Compartir
Publicidad

Se buscan "abrazadores" para dar calor humano a bebés prematuros ingresados en cuidados intensivos

Se buscan "abrazadores" para dar calor humano a bebés prematuros ingresados en cuidados intensivos
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando un bebé recién nacido debe ser ingresado en una unidad de cuidados intensivos requiere en todo momento monitoreo médico, pero hay una parte emocional que también es muy importante para su recuperación. Por mucho que los padres deseen estar con su bebé las 24 horas, esto no siempre es posible (por el motivo que sea), entonces los hospitales buscan voluntarios "abrazadores" dispuestos a cuidar de esos bebés ingresados durante el tiempo que están solos.

Algunos hospitales, como el Hospital General de San Bonifacio en Winnipeg, Manitoba (Canadá) forman parte del programa Baby Cuddler (Abrazador de bebés) que recluta voluntarios que quieran donar horas de dedicación para dar calor humano a los bebés que lo necesiten.

Prematuro

Los voluntarios son especialmente necesarios cuando se trata de bebés de madres adictas, puesto que al nacer presentan síndrome de abstinencia neonatal. Las madres ingresan en centros de rehabilitación y son los voluntarios quienes dan tranquilidad y calor humano a los bebés nacidos de madres adictas.

Numerosos estudios han demostrado los beneficios del contacto físico para los bebés prematuros. Mantenerlos piel con piel, abrazarlos, acariciarlos y susurrarles tiene un efecto muy positivo en los recién nacidos.

La ciencia lo confirma. Según numerosos estudios, como este publicado en la revista Biological Psychiatry, los bebés prematuros ingresados en cuidados intensivos que fueron abrazadados desde el nacimiento tienen mejores hábitos de sueño y permanecen más atentos que aquellos que no habían sido abrazados.

Además, el sistema de regulación de calor, su frecuencia cardíaca y otros signos vitales mejoran cuando los bebés permanecen piel con piel, y esto repercute favorablemente en su recuperación, e incluso tiene efectos a largo plazo en su vida.

Lo ideal es que sea la madre y el padre quienes proporcionen al bebé esta seguridad las 24 horas, puesto que contribuye a fortalecer el vínculo entre ambos, pero cuando no es posible, por el motivo que sea (como que los padres deban ausentarse unas horas), en lugar de quedarse solos, los voluntarios cumplen una valiosa misión.

Vía | FitPregnancy
En Bebés y más | Por qué todos los padres deberían practicar el Método Canguro con sus bebés

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos