Compartir
Publicidad

Un padre se tatúa la misma cicatriz de su hijo, operado del corazón, para demostrarle que no hay que avergonzarse

Un padre se tatúa la misma cicatriz de su hijo, operado del corazón, para demostrarle que no hay que avergonzarse
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué no haría un padre por su hijo? Todo lo que sea posible e incluso un pasito más. Y este es otro emotivo ejemplo de lo grande que puede llegar a ser un corazón paterno.

Joey, quien ahora tiene seis años, vive en Beverley (Yorkshire, Reino Unido). Nació con estenosis aórtica supravalvular, una grave enfermedad que le daba pocas probabilidades de sobrevivir. En mayo fue sometido a una arriesgada operación a corazón abierto de más de ocho horas de duración que ha logrado superar.

Pero el recuerdo que le ha quedado en su pecho le aporta cierta inseguridad. Su padre, Martin Watts, quien prometió apoyarle siempre, se ha tatuado la misma cicatriz de su hijo en el pecho para demostrarle que no solo no tiene que avergonzarse, sino que tiene que mostrarla con orgullo, porque gracias a ella sigue viviendo. Y parece que el pequeño ha aprendido la lección.

Guerreros del corazón

Esta muestra de solidaridad paterna, que incluye también otro tatuaje del cardiograma de su hijo, con los nuevos latidos de su corazón, ha servido para ayudar al pequeño y también como colaboración desinteresada con la Fundación Children’s Heart Surguery (CHSF).

Martin y Joey lucen las dos 'cicatrices' sin pudor, tanto en casa como en la piscina. Así lo ha explicado el orgulloso papá y su mamá, Leanne a Unilad, "todos estos guerreros deben estar orgullosos de sus cicatrices y de todo lo que logran en la vida".

"No es fácil que un niño de seis años o cualquier otro se someta a este tipo de cirugía. Cuando Joey vio la cicatriz, él solo dijo ‘¿es aquí donde me cortaron para arreglar mi corazón?’. Le hemos dicho que debería ser algo de lo que no debería avergonzarse".

Además, su gesto cómplice les ha servido para participar en la campaña #ScarSelfie, que tiene como objetivo potenciar y celebrar la valentía de los pacientes con cardiopatías congénitas que presentan cicatrices después de los procedimientos quirúrgicos.

Según informa la fundación promotora en Facebook, “entendemos perfectamente que mostrar una imagen de cicatriz es una decisión muy personal y no es apta para todos. Sin embargo, hemos hecho esta campaña otros años y conocemos el mensaje positivo que trae”.

El defecto cardíaco raro de Joey, causa el estrechamiento del gran vaso por el cual la sangre del corazón no llega al resto del cuerpo. Había una posibilidad entre diez de sobrevivir y, afortunadamente, la superó con éxito.

Pero tal como explica su madre, Harley, el hermano mayor de Joey también padece la misma malformación, y seguramente pasará por el quirófano este mismo año. Al pequeño se lo detectaron a las 28 semanas de embarazo, mientras que el mayorfue diagnosticado cuando tenía 14 semanas de vida.

"Me dijeron que ambos podrían fallecer en cualquier momento, que si no intentábamos hacer algo ahora, sería inevitable más adelante".

Por suerte en el caso de Joey todo ha salido bien y merece un reconocimiento como el gran guerrero del corazón que es.

Fotos | Facebook Children's Heart Surgery Fund

En Bebés y Más | Unos padres se tatúan las manchas de nacimiento de su hija, ¿un bonito gesto o absurdo?, Este padre se ha tatuado el cuerpo con dibujos de su hijo desde que tenía cuatro años

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio