Publicidad

Nueve características de los bebés nacidos en marzo, según la ciencia

Nueve características de los bebés nacidos en marzo, según la ciencia
Sin comentarios

Ha comenzado marzo, y si estás en tus últimas semanas de embarazo, puede que sea el mes de nacimiento de tu pequeño retoño.

¿Crees que influye de alguna manera en su personalidad y en su salud la fecha en que nace una persona? La ciencia se ha ocupado de investigar la relación entre la época de nacimiento y ciertas características en las personas, y aunque por supuesto influyen muchos otros factores, los resultados indican que los bebés nacidos en marzo tienen más probabilidades que los nacidos en otros meses del año de algunas cosas que os contamos a continuación.

Son creativos e imaginativos

bebes-marzo

Los niños nacidos en marzo muestran grandes dotes para la creatividad. Disfrutan de pasar horas en soledad metidos en sus propios pensamientos y en su mundo creativo.

Un estudio realizado por la Universidad de Connecticut en base a datos de más de 300 figuras públicas, incluidos artistas, científicos, artistas, atletas y políticos, buscó conexiones entre las trayectorias profesionales elegidas y la época del año en que nacieron las personas.

Los resultados indicaron que el mayor porcentaje de artistas creativos y celebridades nacieron durante los meses "húmedos" (diciembre a marzo). Por lo tanto, es muy posible que si tienes un bebé de marzo, muestre cierta destreza como músico, artista, escritor o actor.

Los investigadores creen que puede deberse a que son niños que pasan sus años escolares siendo mayores que el promedio de sus compañeros, algo que los hace más propensos a hacerse famosos, tal vez porque tienen más éxito y por lo tanto tienen una mejor autoestima en la edad adulta.

Algunos personajes famosos que nacieron en marzo son Vincent Van Gogh, Albert Einstein, Justin Bieber, Javier Bardem, Olivia Wilde, Lady Gaga, Bruce Willis.

Tienen buena vista

Los bebés nacido en los meses de invierno tienen una mejor visión, pero los bebés nacidos en primavera han demostrado tener una mejor vista que los de verano, según un estudio de 300,000 adultos jóvenes.

Quienes cumplen años a principios de la primavera, incluido marzo, son menos propensas a la miopía que las que nacen en los meses de verano. Los nacidos en los meses de junio y julio tienen un 24 por ciento más de probabilidades de ser miopes que las nacidas en diciembre y enero.

El motivo podría deberse a los largos y brillantes días soleados que los bebés de verano encuentran cuando nacen. Como dijo el coautor del estudio Michael Belkin al Science Daily , "Probablemente sea un efecto a largo plazo de la exposición temprana a la luz natural lo que aumenta las posibilidades de que un niño sea miope".

Son líderes natos

Según un estudio realizado en 2012 y publicado en la revista Economic Letters, el cual recopiló información de cumpleaños de 375 CEOs descubrió que el porcentaje más bajo de CEO tenía cumpleaños en junio y julio, mientras que el mayor porcentaje (12,5 por ciento) había nacido en el mes de marzo, seguido de los nacidos en el mes de abril.

Son optimistas por naturaleza

Un estudio de 2014 encontró  que los bebés nacidos en marzo (y sus compañeros de abril y mayo) son optimistas natos.

Tienen altas calificaciones en la escala hipertímica (de estado de ánimo) como adultos, lo que significa que tienen una perspectiva positiva de la vida.

La investigación ha demostrado que las personas con actitudes optimistas tienden a llevar estilos de vida más saludables, construir redes de apoyo social más fuertes y vivir vidas más largas. El optimismo también puede mejorar el sistema inmunológico del cuerpo y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Son menos propensos a desarrollar asma

asma

Los niños nacidos en los meses de otoño e invierno tienen más probabilidades de desarrollar una condición alérgica, como el asma, que los nacidos en primavera y verano, según una investigación realizada en 2016 en el Reino Unido.

La explicación está en que la época del año en la que nacemos puede dejar "marcadores" en nuestro ADN que podrían afectar nuestra salud más adelante en la vida, incluida nuestra probabilidad de desarrollar ciertas alergias.

Por su parte, según un estudio de 2015, los niños nacidos en el hemisferio norte en primavera tienen tasas más bajas de asma porque la exposición a todos esos ácaros del polvo en la infancia fortalece la respuesta inmune.

Son menos propensos a sufrir problemas neurológicos

Un estudio de 2015 que analizó la relación entre los meses de nacimiento y las enfermedades, descubrió que los bebés nacidos en el mes de marzo (junto con los nacidos en febrero y abril) eran menos propensos a desarrollar trastornos neurológicos que los nacidos en otros meses.

También tienden a sufrir menos afecciones respiratorias, como decíamos antes, mientras que los bebés de octubre son más propensos a ellas.

Aunque estos hallazgos son interesantes, incluso los autores del estudio afirman que cosas como la dieta, el estilo de vida, el medio ambiente y otros factores son aún más influyentes en el riesgo de enfermedad de una persona que simplemente su mes de nacimiento. Pero examinar estas conexiones puede ayudar a los científicos a ver nuevas complejidades en las causas de ciertas enfermedades.

Son más propensos a ser piloto en el futuro

Un estudio de 2011 realizado por la Oficina de Estadísticas Nacionales en el Reino Unido reveló que el mes de nacimiento de una persona podría ser un factor en la carrera que elija más adelante en la vida.

Los bebés de febrero, por ejemplo, tendían a convertirse en artistas o policías de tráfico, mientras que muchos dentistas parecen haber nacido en diciembre. Las personas nacidas en marzo tienden hacia las carreras más creativas, pero también a ser piloto de aviones.

Tienden a ser más altos que la media

altura

La exposición a la luz del día durante los días cada vez más largos de la primavera tiene efectos positivos en las madres, lo que resulta en que los bebés más altos nazcan desde fines de marzo hasta fines de junio.

El efecto podría deberse a las concentraciones de la hormona melatonina dependiente de la luz en el cuerpo de la madre, lo que podría estimular la secreción de hormonas de crecimiento.

Tienden a dormirse más tarde

Un estudio del sueño sugiere que niños nacidos en primavera y verano generalmente se acuestan más tarde que los nacidos en otoño e invierno. Tienden a ser "aves nocturnas".

La explicación podría estar en que los bebés de primavera y verano tienen relojes internos con días más largos que los nacidos en otoño o invierno, lo que hace que se queden despiertos hasta más tarde.

En Bebés y más | Bebés nacidos en invierno, ¿más riesgo de depresión?, Los más pequeños de la clase tienen más riesgo de ser diagnosticados de TDAH

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios