Compartir
Publicidad
Publicidad

Una madre divorciada crea un calendario de custodia compartida para ayudar a los niños de padres separados

Una madre divorciada crea un calendario de custodia compartida para ayudar a los niños de padres separados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No cabe duda de que el divorcio de una pareja es una situación difícil para los hijos, y a pesar de que la relación entre ambos progenitores sea buena y exista cordialidad, no es extraño que el niño manifieste cierta ansiedad o tristeza ante los cambios, a veces inesperados para ellos, que se producen en su día a día.

Por ello, Sara Olsher (Estados Unidos), divorciada y con una hija, decidió idear unos calendarios para los niños de padres separados, con el fin de mostrarles de forma visual qué significa la custodia compartida y ayudarles a llevar mejor el cambio de sus rutinas.

imanez

Sara tiene formación en psicología e ilustración y tras su divorcio decidió unir ambas habilidades para crear una herramienta que fuera capaz de ayudar a su niña de 18 meses a entender los cambios que iban a producirse a partir de aquel momento en su vida.

Y así fue como creó los calendarios de custodia compartida Mighty and Bright, que combinan divertidas ilustraciones con métodos de enseñanza a base de imanes personalizados que representan a cada uno de los padres, las casas o lugares donde estarán los niños y las actividades que realizarán con ellos.

"Los niños necesitan recordar los horarios de custodia y a menudo tienen dificultades para llevar un registro de los mismos. Nosotros tenemos nuestros dispositivos digitales siempre a mano pero ellos no" - indica Sara en su página web.

Los calendarios de "Mighty and Bright" son tanto semanales como quincenales y mensuales, y también cuentan con una tabla de rutina básica para ayudar a los niños con sus tareas, aportándoles seguridad con independencia del progenitor con el que estén y la casa en la que se encuentren.

La idea de esta madre californiana nos ha parecido maravillosa y una forma creativa de ayudar a los más pequeños en un proceso de divorcio, pues no cabe duda de que en mayor o menor medida sus rutinas se ven afectadas y esto puede influirles negativamente.

Porque aunque la pareja se rompa, no debemos olvidar que las necesidades de los niños continúan siendo las mismas, y en la medida que podamos, los padres debemos velar por ellas y hacerles sentir seguros y tranquilos con la nueva situación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos