Leucemia en bebés y niños: tipos y síntomas del cáncer infantil más frecuente

Leucemia en bebés y niños: tipos y síntomas del cáncer infantil más frecuente
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Es muy duro hablar de cáncer y niños, enseguida uno se pregunta ¿por qué los niños?, pero es una realidad que debe hacerse visible para así contribuir en su lucha.

Hoy se celebra el Día Internacional del Cáncer Infantil y queremos sumar nuestro granito de arena para dar a conocer la leucemia, el cáncer infantil más frecuente.

¿Qué es la leucemia?

La leucemia es un tipo de cáncer de las células de la sangre y de la médula ósea. Los niños con leucemia tienen muchos leucocitos inmaduros que impiden la fabricación de los leucocitos normales y de las otras células de la sangre (leucocitos, glóbulos rojos y plaquetas).

La leucemia en niños y en adultos es muy diferente. La leucemia en niños es una enfermedad del desarrollo; en el caso de los adultos, se trata de alteraciones moleculares asociadas al envejecimiento.

Según la Fundación Josep Carreras, cada año se diagnostican 1.200 cánceres en niños, unos 350-400 son leucemias y, de estos, más de 150 afectan a menores de cuatro años. Veamos algunos datos importantes sobre la leucemia:

  • Es el cáncer infantil más frecuente: el 30 por ciento de los cánceres en niños son leucemias, de los cuales el más habitual es la leucemia linfoblástica aguda de tipo B (LLA-B).
  • El 11 por ciento de los casos se dan antes del primer año de vida pero la mayoría, el 64 por ciento, entre el año y los 9 años.
  • Hay muchos subtipos de leucemia con tratamientos y pronósticos radicalmente diferentes, así que es poco conveniente hablar a grandes rasgos. Sí podemos decir que en la actualidad 8 de cada 10 niños y 5 de cada 10 pacientes adultos se curan.
  • La investigación y los índices de curación han mejorado muchísimo en los últimos 30 años. La leucemia linfoblástica aguda B infantil es, hoy en día, uno de los cánceres más curables. De hecho, muchas de las mejoras en los tratamientos de adultos proceden de los protocolos de tratamiento pediátricos. De todos modos, todavía son muchos los pacientes que perdemos. Esto se debe, en parte, a las complicaciones derivadas de la inmunodeficiencia y del trasplante de médula ósea, intervención obligada en bastantes casos.
Dos de cada diez niños no superan la enfermedad. Tres de cada cuatro niños necesitan un trasplante de médula ósea de un donante no emparentado, ya que no tienen un familiar compatible.

Detrás de la leucemia, el tipo de cáncer infantil más frecuente es el cáncer cerebral, los linfomas y los tumores sólidos como el neuroblastoma y el tumor de Wilms.

Tipos de leucemia en niños

La leucemia en los niños puede ser aguda (las células cancerosas crecen rápidamente) o crónica (las células cancerosas crecen lentamente). La mayoría de los tipos de leucemia en los niños son agudas.

Entre las agudas podemos encontrar:

  • La leucemia linfocítica aguda (LLA) o leucemia linfoblástica aguda: es el tipo de leucemia más común en los niños, alrededor de 3 de 4 leucemias en niños son LLA. Los niños con LLA producen demasiados linfoblastos (células de linfocitos inmaduros). Estas células impiden el crecimiento del resto de células de la sangre. Los linfocitos pueden ser de dos tipos, B y T. Según los linfoblastos se originen de células B o T, la LLA se denominará de LLA- B o LLA- T.
  • La leucemia mielógena aguda (LMA) es el segundo tipo de leucemia más común en los niños. Se produce cuando el cuerpo produce demasiados blastos mieloides inmaduros (células mieloides inmaduras).
  • La leucemia de linaje híbrido o mixto es un tipo de leucemia poco común en el que un niño tiene tanto LLA como LMA.

Entre las crónicas podemos encontrar:

  • Leucemia mielógena crónica (LMC). Este tipo es raro en los niños. Hace que el cuerpo produzca demasiadas células mieloides (diferentes tipos de glóbulos blancos, incluidos los neutrófilos y las células que se convierten en neutrófilos, como los mielocitos y otros).
  • Leucemia linfocítica crónica (LLC). Este tipo casi nunca se ve en los niños. La LLC hace que el cuerpo produzca demasiados linfocitos.
  • Leucemia mielomonocítica juvenil (LMMJ). Se trata de una leucemia poco frecuente que se presenta típicamente en el primer año de vida con un recuento de glóbulos blancos elevado (más alto de lo habitual), plaquetas bajas y un bazo agrandado (un órgano cercano al estómago que ayuda a controlar los niveles de las diferentes células sanguíneas). Con el tiempo, las células blásticas mieloides desplazan a las células sanguíneas normales de la médula ósea.

Síntomas de cáncer en niños

leucemia-cancer-infantil

La leucemia se origina en la médula ósea, lugar donde se forman nuevas células sanguíneas. Los síntomas de la leucemia a menudo son causados ​​por problemas en la médula ósea.

A medida que las células leucémicas se acumulan en la médula, pueden sobrepasar en número a las células sanguíneas normales. Como resultado, un niño puede que no tenga suficientes glóbulos rojos, glóbulos blancos ni plaquetas normales.

Estas carencias se manifiestan en las pruebas de sangre, pero también pueden causar síntomas. Las células leucémicas también podrían invadir otras áreas del cuerpo, lo cual también puede causar síntomas como:

  • Sensación de cansancio
  • Debilidad
  • Sensación de frío
  • Mareo o aturdimiento
  • Dificultad para respirar
  • Piel más pálida
  • Infecciones frecuentes que no desaparecen o contraer una infección después de otra.
  • Fiebre, a menudo es el principal signo de infección. Sin embargo, algunos niños pueden presentar fiebre sin tener una infección.
  • Tendencia a presentar fácilmente moretones y sangrados
  • Sangrado nasal frecuente o severo
  • Sangrado de las encías
  • Dolor de huesos o de articulaciones
  • Hinchazón del abdomen
  • Pérdida de apetito y de peso
  • Ganglios linfáticos hinchados
  • Tos o dificultad para respirar
  • Hinchazón en la cara y los brazos
  • Dolores de cabeza, convulsiones y vómito
  • Erupciones en la piel, o problemas en las encías

"Mi peque tiene leucemia"

Cuando llega el diagnóstico, es un noticia muy dura y desconcertante para los padres. Invaden los temores y la angustia, a la vez que quieren demostrarles fortaleza a sus hijos, para poder vencer juntos la enfermedad.

Meri, madre de Lucía, de 5 años, cuenta cómo vivió ese momento:

"El momento del diagnóstico es brutal. Te lo dicen y te quedas en shock. Me acuerdo de que le dije a la doctora: ‘Espera, quiero volver a dormir y despertarme porque esto es una pesadilla’. No sabes reaccionar".

Pero también destaca que los pequeños tienen una gran capacidad para asumir lo que les está pasando sin perder el ánimo.

"De repente Lucía se despierta y tiene un catéter en la femoral y dice ‘Jo, ¡qué rollo!’ pero asume perfectamente que no podrá moverse o andar. Y con una sonrisa sigue jugando”.

La brecha económica del cáncer

Según la OMS, en los países con ingresos altos, aproximadamente el 85 por ciento de los niños con cáncer se van a curar de su enfermedad, con nulas o mínimas secuelas en la mayoría de los casos.

El pronóstico es bastante peor para los niños con cáncer de los países con ingresos medianos o bajos, y ello es debido a varios factores, tales como: el diagnóstico tardío del cáncer, que conlleva niveles más bajos de eficacia de los tratamientos; las carencias de los hospitales, desprovistos de los medicamentos y suministros adecuados; el padecimiento de otras enfermedades en el paciente; y la falta de conocimientos sobre el cáncer entre los dispensadores de atención primaria.

El cáncer infantil se investiga poco puesto que, por el poco volumen de casos de cada tipo de cáncer, no es rentable para muchas empresas farmacéuticas.

Los bebés también tienen leucemia

Desde la Fundación Josep Carreras han convertido la historia de Gabriel, un bebé con cáncer, en un cuento infantil ilustrado: el cuento de "El bebé forzudo".

Libro El Bebe Forzudo

En él podemos encontrar la historia del pequeño y su madre Almira, dos maneras maneras de contar la lucha de un imparable de tan solo un año contra la leucemia infantil. Se puede conseguir en su tienda solidaria y los fondos que se recauden con la venta del cuento irán destinados a tres proyectos de investigación sobre leucemias infantiles.

Este año de pandemia, presentan además el documental "Los bebés también tienen leucemia”, en el que podemos conocer el día a día de siete madres que viven el diagnóstico y la enfermedad de sus hijos.

En Bebés y más | "Sufres cuando lo pasan mal y te alegras infinitamente cuando les ves bien", hablamos con Jesús, que trabaja como voluntario con niños con cáncer

Temas
Inicio