Publicidad

El bebé más pequeño del mundo, que nació con solo 258 gramos, ya está en casa

El bebé más pequeño del mundo, que nació con solo 258 gramos, ya está en casa
1 comentario

Publicidad

Publicidad

No dejarán de sorprenderme los avances médicos y su capacidad para salvar las vidas de los niños prematuros. Y es que cada día ocurren nuevos milagros a edades más tempranas.

Uno de esos casos maravillosos es el de Ryusuke Sekino. Nació en Japón, a las 24 semanas y cinco días de gestación. Pesaba 258 gramos de peso y medía 22 centímetros.

Eso ocurrió el uno de octubre de 2018, cuando Toshiko, su madre, acudió al Hospital Infantil Nagano de Azumino y tuvo que practicársele una cesárea de emergencia a causa de su hipertensión. Ayer, casi siete meses después, el bebé más pequeño nacido hasta el momento, abandonó el hospital y pudo irse a casa con su familia.

Alimentado con leche materna

Cuando Ryusuke nació, el personal médico del hospital infantil lo mantuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Le alimentaron pòr medio de una sonda e incluso se le ofrecía leche materna en algodones empapados con ella.

Casi siete meses después, el bebé ha crecido trece veces en peso, y ahora pesa más de tres kilogramos. Y eso que, según informó el doctor Takehiko Hiroma a la gencia de noticias Kyodo News, "hubo dificultades durante el tratamiento porque, inmediatamente después de nacer, sus vasos sanguíneos eran demasiado delgados para administrar goteo intravenoso".

Su madre comentaba también que "cuando nació, era tan pequeño, que parecía que se iba a romper solo con tocarlo. Estaba muy preocupada". Ahora reconoce que se siente feliz de verlo crecer porque "bebe leche. Podemos darle un baño".

Tampoco su padre, Kohei Sekino, podía disimular su felicidad a la salida del hospital donde declaró: "No me esperaba que pudiera verle fuera tan rápido".

Otros casos de grandes prematuros en el mundo

Con 258 gramos este chiquitín bajó en 10 gramos el récord de bajo peso que hasta su nacimiento tenía otro niño japonés: pesó 268 gramos cuando nació el año pasado en Tokio y fue dado de alta del Hospital de la Universidad de Keio en febrero.

La niña superviviente más pequeña del mundo nació en Alemania en 2015, con un peso de 252 gramos, según un registro elaborado por la Universidad de Iowa sobre estos grandes prematuros.

Y es que, tal y como informa la agencia de noticias, la tasa de supervivencia de los recién nacidos menores de 300 gramos aumenta pero sigue siendo baja, especialmente cuando se trata de un niño.

Estos bebés deben, en cualquier caso, recibir atención médica especial al menos durante sus primeros años. Son los llamados prematuros extremos o grandes prematuros, nacidos antes de la semana 28 de gestación.

Cada año nacen en el mundo 15 millones de bebés prematuros (antes de la semana 29 de embarazo) y, concretamente en España, uno de cada 13 bebés llega al mundo antes de tiempo.

Por suerte, gracias a los avances en neonatología, la tasa de supervivencia de los nacidos antes de la semana 28 de gestación es del 65%, y del 95% para los nacidos después, situando a nuestro país en la élite mundial en este campo.

Vía y fotos | Kyodo News

En Bebés y Más | El bebé más prematuro del mundo: nació con 21 semanas y 425 gramos y hoy tiene tres años, Los bebés prematuros podrán ser monitorizados sin cables, facilitando el piel con piel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir