Compartir
Publicidad

El aumento de niños inmigrantes en España obliga a una mayor formación de los pediatras

El aumento de niños inmigrantes en España obliga a una mayor formación de los pediatras
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La llegada de niños inmigrantes a España obliga a una mayor formación de los pediatras, el motivo son las enfermedades que en nuestro país están erradicadas pero no en los países de procedencia de estos niños. La afluencia de inmigrantes conlleva a la aparición de enfermedades que los profesionales no están acostumbrados a tratar y por consiguiente, es necesaria una formación complementaria.

Aunque son los pediatras valencianos quienes reivindican una formación más específica para tratar enfermedades como el paludismo, diversas parasitosis o la filariasis entre otras, casi se podría decir que esta reclamación debería extenderse a la totalidad de las comunidades españolas, ya que la inmigración se da en todas ellas. Varias enfermedades pueden encerrarse en los niños inmigrantes y grave es el posible riesgo de que puedan contagiar a otros pequeños, en absoluto queremos decir que todos estos niños estén enfermos, pero existe un riesgo que debe ser eliminado por el bien de toda la comunidad infantil. Según los pediatras, sólo un 4% de las patologías son importadas pero no hay que descuidarlas, es necesario estar preparados y más con las previsiones que se dan en cuanto a la inmigración y las enfermedades que pueden aparecer en nuestro país como consecuencia del cambio climático, un artículo de Genciencia nos muestra cómo determinadas enfermedades pueden aparecer en lugares que años atrás eran impensables, como consecuencia del cambio climático.

Dependiendo del país de origen las enfermedades varían, este hecho obliga a que los especialistas de la salud amplíen sus conocimientos en todo tipo de patologías. Otro de los problemas al que se enfrentan los pediatras es la ausencia de datos, cartillas de vacunación inexistentes o poco fiables que obligan a los especialistas a plantearse nuevas medidas o vacunaciones específicas ante la duda.

Muchos son los cambios, tanto para médicos como para niños, por ejemplo, la alimentación a la que están acostumbrados los niños extranjeros dista mucho de la que realmente necesitan seguir, el cambio es bastante brusco y es necesario tiempo para poder adaptarse a la nueva dieta. Los niños inmigrantes plantean una nueva actuación de los pediatras a nivel nacional y ésta, en nuestra opinión, es necesaria y obligatoria a corto plazo.

Vía | Levante Más información | Consumer En Genciencia | Las enfermedades viajan con el cambio climático

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos