Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos colorantes y conservantes alimentarios se relacionan con el trastorno del comportamiento infantil

Algunos colorantes y conservantes alimentarios se relacionan con el trastorno del comportamiento infantil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cada día los padres debemos tener más cura con los alimentos que proporcionamos a nuestros hijos, es preferible proporcionarles alimentos ecológicos aunque puedan resultar en algunos casos más caros, que los diversos alimentos procesados existentes en el mercado.

Una investigación realizada por un grupo de científicos británicos acaba de relacionar algunos de los componentes que se encuentran en determinados alimentos, como son los conservantes o los colorantes, con los trastornos del comportamiento infantil. Estas sustancias que se encuentran en un gran número de alimentos, son consumidas a diario por los niños, los refrescos, las golosinas o las comidas preparadas son algunos de los alimentos que presentan más carga de estas sustancias. Según la investigación, determinadas conductas como pueden ser la escasa concentración o la hiperactividad entre otras, se pueden encontrar relacionadas con la ingesta de los colorantes E102, E124, E110, E122, E104, E129 y un solo conservante, el E211. Un dato que debemos destacar, en Estados Unidos y en los países nórdicos estas sustancias están prohibidas, hay que recordar que la política de los países nórdicos vela encarecidamente por la salud de sus ciudadanos, por algo será que estas sustancias se encuentren allí vetadas.

Sin embargo, en la Unión Europea estos colorantes y conservantes se encuentran legalizados siendo utilizados en un gran número de productos. La FSA (Agencia para la Seguridad Alimentaria del Reino Unido) ha confirmado estos resultados, esto no hará sino enfatizar la lucha de algunas organizaciones que llevan algunos años indicando que el comportamiento infantil mejoraría considerablemente si se eliminaran estas sustancias.

Cuando un determinado producto puede afectar a la salud, éste debería ser inmediatamente supervisado y actuar en consecuencia, desecharlo o aceptarlo, pero lo que no se puede tolerar son las declaraciones de la FSA, que indica que de momento no adoptará medidas hasta que los resultados no se publiquen en una revista científica y este proceso puede tardar bastantes meses.

¿No son estas declaraciones indignantes?

Vía | Discap Net Más información | The Guardian Más información | FSA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos