Compartir
Publicidad

Mochilas demasiado pesadas: claves para proteger la espalda de los niños

Mochilas demasiado pesadas: claves para proteger la espalda de los niños
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El regreso a las aulas implica también la vuelta a las mochilas ‘sobrecargadas’. Un tema que nos preocupa, y mucho, a la mayoría de los padres.

Hablamos con el Dr. Francisco Kovacs, referencia internacional en el cuidado de la espalda, quien nos da las claves para que la columna vertebral de nuestros hijos goce de buena salud.

"Para tener una espalda sana es fundamental adquirir hábitos saludables desde la infancia, como practicar ejercicio de manera regular y evitar el reposo en cama cuando se sufre dolor".

Son algunas de las conclusiones de la deciomosexta Campaña de Prevención de las Dolencias de la Espalda entre los escolares españoles, puesta en marcha por la Organización Médica Colegial (OMC) y la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE).

Pero hay más medidas para evitar que la vuelta al cole y sus mochilas repercuta negativamente en la espalda de nuestros hijos.

Buenos hábitos a partir de los seis años

El dolor de espalda es excepcional antes de los 6 años, pero su frecuencia aumenta a partir de los 10 años y a los 15 años es similar a la de los adultos. Antes de cumplirlos, el 51% de los chicos y el 69% de las chicas ya han sufrido molestias.

De ahí que la edad óptima para implantar los hábitos preventivos sea entre los seis y los diez años:

  • El primer aspecto esencial es interiorizar que, en caso de dolor de espalda, es un error guardar reposo en cama y que conviene mantener el mayor grado de actividad que el dolor permita. El Dr. Kovacs, promotor de la campaña, director de la Unidad de la Espalda Kovacs del Hospital Universitario HLA Moncloa y director de la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE) explica que:  

"Un reposo superior a 48 horas hace que los músculos de la espalda pierdan firmeza y tono, y puede incrementar el dolor".

  • El segundo es realizar actividad física, ejercicio o deporte de manera habitual. Según el experto:

"Si el niño se pasa el día sentado, su musculatura perderá fuerza y aumentará el riesgo de sufrir dolores de espalda".

  • Y el tercero, aprender cómo llevar la mochila y evitar sobrecarga de peso (la mochila no debe exceder el 10% del peso del niño).

Además, adquirir buenos hábitos en la infancia hace mucho más fácil mantenerlo durante la vida adulta, cuando resulta igualmente importante.

Una mochila bien organizada

Nina con Mochila

Estas son algunas medidas recomendadas por el Dr. Francisco Kovacs:

  • Reducir al máximo su contenido. Habitualmente las mochilas escolares llegan al 30% del peso del niño cuando no deberían superar el 10%.

  • Lo más adecuado para transportar mucho peso (como pueden ser los libros) es usar una mochila con ruedas. Pero como esto no siempre es posible, la solución pasa por llevar una carga simétrica entre los dos brazos y lo más cerca posible del cuerpo, porque cuanto más descompensado esté el peso, más tiene que trabajar la musculatura de un lado y más se daña la espalda.

De ahí, la importancia de llevar los dos tirantes correctamente puestos, con la mochila pegada a la espalda. Mejor situarla relativamente baja (entre las caderas).

  • A la hora de distribuirla, conviene colocar primero los objetos pesados y situarlos en la parte de la mochila más cercana a la espalda.

  • Para levantarla es una buena idea ponerla sobre una mesa y desde allí, sin agacharse, colocársela a la espalda.

La importancia del deporte para la espalda

El ejercicio físico contribuye a que la columna vertebral adquiera su forma definitiva, y ejerce una influencia beneficiosa sobre la salud general a lo largo de toda la vida, tanto mediante mecanismos específicos (como el desarrollo de la potencia, resistencia y coordinación de la musculatura, que protege las estructuras de la columna vertebral) como inespecíficos (mejora del riego sanguíneo, aumento de la confianza en la capacidad física, etc.).

Por eso, más importante que el tipo concreto de ejercicio o deporte (natación, baloncesto, atletismo, fútbol, yudo...), es hacerlo de manera habitual y mantenerlo en el tiempo. Para decidir qué deporte concreto hacer, conviene tener en cuenta las preferencias personales y asegurar que su práctica sea divertida y motivadora.

Otra cosa es la práctica de un deporte a nivel nivel competitivo. Conviene comenzar las sesiones de entrenamiento calentando la musculatura y terminar estirándola.

Y es que un ejercicio intenso, casi profesional, se asocia a un mayor riesgo de padecer dolor de espalda, al ser mayor el riesgo de lesiones y la probabilidad de inducir desequilibrios musculares. Por eso, si el niño lo practica a ese nivel, debe seguir estrictamente los consejos de los entrenadores y médicos deportivos.

Otras recomendaciones para cuidar su espalda

  • Posturas forzadas. En las fases en las que el crecimiento es más rápido, hay grandes variaciones de estatura entre los alumnos de una misma edad, por lo que lo óptimo sería que el mobiliario escolar tuviera una altura adaptable para no obligarles a mantener posturas forzadas de manera prolongada. Es importante adoptar una buena postura al sentarse.

  • En caso de que la espalda duela, se debe evitar el reposo en cama o acortarlo tanto como sea posible, pues mantenerlo durante 48 horas ya conlleva pérdida de tono y coordinación muscular, y facilita que el dolor se prolongue y reaparezca más adelante. A la inversa, mantener durante el episodio doloroso el mayor grado de actividad física que el dolor permita, haciendo todas aquellas actividades físicas que no lo desencadenen o incrementen, acorta la duración del dolor y reduce el riesgo de que repita.

  • Debemos evitar que nuestros hijos duerman boca abajo o que se mantengan boca abajo cuando están acostados. Una medida útil también para nosotros, los padres.

Es necesaria la implicación del centro escolar

El Dr. Francisco Kovacs, afirma que:

“Los investigadores podemos dar mensajes claros, cuya eficacia se ha comprobado científicamente, pero solo resultan útiles si se aplican en la práctica. Los colegios, instaurando hábitos saludables en la edad escolar, pueden facilitar que los niños los mantengan durante su vida adulta".

El Dr. Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial, refuerza la idea de que:

“la prevención y adquisición de hábitos saludables desde la infancia son fundamentales a la hora de prevenir las dolencias de espalda y, por ello, resalta la importancia de trabajar en este sentido desde el ámbito familiar y educativo, así como el papel de los médicos que deben de ser partícipes en la prevención como la mejor manera de atajar los dolores de espalda y de evitar otros problemas de salud derivados de esta dolencia”.

Y con el objetivo de que los niños adquieran los conocimientos básicos para mantener sana su espalda, la Unidad de la Espalda Kovacs del Hospital Universitario HLAMoncloa regala a los niños el 'Tebeo de la Espalda', tanto en su versión impresa como virtual, pensado para los menores de 12 años. Puedes descargar el tebeo impreso gratuitamente en la Web de la Espalda y en la Web de la Organización Médica Colegial.

Fotos | iStock y Web de la espalda
En Bebés y Más | Wonder Woman apoya a un niño que quiere llevar una mochila suya en contra de los estereotipos de género, Los niños que se sientan con las piernas en "W", ¿debemos corregirles?, Qué es la hiperlaxitud articular, y cómo afecta a los bebés y niños

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio