11 cosas que papá puede hacer con el bebé para crear un vínculo fuerte desde los primeros días
Ser Padres

11 cosas que papá puede hacer con el bebé para crear un vínculo fuerte desde los primeros días

Desde el embarazo, la madre va creando un fuerte vínculo con el bebé, que se hace tangible tras el parto, un momento en el que tiene lugar una importante conexión entre madre e hijo, gracias a las hormonas presentes durante las primeras horas y días de vida del bebé.

Sin embargo, aunque hablamos siempre del poderoso vínculo entre ellos dos desde antes del nacimiento, papá también puede ir fortaleciendo el suyo con el bebé desde que nace. Te compartimos 11 cosas que papá puede hacer con el bebé para crear un vínculo fuerte desde los primeros días.

Pasar tiempo con él

Desde luego, el primer punto es pasar tiempo con el bebé durante el día (y durante las noches), de manera que comiencen ambos a familiarizarse con la presencia del otro y vaya creciendo poco a poco un bonito vínculo.

Hablarle

Dicen algunos estudios que los bebés reconocen la voz de mamá desde antes de nacer y ésta tiene poderes tranquilizantes, por lo que una forma de establecer una conexión con él desde el inicio es que papá le hable también.

Aunque el bebé aún no pueda entendernos y no sea capaz de responder, hablarle es una parte muy importante para su desarrollo, pues además de ayudarle a reconocernos, beneficia el desarrollo del lenguaje.

Acariciarle

Un bebé se siente seguro cuando sabe que estamos cerca de él, y la mejor forma de hacerlo es a través del tacto. Al hacerle cariños o acariciarle, papá también puede transmitirle calma y un mensaje que el bebé necesita saber: "estoy aquí para ti".

Darle un masaje

En la misma línea del punto anterior, otra cosa que papá puede hacer para fortalecer el vinculo con su bebé desde los primeros días es darle masajes suaves. Puede comenzar por algo pequeño, como masajeando suavemente sus piecitos, para más delante hacer un masaje completo. Aquí te dejamos indicaciones para hacer un masaje relajante para bebés, paso a paso.

Leerle

Desde que nace, papá puede comenzar una bonita tradición con su bebé: leerle cuentos. Nunca es demasiado temprano para comenzar a leerle a los bebés, y además de que una lectura tranquila ayudará al bebé a relajarse, este momento será sin duda uno muy emotivo y lindo de recordar para ambos.

Sonreírle

Como lo mencionamos cuando hablamos del desarrollo emocional de los primeros meses del bebé, la sonrisa es una de las primeras conductas sociales, relacionadas con emociones, que nuestro hijo nos devolverá de manera voluntaria.

Sonreírle y corresponderle sus sonrisas es una de las maneras más bonitas y divertidas en las que podemos favorecer el vínculo con él.

Hacer piel con piel

Aunque siempre que hablamos del contacto piel con piel -también conocido como "método canguro"- lo hacemos refiriéndonos a la madre, papá también puede hacerlo.

De hecho, es una de las cosas más recomendables para crear un fuerte vínculo con el bebé, pues de este modo el bebé comienza a reconocer a papá a través de sus sentidos: sintiendo su piel, identificando su olor, escuchando los latidos de su corazón y relajándose con el suave movimiento de su respiración.

Portearle

Una de las cosas que más se asemeja al piel con piel es el porteo, que sin duda también papá puede hacer. Portear al bebé, además de mantenerle cerquita de nosotros, proporciona calor, seguridad, confort, protección y amor para él.

Involucrarse en sus cuidados

Salvo dar el pecho, los padres pueden hacer prácticamente todo lo que hace la madre. Involucrarse en la crianza y cuidados del bebé desde que nace, no solo es parte de una paternidad responsable, sino que además nos ayuda a crear esa poderosa conexión entre padres e hijos.

Alimentarle, vestirle, cambiarle el pañal, arrullarle, bañarle y dormirle, son ejemplos de algunas de las cosas que papá puede hacer con su bebé desde que nace y pueden ayudarle a conectar con él diariamente.

Jugar juntos

Además de ser una manera divertida de establecer una bonita conexión entre papá y bebé, el juego de los padres en particular suele ser diferente al de las madres, y de acuerdo con algunos estudios, aporta beneficios importantes a los hijos durante los primeros tres años de vida.

Dar paseos

Finalmente, una actividad que sin duda ambos disfrutarán mucho: salir a dar paseos juntos. Además de convertirse en un tiempo entre papá y bebé, salir juntos de paseo ayuda a que el bebé se relaje, respire otros aires y además tenga un ratito la luz del día y la luz del sol en la piel (que es necesario para la síntesis de vitamina D), y a mamá a tomar un tiempo para ella o descansar.

Foto de portada | iStock

Temas
Inicio