Compartir
Publicidad

Back to the future: también nosotros fuimos niños

Back to the future: también nosotros fuimos niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay pocas cosas que generen sentimientos más puros y nostálgicos que echar la vista atrás mirando vídeos o fotos de nuestra infancia. Sólo mirarlas recordamos aquellos tiempos y aparecen las anécdotas, los recuerdos y las vivencias que antaño nos hicieron felices.

Estos días he descubierto una página en la que la autora, fotógrafa de profesión, se dedica a realizar fotos de adultos emulando las fotos que se hicieron cuando eran niños, ya no sólo en la postura, sino imitando la vestimenta, el fondo, la iluminación, el enfoque,... logrando instantáneas prácticamente idénticas en una colección que ha bautizado como Back to the Future.

Me ha gustado verlo por dos razones: una, que el tiempo pasa ineludiblemente y aunque no lo queramos acabamos siendo adultos y dos, que todos los adultos de hoy fuimos niños y parece ser (o eso creo yo) que muchos lo hemos olvidado.

Cuando hablo de bebés y niños (ahora me centro en mi consulta de enfermero en pediatría) me pongo mucho en su lugar y suelo hacer las recomendaciones según lo que ellos necesitan. Muchas veces lo que los bebés necesitan va en contraposición de lo que los padres quieren y muchos padres se quejan de esto (algo así como el "dame una solución para las noches, que yo tengo que dormir").

En alguna ocasión me han pedido que busque el término medio, aquel que favorece un poco a todos, pero que afecta también un poco a todos, es decir, siguiendo el mismo ejemplo, que atienda a mi niño de noche pero "dejándole llorar un poco para que cada vez me llame menos". Sin embargo no suelo ceder, mi postura es constante: trato de dar voz a los niños y de explicar por qué actúan como actúan (o por qué creo que lo hacen) y de mostrar cuáles son sus necesidades. Luego cada cuál, que haga lo que considere mejor.

Digamos que el ejercicio que yo llevo a cabo es el que deberíamos hacer siempre los adultos: ser empáticos con los bebés y niños para entender cuáles son sus requerimientos, cuáles sus necesidades y para entender que el llanto de los bebés y el de los niños proviene en muchas ocasiones del sufrimiento y del instinto de supervivencia.

¿Qué por qué insisto en tratar de que las personas adultas entiendan a los bebés y los niños y se pongan en su lugar? Pues lo dicho, porque también nosotros fuimos niños y porque muchos hubiéramos agradecido un poco más de comprensión, de afecto y de respeto por parte de las personas adultas.

Como curiosidad, os dejo con un par de fotos más la mar de graciosas:

back-to-the-future-irina-werning2.jpg
back-to-the-future-irina-werning3.jpg

Sitio web | Irina Werning En Bebés y más | Ser papá: el secreto, Para ser buenos padres hay cosas que no pueden faltar, Cómo será tu bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos