Publicidad

Gripe y Covid-19 en niños: cómo diferenciar los síntomas

Gripe y Covid-19 en niños: cómo diferenciar los síntomas
Sin comentarios

Hace ya varios meses que comenzó la pandemia de coronavirus en nuestro país y parece que, por ahora, el virus va a quedarse entre nosotros. El invierno está cerca y los virus propios de esa época, entre ellos la gripe, comienzan a llegar. Pero, ¿cómo distinguir lo que es una gripe de la COVID? ¿Se solapan sus síntomas?

COVID en niños

La enfermedad por el nuevo Coronavirus está menos estudiada en niños porque, por razones que aún no conocemos del todo, en ellos es mucho más leve. Pero aun así, disponemos ya de bastantes artículos y experiencia para saber que los síntomas que pueden aparecer son muy variados y, como hemos dicho, mucho más leves.

Los niños pocas veces necesitan ingreso hospitalario (en España los menores de 15 supusieron sólo un 0,4% de los ingresos); incluso en algunos casos, los niños son asintomáticos. En esta reciente revisión, se encontró que la fiebre era el síntoma más frecuente, apareciendo casi en el 50% de los niños estudiados, seguida de la tos.

Algunos niños tenían también congestión nasal y/o infección del tracto respiratorio superior (en torno a un 10%). Algo menos frecuente eran la diarrea y las náuseas y los vómitos. Afortunadamente, pocos presentaron fatiga y dificultad respiratoria. Estos hallazgos concuerdan bastante con los descritos en estudios previos, donde también relatan que la fiebre y la tos eran los síntomas más comunes, aunque hay casos de niños afebriles e incluso asintomáticos.

A lo largo de estos meses se ha visto también que la COVID puede afectar a la piel. En este estudio de nuestro país se recogieron multitud de lesiones de la piel (muchas indistinguibles de otras enfermedades) compatibles con COVID.

Los protocolos creados para la vuelta al cole varían ligeramente entre comunidades pero en general, los síntomas por los que no deben ir al cole por ser compatibles con COVID son múltiples y variados: febrícula o fiebre, tos, congestión nasal, manchas en la piel, dolor de cabeza, disminución del gusto o del olfato, dolor muscular, dolor torácico, dolor abdominal, diarrea, vómitos o manchas en la piel. Vamos, que casi cualquier cosa puede ser COVID. Y no olvidemos además que hay un cierto porcentaje de niños que son asintomáticos.

Y aunque la mayoría de los casos en niños son leves, se han descrito algunos casos graves de un síndrome inflamatorio sistémico que se parece a la enfermedad de Kawasaki y al Síndrome del Shock Tóxico y que se ha denominado Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico vinculado a SARS-CoV-2.

También hay algunos grupos de riesgo en los que la COVID puede ser más grave: inmunodeprimidos, trasplantados, cardiopatías graves, niños con diálisis, enfermedad respiratoria crónica y grave (por ejemplo niños que precisan oxígeno, con traqueostomía o ventilación mecánica en el domicilio), niños en tratamiento con quimioterapia...

Gripe en niños

La gripe es una infección vírica, causada por el virus Influenza, un virus diferente al coronavirus. Es estacional, suele aparecer en los meses fríos (de octubre a marzo). Se transmite a través de partículas de aerosoles y también de manera directa a través de secreciones respiratorias.

Los síntomas de la gripe son muy variados. Lo habitual es que aparezca de manera repentina fiebre alta, tos y mocos, escalofríos, malestar general, cansancio, dolor de cabeza y dolores musculares. Pero en niños también puede manifestarse como una enfermedad febril inespecífica (niños que tan sólo tienen fiebre, sin otros síntomas claros), o puede aparecer afonía, conjuntivitis, bronquiolitis, incluso síntomas digestivos (dolor abdominal, náuseas y/o vómitos…).

En general la gripe es autolimitada y desaparecen los síntomas en unos días, aunque la tos y el cansancio y malestar general pueden persistir más tiempo.

Sin embargo, hay algunos grupos de riesgo en los que la gripe puede complicarse: niños con enfermedades pulmonares o cardiacas crónicas, niños muy pequeños (especialmente los menores de 6 meses), enfermedad renal crónica o inmunodeprimidos, entre otros. Por eso es especialmente importante que estas personas y sus familiares y convivientes se vacunen frente a la gripe.

¿Hay manera de diferenciar gripe y COVID en niños?

gripe-covid-ninos-sintomas

Como hemos visto, los síntomas de la gripe y la COVID son bastante similares en niños. Por la clínica, podríamos decir que es prácticamente imposible diferenciar una enfermedad de otra. Sí es cierto que hay algunos síntomas que aparecen con más probabilidad en una que en otra: así, por ejemplo, la pérdida de olfato y gusto es muy típica de la COVID (aunque en niños no está tan descrito, puede que porque muchos no sepan expresarlo), pero también podrían aparecer en la gripe o un resfriado.

Las manchas y otras lesiones de la piel se han observado en niños con COVID pero no suelen aparecer en la gripe. Pese a ello, para poder diferenciarlas y diagnosticarlas con certeza deberemos realizar alguna prueba complementaria.

Para diagnosticar la COVID, la prueba más fiable es una PCR, que habitualmente se obtiene de un frotis nasofaríngeo. Se introduce un hisopo (un palito) en ambas fosas nasales (en algunos casos puede cogerse también muestra de la garganta, es un frotis orofaríngeo) y en el laboratorio se analiza si hay o no material genético del virus.

Existen también test rápidos de antígenos o anticuerpos, pero por el momento no se consideran adecuados para el diagnóstico de infección aguda. Las serologías de alto rendimiento (detección de anticuerpos tipo ELISA u otras técnicas de inmunoensayo) podrían indicar si hemos tenido la infección recientemente o ya pasada pero no están indicadas por sí solas para diagnóstico en la fase aguda de la enfermedad.

El diagnóstico de la gripe habitualmente es clínico, pero si queremos tener un diagnóstico de certeza deberemos realizar alguna prueba de laboratorio: cultivo de virus en muestra nasofaríngea (tarda varios días y es muy costoso), PCR, serología (analítica de sangre donde se analiza la presencia de anticuerpos que indicaría que hemos pasado la enfermedad) o test rápidos (que son menos fiables).

Así que resumiendo, si durante este invierno nuestro hijo o hija enferma, será difícil determinar si es por el nuevo Coronavirus SARS-CoV2 o si se debe a una gripe o a otro de los virus propios del invierno.

A día de hoy, ante casi cualquier síntoma (fiebre o febrícula, tos, congestión nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, cansancio...) es probable que tengan que realizarle una PCR para descartar que sea COVID.

Las medidas de higiene y distancia social pueden hacer que otras infecciones víricas como la gripe o la bronquiolitis tengan muchos menos casos este invierno que en años anteriores.

¿Conviene que este año especialmente vacuna mi hijo frente a la gripe?

vacuna-gripe

Muchos padres se preguntan si este año conviene vacunar frente a la gripe. El Comité Asesor de Vacunas ya ha publicado sus recomendaciones para vacunar frente a la gripe esta temporada 2020/2021.

En lo que a los niños respecta recomienda vacunar a:

  • Niños a partir de los 6 meses de edad y adolescentes en determinadas situaciones o con enfermedades de base que supongan un riesgo aumentado de padecer complicaciones de la gripe.
  • Niños a partir de los 6 meses que convivan con pacientes de riesgo.
  • Personas que conviven con menores de 6 meses.
  • Niños cuyos padres desean la protección vacunal

Si vuestro hijo o alguno de los miembros de la familia son de riesgo, no hay duda de que lo recomendable es que se vacunen, y probablemente lo hayáis hecho ya en años anteriores.

Si vuestro hijo no es de riesgo, también puede vacunarse, y así está recogido en el último punto: niños cuyos padres deseen la protección vacunal. Como hemos visto, distinguir una gripe de la COVID sin pruebas es prácticamente imposible. Este invierno serán varias las enfermedades que tengan los niños que nos obliguen a descartar COVID, así que podría ser útil vacunar a nuestros hijos para prevenir, al menos, de la gripe.

En Bebés y más | Los pediatras advierten del peligro para los niños si coinciden en otoño la gripe y la segunda oleada de la Covid-19

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios