Publicidad

Mascarillas en niños: cuándo y cómo deben usarlas

Mascarillas en niños: cuándo y cómo deben usarlas
Sin comentarios

Si bien al comienzo de la crisis se recomendaba no utilizar mascarilla y reservarlas para sanitarios y para las personas enfermas que realmente las necesitaban, la recomendación actual es la del uso generalizado para salir a la calle y también lo será, previsiblemente por un tiempo, cuando acabe el confinamiento.

Se habla del uso de mascarillas en adultos, pero qué pasa con los más pequeños: cuándo y cómo deben usar mascarillas los niños.

Cuándo usar mascarilla

Actualmente, el Ministerio de Sanidad recomienda el uso generalizado de mascarillas para salir a la calle. De momento, los niños no deben salir a la calle, salvo en casos en los que está permitido como niños con autismo, con TDAH o niños con alteraciones conductuales.

También pueden en el caso en que el padre o madre deban salir a hacer la compra o al médico y no tengan con quién dejar al menor en casa. En estos casos, cuando no se puede garantizar una distancia de seguridad, los niños tienen que llevar mascarilla en público.

Por su parte, la OMS no recomienda el uso generalizado de mascarillas, pero sí para -además del uso sanitario- personas infectadas con Covid o con síntomas como tos y/o estornudos. Por tanto, si el niño presenta síntomas es conveniente que la lleve en casa para evitar que contagie. La mascarilla quirúrgica no protege del contagio, pero evita la diseminación del virus (a través de las gotitas que se expulsan al toser, hablar o estornudar) que puede contagiar a otros.

El uso de mascarillas en niños

No hay demasiada información sobre el uso de mascarillas en niños. La única relevante es la de los CDC (Centros para el control y la prevención de enfermedades en Estados Unidos), que advierte que los niños menores de dos años no deben utilizarlas por el riesgo de asfixia. Tampoco deben usarlas personas con dificultad para respirar o que esté inconsciente, incapacitada o imposibilitada por algún motivo para quitarse la cubierta de la cara sin asistencia.

A partir de esa edad, este organismo recomienda que todas las personas de dos años o más usen una mascarilla (aunque sean caseras) que cubra su nariz y boca cuando salen y se mueven por su comunidad.

En el caso de niños pequeños, digamos entre dos y cinco años, que no toleran llevar mascarilla o niños que no son capaces de usarlas adecuadamente aunque se lo expliquemos, habrá que reforzar las medidas de prevención como el lavado de manos y la distancia social.

Algo en lo que todos las sociedades sanitarias coinciden y que hay remarcar, es la falsa sensación de seguridad que pueden proporcionar las mascarillas, cuando realmente las medidas más eficaces para evitar la propagación del virus (y más especialmente en el caso de niños) es el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón, y mantener una distancia mínima de seguridad.

¿Sirve una mascarilla casera?

La mejor es la mascarilla quirúrgica, llamada así porque es la que se utiliza en quirófano para impedir expulsar gotas (al hablar, toser o estornudar) sobre el paciente. O mejor aún lo son las de mayor protección con filtro de partículas. Pero ante la escasez de otro tipo de mascarillas, es mejor una casera que nada.

De hecho, el propio Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España publicó una guía de fabricación de mascarillas caseras, especificando materiales y patrones para su confección artesanal.

Hay un tutorial especial para la confección de mascarillas caseras para los más pequeños, con medidas adaptadas para niños de 3 a 12 años. Podéis verlo aquí.

mascarilla niños Fuente: Ministerio de Industria, Comercio y Turismo


Cómo usar correctamente una mascarilla

Las recomendaciones de uso para los pequeños son las mismas que las del público en general. Solo que en el caso de los niños, su colocación y uso deben estar siempre supervisados por un adulto, para evitar que se la toquen o quieran retirársela a cada rato.

  • Primero, lavarse las manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón antes de manipular la mascarilla.
  • Al colocarla, hay que asegurarse que cubra bien la boca y la nariz y ajustarla a la superficie nasal. (Si no tenemos tamaño para niños y las gomas quedan muy largas, se puede hacer un nudo para un mejor ajuste).
  • Una vez puesta, evitar tocarla. Es especialmente difícil en el caso de los niños, así que se toca, debe lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón
  • Para retirarla, hacerlo siempre de las tiras de sujeción o gomas. Nunca hacerlo de la parte delantera.
  • Reemplazar la mascarilla con frecuencia (un periodo máximo de uso de 4 horas), y siempre que esté sucia o húmeda.
  • Si se retira durante ese periodo (para comer, por ejemplo) se debe almacenar temporalmente o se cuelga para ofrecer el menor contacto posible, y se vuelve a colocar según las instrucciones.
  • No se debe colocar en una posición de espera en la frente o debajo de la barbilla durante y después del uso.
  • Tras su uso, desecharla inmediatamente a un contenedor cerrado. No reutilizarla.
  • Lavarse las manos después de retirarla.
mascarilla-ninos Fuente: Ministerio de Industria, Comercio y Turismo


Más sobre coronavirus y niños:

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios