Compartir
Publicidad
Publicidad

El caso de los bebés musculosos

El caso de los bebés musculosos
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos hemos visto algunos casos de niños que con pocos años y a base de entrenamientos inhumanos desarrollan una musculatura propia de culturistas. Pero estos niños de los que os hablamos hoy son especiales, dos casos únicos de bebés que nacieron musculosos.

Hace 11 años nació en Berlín un bebé con brazos y piernas extraordinariamente musculados. Los médicos del Centro de la Universidad Charité que lo trajeron al mundo quedaron sorprendidos ante el bebé y lo exploraban cada poco tiempo para comprobar que todo estaba bien.

Pensaron que el bebé sufría epilepsia, porque daba fuertes patadas incluso dormido, pero a los seis días de vida diagnosticaron hipertrofia muscular de origen desconocido, esto es, un crecimiento en tamaño de las células musculares, lo que supone un aumento de tamaño de las fibras musculares y por lo tanto del músculo.

El pediatra a cargo del bebé, Markus Schuelke, recordó las investigaciones que el doctor Se Jin Lee estaba realizando en la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, que había comprobado con ratones que cuando las dos copias del gen que codifica una proteína llamada miostatina están inactivadas, los animales desarrollan una musculatura extraordinaria.

Lee también encontró en 1997 que la raza bovina "Azul Belga fuerte" y una camada de Piedmontese (otra especie bovina) tenían el gen de la Miostatina defectuoso, desarrollando la musculatura igualmente. Otros animales, como algunas razas de perros y ovejas, también se convierten en supermusculados debido a esta mutación genética.

bebes musculosos

Bebés sin miostatina, la proteína de los músculos

La miostatina (formalmente conocida como factor 8 de crecimiento y diferenciación) es un factor que limita el crecimiento del tejido muscular, por ejemplo concentraciones elevadas de miostatina en un individuo provocan una disminución en el desarrollo normal de los músculos.

En el caso del niño alemán, los médicos indagaron en su familia para intentar averiguar si a él también le faltaba miostatina mediante un análisis que desvelaría si expresaban las dos copias del gen, una o ninguna. Hicieron un árbol genealógico y encontraron a más de un pariente con una musculatura fuera de lo común, empezando por su madre, ex atleta profesional.

Concluyeron que efectivamente, el pequeño no tenía activada ninguna copia del gen. En su organismo no había ni rastro de la proteína miostatina. Por eso tiene esos músculos tan desarrollados. Por suerte, la salud del niño era buena y la hipertrofia no afectaba a otros órganos vitales como el corazón.

El estudio que documentaba este primer caso de una persona sin miostatina lo publicó ‘The New England Journal of Medicine’ en 2004, cuando el niño tenía cuatro años y medio y su desarrollo era normal, aunque gozaba se una fuerza extraordinaria.

Más recientemente, un bebé estadounidense nacido en 2005 fue diagnosticado con la misma condición de hipertrofia muscular.

Como vemos, se trata de casos únicos de bebés musculosos debido a este trastorno genético extraordinario, al menos que se tengan documentados. Unos casos que ayudaron a investigar acerca de la miostatina y su influencia en tratamientos para los casos contrarios, las personas que no desarrollan los músculos.

Vía | Quoblog Fotos | toiletbowl martini en Flickr-CC y En Bebés y más | Recién nacidos gigantes, Macrosomía: las causas y riesgos de nacer demasiado grande, Nació bebé gigante de 8,7 kilos en Indonesia, Los bebés de las mamás obesas tienen menos músculo y más grasa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos