Compartir
Publicidad

¿Se considerará negligencia la obesidad de los hijos?

¿Se considerará negligencia la obesidad de los hijos?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace apenas cuatro meses conocíamos el caso de un niño británico que con 8 años pesaba 90 kilos y que esto podría ser motivo para que le quitaran la custodia a su madre, por no alimentar a su hijo de forma adecuada, finalmente no tuvo un desenlace tan tremendo, pero este tipo de situaciones alerta al personal sanitario que está valorando la posibilidad de tratar como negligencia la obesidad infantil.

Según algunos pediatras británicos, un niño obeso no está recibiendo la alimentación y la atención adecuada, los padres de estos niños están atentando contra su salud y su vida, de ahí que piensen que un niño que es obeso por una mala alimentación, es una situación de abandono por parte de los padres.

Se consultaron a unos 50 doctores británicos y éstos afirmaban que los menores sufrían las consecuencias de la dejadez de sus padres, rememora la situación de una niña de diez años que sólo puede caminar con la ayuda de un bastón por culpa de su excesivo peso, sus padres la están matando lentamente, afirma, pues la alimentan con patatas fritas y alimentos ricos en grasas. Este es un ejemplo de los casos en los que los especialistas estarían de acuerdo en considerar la negligencia paternal. Como este caso hay muchos, los niños no son conscientes de lo que les sucede, ni siquiera se imaginan que si sus padres les educaran y le alimentaran adecuadamente, podrían evitarse muchos problemas de salud y los impedimentos que éstos acompañan.

A finales de este mes, la Asociación Médica Británica debatirá sobre si las autoridades deberían actuar contra los padres que provocan la obesidad de sus hijos. Uno de los doctores comenta, “Tanto a mis colegas como a mí nos preocupó el hecho de que existen discrepancias en la forma en la que la sociedad, la profesión médica y los tribunales tratan a un niño obeso con relación a cómo lo hacen con un niño desnutrido”.

Realmente los padres somos responsables de proporcionar a nuestros hijos una alimentación equilibrada y variada, complacerles con caprichos alimenticios no es hacerles felices, estamos jugando con su salud, ellos no son conscientes, pero nosotros si.

¿Estarías de acuerdo en que los padres fueran juzgados por la educación nutricional y alimentaria que proporcionan a sus hijos?

Vía | Terra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos