Compartir
Publicidad

Para la gastroenteritis: rehidratación oral

Para la gastroenteritis: rehidratación oral
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Como muchos padres ya habrán notado, estamos en época epidémica de gastroenteritis aguda (GEA) por el temible virus llamado rotavirus. Éste es digamos, el bicho más pesado para las GEAS, ya que provoca episodios más largos y persistentes de vómitos, diarrea y fiebre

¿Qué hay que hacer si el peque empieza con GEA? Lo primero, no asustarse. Es una patología super común y muy contagiosa. A menudo se presentan familias enteras afectadas a la vez, ya que es de contagio oral. Y lo segundo : Hidratación.

En cuanto a la alimentación, lo ideal es no modificarla en nada, aunque se tenga la idea de que lo mejor es el arroz y el jamón york. Ojito con los zumos y las bebidas muy azucaradas como la coca-cola, que pueden empeorar la diarrea.

Las GEAs en sí no son enfermedades peligrosas, lo único que pueden producir si no se insiste bien en los líquidos, es la deshidratación y todo lo que ello conlleva. Los síntomas de deshidratación, son los que marcan que hay que ir al médico, y son: sequedad de mucosas (ojos, boca...) y de piel, menos cantidad de pis, aumento de la sed, ojos hundidos, irritabilidad y postramiento llamativo.

Se ha demostrado que la rehidratación oral es igual o más eficaz que la intravenosa. Por eso en el servicio de urgencias se da a los papás un vasito de suero oral (muchas veces con sorpresa de éstos). La rehidratación oral consiste en aportar las pérdidas de líquido de los vómitos y la diarreas. Primero se dan dosis altas de cualquier suero oral hiposódico para volver a hidratar (entre 50-100 ml por kilo de peso, en función del grado de deshidratacion del niño) Despúes hay que dar suero con cada vómito o diarrea para evitar que se vuelva a deshidratar.

El suero se da en dosis pequeñas para evitar el vómito, 3-5 ml cada 5 minutos, con una cuchara o una jeringa. La cantidad aproximada varia en función del peso del niño, unos 10 ml por cada kilo de peso. La rehidratción intravenosa se debería dejar para los casos de deshidratación extrema.

¡Si os fijais, si se aporta 5 ml (1 cucharadita) de suero oral cada minuto, se administran: 300 ml/hora!

En Bebés y más | Cómo reconocer la deshidratación En Bebés y más | Diarrea, el peligro de la deshidratación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos