Compartir
Publicidad

Fallecen dos bebés prematuros en el Hospital Vall d'Hebron por una bacteria que ha contagiado a otros ocho recién nacidos

Fallecen dos bebés prematuros en el Hospital Vall d'Hebron por una bacteria que ha contagiado a otros ocho recién nacidos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

[[Actualización: {"text":"Actualización: El hospital Josep Trueta de Girona ha comunicado el fallecimiento de otro bebé prematuro afectado por la misma bacteria Klebsiella, que estaba ingresado en la unidad de neonatología del hospital universitario."}]]

Los bebés prematuros son muy frágiles y tienen que luchar muy duro para salir adelante. Pero si además se cruza por el medio una bacteria en el mismo hospital donde se enfrentan a múltiples dificultades de salud, los resultados pueden ser catastróficos.

Al menos eso es lo que parece que ha ocurrido a dos bebés muy prematuros, de 500 y 700 gramos de peso, que estaban ingresados en el Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona y que parece que fallecieron por una sepsis provocada por la bacteria Klebsiella pneumoniae.

Así lo explica el centro hospitalario en un comunicado, donde añade que hay otros ocho bebés contagiados. El departamento de Salut de la Generalitat, estudia las causas de este posible brote y ya se han tomado medidas para evitar que se propague.

Una bacteria "muy frecuente" en hospitales

Así lo asegura la jefa del servicio de Medicina Preventiva i Epidemiologia del Hospital Vall d'Hebron, Magda Campins, que rebaja el nivel de alarma al aclarar que el número de bebés contagiados "no nos debe alertar. Lo que nos tiene que alertar es que pueda pasar a infección".

Y es que la bacteria Klebsiella afecta a personas inmunocomprometidas como los bebés prematuros, y se asocia a distintos tipos de infecciones como sepsis, neumonía o meningitis.

Según Magda Campins, no es una infección excepcional entre los pacientes ingresados en un hospital, y sobre todo en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), "donde se colonizan por las bacterias propias del hospital".

La doctora señala que los ocho bebés afectados no han presentado por el momento síntomas de infección de la citada bacteria. Y explica que los dos bebés fallecidos habían contraído con anterioridad una entrerocoloitis narcotizante: una inflamación del intestino producida por su prematuridad, que elimina la barrera protectora del tubo digestivo y permite que pasen las bacterias del tubo digestivo a la sangre. De ahí, que sufrieran una sepsis y fallecieran.

Además, añade que, si bien la bacteria es multirresistente, está siendo controlada con fármacos y están funcionando.

Vall d'Hebron también explica que se han tomado más medidas para evitar que se propague: además de informar de lo sucedido a Agència de Salut Pública de Barcelona, se ha cerrado a nuevos ingresos el box de la UCI de neonatos, donde estaban los prematuros fallecidos.

Asimismo, han analizado la salud de los otros niños que se encontraban allí, han realizado controles ambientales para descartar una fuente ambiental de bacteria.

Vía | El Mundo

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los bebés prematuros podrán ser monitorizados sin cables, facilitando el piel con piel, Un bebé prematuro de 23 semanas y 760 gramos logra sobrevivir gracias a mantenerlo en una bolsa de plástico con oxígeno

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio