Compartir
Publicidad
Publicidad

Los nombres de los bebés en algunos países de América latina: una tendencia digna de estudio

Los nombres de los bebés en algunos países de América latina: una tendencia digna de estudio
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras hablar en Bebés y más sobre la regulación de los nombres en Rumanía, para evitar que los niños tengan nombres que podrían suponerles una humillación, una amiga me habló del fenómeno que tiene lugar en algunos países latinoamericanos desde hace décadas con los nombres de bebés.

Entonces recordé que a menudo nos envían mensajes a los editores de Bebés y más para que demos ideas sobre nombres. Digamos que el mensaje estándar que recibimos sería algo así: “Hola, me gustaría que me dijeran qué nombre podríamos poner a nuestro bebé, combinando los nombres Antonio y María”, cuyo resultado sería algo así como “Antoría”, “Maronio”, “Rianto” o “Maranto”, por poner algunos ejemplos (y he dicho Antonio y María porque son los primeros que me han venido a la cabeza, que en realidad no suelen ser estos nombres).

En ese momento nos quedamos todos un poco “y qué respondo”, porque en España no se lleva esto de combinar nombres. Aquí en España hay bastante control en este tema (ahora un poco menos) y el nombre que se le pone al bebé no puede ser una combinación de dos nombres en uno, ni el nombre escrito al revés, ni palabras que en inglés quieren decir “tejanos” (Jeans), por poner algunos ejemplos de lo que sucede en países como Venezuela, Colombia, Cuba o República Dominicana y probablemente en algún otro país de la América latina (me consta que en Ecuador también utilizan algunos nombres variopintos).

Combinando sílabas de los nombres de los padres

Una de las ideas para conseguir el nombre del bebé, como he explicado más arriba, es la de combinar el nombre de la madre y del padre para crear uno nuevo. Si unos padres se llaman Fernando y Carolina lo más normal es que el niño se llame Fercar. Si unos padres se llaman Andrés y María, el hijo será Andrimar. Si unos padres se llaman Mariano y Yolanda, su hija se llamará Yolimar y si unos padres se llaman Lucía y Fermín, el niño se llamará o bien Ferluci, o si la combinación es al revés, Lucifer (¡glups!).

Prueba a ver qué sale poniendo el nombre al revés

Si esto de combinar nombres no da buen resultado siempre se puede intentar poner a tu bebé tu nombre, pero al revés. Si te llamas Miriam, le pones “Mairim”. Si te llamas Armando le puedes llamar “Odnamra”, aunque también podría combinar dos nombres: Armando y Miriam daría “Armir” y si es niña ponerlo al revés: “Rimra”.

Así, si te llamas Sara, tu hija puede llamarse “Aras”, que es hasta bonito. Si te llamas Esteban, “Nabetse”, que suena muy oriental. Si te llamas Omar, “Ramo” y si tu nombre es Malena, “Anelam”, por poner más ejemplos.

También se ponen nombres en inglés, pero españolizados

Otra de las técnicas para poner el nombre a los bebés es la de poner nombres o palabras inglesas, pero escribiéndolos tal y como se pronuncian. Me estoy refiriendo a nombres como “Mileydi”, “Yojanson”, “Braian”, “Yefri”, “Shonatan” o incluso “Chirly” (que sería Shirley). Incluso se pueden utilizar palabras en inglés para crear nombres de otros lugares: conozco a un niño que se llama “Jeans Pool”, que se traduce como “tejanos piscina” o “piscina de tejanos”, pero que suena (casi) como “Jean Paul”.

Seguro que hay más técnicas

En fin, seguro que me dejo en el tintero muchas combinaciones e ideas para poner más nombres, como la del padre que llamó a su hijo “Wisroncer”, porque sus tres bebidas favoritas eran el whisky, el ron y la cerveza, como los padres que llamaron a su hija “Galápagos” porque les gustaban las islas o como fijarte en los rótulos de las tiendas y en los de los productos para poner a tus hijos Burguer King, o quizás Vick Vaporub.

A mí personalmente no me gusta demasiado esto de inventar nombres, porque al fin y al cabo es casi como inventar una palabra, pero oye, visto fríamente, todos los nombres fueron inventados en algún momento por alguien, sólo que ahora y aquí, en España, no estamos acostumbrados a ello.

Foto | andreannaarambula en Flickr (CC)
En Bebés y más | Unos padres llaman Like a su bebé por el botón ‘Me gusta’ de Facebook, Nombres para bebé del santoral: no sé yo, Nombres de dudoso gusto aceptados en el mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos