Publicidad

Queda demostrada la relación entre la contaminación y el bajo peso al nacer

Queda demostrada la relación entre la contaminación y el bajo peso al nacer
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Cada vez más niños nacen prematuros y cada vez más niños nacen a término con bajo peso (menos de 2,5 Kg). Esto es un problema para los bebés, que tienen más riesgo de padecer enfermedades respiratorias y otras enfermedades durante la vida, así que la ciencia está tratando de encontrar cuáles son las diferentes causas que hacen que esta tendencia esté aumentando para tratar de dar la vuelta a la tortilla.

Una de las cosas en las que difícilmente se pueda actuar, pero que se ha visto que afecta, es en el medioambiente. Vamos, que o cambia mucho la sociedad, que no creo, o nos vamos al campo, que tampoco creo. Sin embargo es una de las razones del aumento de bebés con bajo peso al nacer y un estudio reciente en el que han participado más de 74.000 mujeres embarazadas de diversos países confirma que está relacionado con la contaminación.

En el estudio se calcula que por cada aumento de cinco microgramos por metro cúbico en la exposición a partículas en suspensión que tengan un diámetro inferior a 2,5 micras (PM2,5), el riesgo de bajo peso al nacer aumenta en un 18%. El límite actual de calidad del aire está fijado en 25 microgramos por metro cúbico, sin embargo se ha visto que ese aumento de riesgo también se produce cuando el aire está por debajo de ese límite. O sea, que el aire se consideraría de calidad, al no llegar a esos 25 microgramos, pero el riesgo de bajo peso estaría aumentado.

Las partículas inferiores a PM2,5 se encuentran en las emisiones de los vehículos de motor y en los contaminantes atmosféricos, que pueden encontrarse sobre todo en las áreas urbanas. Las 74.000 embarazadas estudiadas estuvieron expuestas a valores medios de esas partículas que van desde los 10 microgramos hasta casi los 30, superando el nivel máximo de calidad de aire.

Los investigadores aseguran que si todas las mujeres se situaran en los 10 microgramos se conseguiría prevenir el 22% de los casos de bebés nacidos con bajo peso pasadas las 37 semanas de gestación. No es el primer estudio que sugiere algo así, pero sí es el estudio más importante hasta la fecha, al contar con una muestra extensísima.

Como soluciones, pues ya sabéis, o mejoran la calidad del aire o todo seguirá igual para las embarazadas que vivan en las ciudades, que se decía que aquí teníamos bebés más pequeños por el estrés, la ansiedad y el ritmo frenético en que vivimos inmersos y mira, falta de razón no tienen, pero hay otras causas que no dependen de las mujeres, como ésta, muy relacionada con el lugar en el que viven.

Vía | Europa Press, Estudio en The Lancet Respiratory Medicine Foto | Frank de Kleine en Flickr En Bebés y más | Los niños, más vulnerables a la contaminación atmosférica, La contaminación está afectando a la leche materna y a la calidad del semen del bebé, ¿La contaminación afecta a la inteligencia de los niños?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir