Compartir
Publicidad
Publicidad

Las leches enriquecidas pueden reducir la morbilidad infantil

Las leches enriquecidas pueden reducir la morbilidad infantil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El pasado mes de noviembre, la revista online British Medical Journal nos mostró un estudio en el que afirman que las leches de fórmula, leches de crecimiento o leches enriquecidas para niños, fortalecidas con zinc, hierro, selenio, cobre, vitaminaA, vitamina C y vitamina E, pueden ayudar a reducir la morbilidad infantil en los países en desarrollo, reduciendo la incidencia de enfermedades respiratorias agudas, diarreas, etc.

Un 30% de la población mundial padece déficit de vitamina A, hierro o yodo, otros nutrientes como el zinc, el calcio, el ácido fólico, son más escasos en la población en vías de desarrollo. Todas estas carencias, sobre todo las de hierro, colaboran negativamente en el desarrollo psicomotriz de los niños, que de no ser corregidas pronto, se convierten en irremediables. El estudio realizado por investigadores de la Facultad de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg y del Centro de Investigación de Micronutrientes de la Universidad Annamalai de La India, evaluó a niños de entre 1 y 4 años de edad del Norte de India. De los 633 niños estudiados, 316 recibieron leche enriquecida y los 317 restantes, recibieron la misma cantidad de leche pero sin enriquecer.

Los resultados del estudio mostraron que los episodios de diarrea en niños que recibieron leche enriquecida eran un 18% inferior que los que recibieron leche sin micronutrientes específicos, mientras que la pulmonía estaba presente en un 26% menos en los niños que mantenían una alimentación con leche enriquecida. Además, los niños que enfermaban, gracias a la leche enriquecida acortaban el periodo de enfermedad.

La malnutrición infantil es una grave amenaza para la salud de los niños, y gracias al suministro de leches enriquecidas, se podría paliar la morbilidad infantil en los países necesitados. Esperamos que este estudio sirva para que pongan manos a la obra.

Vía | El Economista Más información | British Medical Journal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos