Compartir
Publicidad
Publicidad

Día Internacional del bebé prematuro: pequeños grandes luchadores

Día Internacional del bebé prematuro: pequeños grandes luchadores
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy, 17 de noviembre se celebra el Día Internacional del bebé prematuro, una fecha especial para rendir homenaje a estos pequeños grandes luchadores. En los últimos años ha aumentado considerablemente el número de bebés prematuros, llegando a representar más de 32.000 nacimientos en España. En el mundo, uno de cada diez bebés nace antes de tiempo.

Parece mentira que nazcan tan pequeños pero con una capacidad tan grande para luchar por su vida. Los padres de prematuros conocen muy bien el duro camino que se transita en esos momentos.

Se considera que un bebé es prematuro cuando nace antes de la semana 37 de gestación. A su vez, los prematuros se dividen en subgrupos según el momento de su nacimiento: prematuros tardíos (entre la semana 33 y 36), grandes prematuros (entre la semana 28 y 32) y extremadamente prematuros (antes de la semana 28). Hemos conocido casos de bebés muy pequeños con apenas 500 gramos de peso (e incluso algo menos) que han conseguido salir adelante.

La campaña de este año es Socks for life (Calcetines para la vida), una iniciativa artística mediante la cual se invitará a artistas y celebridades para crear obras de arte en torno al tema calcetines. Entre otras de las acciones programadas, también se podrán donar calcetines y así recaudar dinero para apoyar la causa.

socks

Método canguro

En los últimos años, con el aumento de la prematuridad, también han surgido métodos más humanizados para el cuidado y tratamiento de los bebés prematuros, como es el método canguro. Sus beneficios se han extendido a las maternidades de todo el mundo y cada vez son más las que adoptan este método tan positivo para la recuperación del recién nacido.

Con el Método Canguro se pretende reproducir lo más cercano posible lo que viviría el bebé si todavía estuviese dentro del vientre de su madre. Se basa principalmente en el contacto piel con piel del bebé con la madre y cada vez más, también con el padre, a quien se hace partícipe de la recuperación de su bebé.

Entre otras cosas, se ha demostrado que ayuda mejor al prematuro a soportar el dolor de las intervenciones médicas, a regular su temperatura corporal y frecuencia respiratoria, favorece la lactancia materna y promueve el vínculo entre la madre (y el padre) y su bebé.

Foto | miss.libertine en Flickr CC Más información | Aprem y En Bebés y más | "Nuestros Prematuros, mucho más que estrellas de cine", un vídeo homenaje a los bebés prematuros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos