hijos, pero son los que mejor se llevan entre sí.

Anthony tiene 13 años y podría decirse que no es un niño del todo feliz. Según cuenta su madre, lleva años luchando contra una depresión de la que sale a menudo gracias a su hermana, Belle (Anabel), de 5 años. Ella es todo lo contrario, una niña efervescente sin preocupaciones, extravertida y que emana luz y alegría. Su mejor amigo es él, Anthony, como si ella se fascinara por su seriedad y quisiera arrancarlo de las sombras para hacerle brotar una sonrisa.

Su vínculo llega hasta el punto que él cuida mucho de ella. Ven películas juntos, le deja su skate, y por la noche es él quien la acuesta en la cama, momento en el que la protege de las pesadillas echándole "sal mágica" por su cabeza para que duerma bien.

Ella quería comprar un vestido

La narradora, madre y fotógrafa, acababa de tener a su séptimo hijo cuando pensó que podría ser una buena idea comprar un vestido de princesa (es muy fan de Disney) que la motivara a perder peso tras el parto. Estaba buscando uno en internet cuando Anthony vio un traje de príncipe azul.

La miró y le preguntó si se lo podría comprar. En un momento, se le ocurrió que a Belle le encantaría vestirse de princesa, y que él podría ir de príncipe. En ese instante empezaron a buscar la ropa para ambos, e incluso sus zapatos, a los que sacó brillo como antaño.

Principe3

Imaginad la alegría de ella, la madre, al ver el momento en el que Anthony entró en la habitación de su hermana vestido como un príncipe, llevándole su vestido. Le dijeron que iban a hacer una sesión de fotos para celebrar su cumpleaños, que había sido hacía poco, y ella se vistió tan rápido como pudo.

Fueron a unos jardines cercanos, donde él la llevaba en brazos para que no se le estropeara el vestido, mientras ella se reía y lo abrazaba en cada foto. Se sentía como una princesa y era muy feliz con la sorpresa que le había hecho.

Principe4

A pesar de las lágrimas de emoción de la madre, pudieron acabar la sesión. Volvieron a casa felices, con un vínculo aún más fuerte entre ambos, junto a una madre plena de orgullo y felicidad de ver no sólo cómo se complementan entre sí, sino también cómo se cuidan y parecen estar pendientes el uno del otro, para estar ahí cuando más se necesitan.

Principe5

En Bebés y más | La foto de dos parejas de hermanos gemelos que se ha robado el corazón de todos, Tres hermanos recrean sus fotos de la infancia 18 años después, Cómo criar a los niños para que crezcan felices y no sientan celos por sus hermanos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos