Compartir
Publicidad

"¿Acaso los padres no existimos?", la denuncia de un hombre que pide cambiadores para bebés en los baños masculinos

"¿Acaso los padres no existimos?", la denuncia de un hombre que pide cambiadores para bebés en los baños masculinos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en día, los padres se encargan de la crianza y cuidado de sus hijos de la misma forma que lo hacen las madres, pero por desgracia, es frecuente que se topen con ciertos detalles que aunque pueden parecer banales o intrascendentes, no lo son en absoluto. Nos estamos refiriendo a los cambiadores de bebés en los sitios públicos.

En más de una ocasión hemos dado voz a padres que han denunciado abiertamente las nefastas condiciones en las que han tenido que cambiar a sus hijos ante la ausencia de cambiadores en los aseos masculinos. Esta vez, la denuncia la hace un padre de Florida (Estados Unidos), que ha compartido unas fotografías en su cuenta de Instagram con las incómodas posturas que debe adoptar cada vez que tiene que cambiar el pañal a su pequeño fuera de casa.

"¿Acaso los padres no existimos?"

"¡Este es un post serio! ¿Qué problema existe para no poder disponer de cambiadores de pañales en los baños de hombres? ¿Es que acaso no existimos? A juzgar por la posición que ya adopta mi hijo cuando me toca cambiarle, está claro que esto lo hago a menudo. ¡Es algo rutinario para él! ¡Solucionen este problema!"

Con esta fotografía y este texto, Dante Palmer, padre de tres hijos, denunciaba públicamente algo que ya han hecho con anterioridad otros padres de familia: la ausencia de cambiadores en los aseos públicos masculinos.

Los hechos tuvieron lugar cuando la familia salió a cenar a un restaurante y Dante se ausentó para cambiar a su bebé. Le acompañó su hijo mayor, que fue quien tiró la fotografía que posteriormente compartió en redes sociales, poniendo de manisfiesto las deplorables condiciones en las que los hombres deben cambiar a sus hijos en los baños públicos.

Dante admite a Love what Matters que esto no es la primera vez que le ocurre, y que la ausencia de infraestructura cómoda y limpia, tanto para el bebé como para el padre, lleva a los hombres a tener que adoptar posturas forzadas para cambiar un pañal, o hacerlo en condiciones poco higiénicas para el niño.

Parece mentira que aún estemos así

Viendo la denuncia de este padre, y de tantos otros que le han precedido, me parece increíble que a estas alturas sigamos así. ¿Tanto cuesta equipar los baños públicos masculinos con un cambiador de pañales?

Es cierto que esta opción empieza a encontrarse cada vez con más frecuencia en los aseos de hombres, al igual que las estancias unisex que tanto el papá como la mamá pueden usar para cambiar al bebé. Pero aún no son la mayoría, ni mucho menos, y siguen haciendo falta denuncias públicas como esta, con el fin de lograr la igualdad en este aspecto.

En nuestro país no hay unas bases legales al respecto, por lo que dependemos de "la buena voluntad" de empresas y organismos públicos a la hora de facilitar el cambio de pañal a los padres. Sin embargo, en la ciudad de Nueva York se aprobó hace pocos meses un proyecto de ley que exige que todos los baños públicos de hombres tengan cambiadores para bebés, con el fin de garantizar a los padres las mismas condiciones de higiene y comodidad con las que cuentan las madres.

Corresponsabilidad y diversos modelos de familia

cambiador

Cuesta creer que en una sociedad igualitaria y con diversos modelos de familia, sigan fallando medidas tan básicas como esta.

Todos tenemos claro que los padres y las madres debemos ocuparnos por igual de nuestros hijos. El término "corresponsabilidad" está a la orden del día, e incluso los partidos políticos son conscientes de ello a la hora de elaborar sus propuestas.

Pero además, es importante recordar que existen diversos modelos de familia, como padres solteros con hijos o padres homosexuales con hijos que no tienen donde cambiar a sus bebés cuando salen con ellos fuera de casa.

Así pues, instalar cambiadores en los baños públicos de los hombres es una necesidad urgente, ya no sólo por la comodidad del padre, sino porque ningún bebé debería tener que ser cambiado en el suelo o en situaciones incómodas para él.

Foto | Dante Palmer

Vía | Love what Matters

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio