Compartir
Publicidad

Juego de Tronos, la serie de moda, inspira una nueva tendencia en los nombres para bebés

Juego de Tronos, la serie de moda, inspira una nueva tendencia en los nombres para bebés
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que se podría escribir una saga del tamaño de una enciclopedia, o dos, sobre los diferentes motivos, manías y supuestos que han movido a los padres a llamar a sus hijos de una forma y no de otras. Así que cuando leí el artículo en que decía cómo Juego de Tronos, la serie de moda, inspira una nueva tendencia en los nombres para bebés, tampoco es que me sintiera muy sorprendido.

Son muchos los casos en que por motivos completamente ajenos a nuestro núcleo más cercano han influido de manera más o menos importante a la hora de escoger un nombre para nuestros hijos.

Según las estadísticas del pasado 2012, se ha producido un considerable aumento de niñas llamadas Khaleesi en Estados Unidos y Arya en el Reino Unido.

Habría que tener en cuenta que Khaleesi, no es siquiera un verdadero nombre, sino un título (algo así como reina) que la protagonista adquiere en la serie, su nombre es Daenerys Targaryen, pero se ha pasado de haber menos de cinco niñas llamadas así en el 2010, año en que empezó la serie a haber 146 en el año 2012.

Respecto al nombre de Arya, este si que al menos es el nombre del personaje de la serie, ha subido 221 puestos en la lista de nombres más populares. También podemos encontrarnos a 21 Khaleesi, 15 Theons, cuatro Sansas y tres Catelyns, nombres también de otros personajes de la famosa serie.

Sería bueno saber cuál ha sido la curva para el nombre de Joffrey, otro personaje de la serie y uno de los caracteres más malvados y caprichosos que se hayan visto.

Y es que esto de las influencias externas a la hora de elegir cómo vamos a llamar a nuestro hijo trae cola y no es algo de estos días. Durante los años de alzamiento del Partido Nacionalista Alemán (el partido Nazi) hubo un aumento de nombres como Adolf y el apellido Hitler era motivo suficiente para presumir, algo que como es lógico cambió completamente a lo largo de la contienda para incluso llegar a desaparecer.

El cine y los Papas han influido también desde siempre a la hora de elegir nombre, así Clark, nombre humano de Superman ha visto descender su popularidad desde los años 80's, y nombre como Juan Pablo se hicieron más populares coincidiendo con la ordenación del pontífice.

Puede que visto en perspectiva, estamos hablando de millones de nacimientos, unos pocos cientos no parezca algo como para tener en cuenta y desde luego a mi me importaría muy poco que mis padres me dijeran que llevo el mismo nombre que un personaje de serie o que llevo el de mi tatarabuelo, pero es posible que no todo el mundo piense lo mismo.

La decisión de ponerle nombre a un hijo ha estado siempre llena de controversias. Llegué hace tiempo a conocer a alguien cuyos padres se negaron siempre a ponerle uno, ya que según ellos algo así debería ser decido por su portador y no por los padres, claro que eso tenía el problema de que por algún nombre hay que llamar al niño.

En este país y en otros muchos, se regula el derecho de los padres a ponerle nombre a sus hijos evitando que uno en un arranque de exceso de originalidad o mala leche pueda ponerle un nombre a su hijo que le marque, más de lo normal, el resto de su vida y así no pueden ponerse nombres despectivos y si no recuerdo mal, usted no puede llamarle Marcos a su hija, por mucho que le guste el nombre o haya perdido a los chinos.

En mi terreno personal, puedo decir que las reglas que nos pusimos a la hora de elegir los nombres de nuestros hijos, eran que no existiera en la familia, al menos en dos generaciones. Ahora todo el mundo tiene móviles, pero a mi siempre me hizo mucha gracia eso de llamar a casa de alguien preguntando por tu amigo y comenzar la conversación hablando con su padre. Y reconozco que una de las cosas que si influyeron en la elección fue la de no conocer a nadie que nos cayera mal que llevara ese nombre, motivo por el cual fueron desestimados un par de ellos y es que uno por mucho que se lo proponga termina por adquirir manías sin sentido.

Y vosotros, ¿le habéis puesto el nombre a vuestro hijo por algún actor? ¿Qué reglas habéis tenido en cuenta?

Vía | parentdish, behind the name En Bebés y Más | Nombres de bebé más usados en América Latina en 2013

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio