Cómo fomentar el trabajo en equipo en los niños y por qué es positivo hacerlo

Cómo fomentar el trabajo en equipo en los niños y por qué es positivo hacerlo
Sin comentarios

Educar a nuestros niños es una tarea compleja que demanda de nosotros cada vez más habilidades para poder enseñarles a los más pequeños todas las herramientas necesarias para su futuro.

Y dentro de una crianza basada en valores, uno de los aspectos más importantes es el trabajo en equipo. El trabajo en equipo puede ayudar a que tus niños aprendan a ser más colaboradores, empáticos, a saber escuchar y a expresar sus ideas con más claridad.

También les permitirá tener una mente mucho más abierta para aceptar otras opiniones y poder resolver conflictos. Pero, ¿cómo fomentar este trabajo en equipo entre los más pequeños?

Te damos algunas claves y describimos también algunos de los beneficios de esta práctica que pueden aplicar en el juego, en el ámbito académico y, ¿por qué no? En el ámbito laboral cuando sean más mayores.

“El trabajo en equipo es el secreto que hace que gente común consiga resultados poco comunes.”
-Ifeanyi Onuoha-

Cómo fomentar el trabajo en equipo en los niños

Es una tendencia natural de los seres humanos el socializar y el querer formar parte de los grupos, por lo que no resulta sorprendente que el trabajo en equipo sea parte fundamental de nuestro desarrollo.

Sin embargo, hay algunos casos en los que esto se nos complica un poco con nuestros hijos. Si este es tu caso, no te angusties, con estas recomendaciones puedes ayudar a que tus niños aprendan a trabajar en equipo:

Enseña a través del ejemplo

Nada funciona mejor, en el caso de los niños, que enseñarles a través del ejemplo. Nuestros pequeños aprenden más de lo que observan de nosotros que somos sus referentes o modelos, que de lo que les decimos o les enseñan en la escuela.

El juego es fundamental: utilízalo a tu favor

El medio natural de aprendizaje de los niños es el juego. Entonces, utilízalo para enseñarles el trabajo en equipo.

Haz actividades que sean colaborativas y limita al máximo los juegos de carácter competitivo y/o individuales.

Enséñales habilidades

La asertividad y la empatía son herramientas propias de la inteligencia emocional, fundamentales para trabajar en equipo, por lo que resulta de gran importancia que los niños aprendan estas habilidades en casa.

Puedes ayudarles a reconocer sus emociones y a gestionarlas de forma asertiva, al mismo tiempo que les indicas que lo que todos sienten es importante y que por ello, debe ser valorado y reconocido.

Involúcralos en las actividades de la casa

Cuando vayas a realizar cualquier labor en casa, como preparar la comida o lavar la ropa, involucra a tus hijos. Asígnales tareas y explícales que cuando todos colaboramos las cosas funcionan mucho mejor; haz énfasis en lo bien que sienta ayudar.

Fortalece su confianza

Enséñales a tus niños a confiar en ellos mismos y en las capacidades que poseen.

Del mismo modo, indícales lo importante que es también el confiar en las habilidades de los demás, y hazles saber que podemos confiar en sus capacidades para que todos juntos podamos resolver los conflictos que se nos presentan.

Trabaja también en su autoestima y refuérzales mucho.

El deporte en equipo: un gran aliado

Una excelente estrategia, y además muy divertida, para que nuestros niños aprendan a trabajar en equipo, es que practiquen algún deporte (en el que no se compita de forma individual).

Esto les estimulará a desarrollar habilidades interpersonales que les permitan jugar con sus compañeros a la vez que se divierten y aprenden.

“El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos.”
-Michael Jordan-

Beneficios del trabajo en equipo

Como seres sociales que somos, las personas tenemos una tendencia innata a relacionarnos con otros. Y es que es parte de nuestra naturaleza, y de nuestra forma de ser, el tratar de pertenecer a un grupo, de compartir con otros y de trabajar de manera colaborativa.

Entonces, lo natural es sentirnos atraídos por el trabajo en equipo, aunque como ya hemos visto, en algunos casos puede resultar ser un poco complicado, pero nada que no se pueda solventar aplicando las recomendaciones antes mencionadas.

Y es que el trabajo en equipo representa grandes beneficios para tu hijo, entre los que se encuentran:

Mejora las habilidades comunicativas

El trabajo en equipo requiere que aprendamos a comunicar nuestras ideas de manera asertiva, que podamos expresar lo que pensamos y/o deseamos de manera tal que los demás nos puedan entender.

Todo esto al mismo tiempo que demanda de nosotros el tener una buena capacidad para saber escuchar a los demás (la escucha activa). En este sentido, no solo nos referimos a prestarles atención mientras hablan, sino a ir más allá y a tratar de entender realmente lo que nos quieren decir.

Incrementa la eficiencia

Cuando trabajamos en equipo podemos lograr los objetivos planteados con mucha más facilidad, y es que, aquel refrán que reza que: “dos cabezas piensan mejor que una, es una premisa muy acertada.

Así, el trabajo colaborativo permite potenciar las capacidades de los niños para resolver conflictos y ver, desde puntos de vista diferentes, la misma situación (lo que favorece también la flexibilidad cognitiva).

Esto facilita la tarea de realizar un abordaje mucho más acertado para cumplir con la tarea propuesta.

“El trabajo en equipo es la habilidad para trabajar juntos hacia una visión común.”
-Andrew Carnegie-

Fomenta la empatía y la diversidad

Trabajar en equipo requiere de un esfuerzo por comprender a los demás, pues no se trata de llegar a imponer nuestras ideas, sino de llegar un consenso entre todos, comprendiendo a cada individuo.

Este tipo de colaboraciones ayuda a que nuestros niños puedan ponerse en el lugar de los demás y comprender que cada uno de nosotros puede tener un punto de vista específico, unas habilidades o una forma de ver las situaciones diferente a las propias, y que todo eso está bien (y además ¡enriquece!).

“Todos somos diferentes, lo cual es genial porque todos somos únicos. Sin diversidad la vida sería muy aburrida”.
-Catherine Pulsifer-

Mejora las relaciones interpersonales

Cuando nuestros niños trabajan en equipo ponen en práctica sus habilidades sociales para establecer relaciones interpersonales, e incluso llegan a mejorarlas; en algunos casos también pueden adquirirlas de una manera natural.

Tener que compartir con otros niños y ponerse de acuerdo para lograr una meta en común, les será de gran ayuda para practicar y potenciar sus capacidades para crear y mantener relaciones sanas y equitativas entre sus iguales.

El trabajo en equipo y la apertura de la mente

De esta forma, es fácil comprender entonces que, teniendo en cuenta todos los beneficios anteriormente mencionados, resulte muy positivo el trabajo en equipo para que nuestros hijos amplíen su visión de la vida.

Compartir y tener que consensuar para colaborar con otras personas, ayuda a que los niños puedan tener una perspectiva mucho más amplia de cómo funciona todo, e incluso puede ayudarles a tener más herramientas para gestionar la resolución de conflictos.

“La unidad es la fuerza. Cuando hay trabajo en equipo y colaboración, pueden conseguirse cosas maravillosas.”
-Mattie Stepanek-

Fotos | Portada (freepik), Imagen 1 (freepik), Imagen 2 (freepik), Imagen 3 (freepik), Imagen 4 (freepik)

Temas
Inicio