Compartir
Publicidad

Cuando llegas a casa llena de dudas: una consulta para recién nacidos que evita las visitas innecesarias a urgencias

Cuando llegas a casa llena de dudas: una consulta para recién nacidos que evita las visitas innecesarias a urgencias
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sala de urgencias no es el mejor sitio para un recién nacido y su mamá "recién parida". Sin embargo, en muchos casos, acaban acudiendo a este servicio por problemas que no son realmente urgencias como la hiperbilirrubinemia (aumento del nivel de bilirrubina en la sangre), dificultades con la lactancia o porque el bebé llora sin parar y los padres están angustiados.

Con el objetivo de ofrecer asistencia a los padres en las primeras 48-72 horas tras el nacimiento, en el Hospital de Getafe se puso en 2011 una Consulta de Alta Precoz para solucionar las pequeñas complicaciones que pueden surgir cuando "aterrizamos" solos en casa con el bebé y (sobre todo si es el primero) nos sentimos totalmente perdidos. Hablamos con las dos enfermeras que llevan este servicio que evita las visitas innecesarias a Urgencias.

A casa con el bebé

Cuando nace el bebé, lo normal es que solo tenga que estar en el hospital 48 horas para los partos vaginales y, cuando es por cesárea, tres o cuatro días. Después, se recomienda una visita con el pediatra a las 48-72 horas. El problema es que, debido a la saturación de los centros de salud, en ocasiones esta visita no se puede realizar en ese plazo o, aunque la tengamos, surge algún problema que requiere atención antes, explica una de las dos enfermeras que llevan el servicio, Teresa Córcoles.

Además, los bebés prematuros o de bajo peso necesitan especial vigilancia y la lactancia materna puede dar problemas al principio. Para atender estas demandas, existe el servicio la Consulta de Alta Precoz en el Área de Maternidad de Hospital de Getafe, que ya ha atendido a más de 4.600 bebés y es un servicio muy bien valorado por las familias.

Dscn0098

Dudas resueltas

La consulta resuelve sobre todo problemas y dudas relacionadas con la crianza. Como explica Yolanda Cantos, la otra enfermera a cargo de este servicio:

"Las consultas que se plantean están fundamentalmente relacionadas con la alimentación y cuidados básicos recién nacido: patrones de sueño, cómo cuidar el ombligo, cada cuánto tiene que comer, cómo abrigarlo... y muchos problemas con la lactancia, por ejemplo problemas con el enganche, grietas... Si dan biberón también explicamos el método kassing para que sea lo más parecido a dar el pecho".

Según cuenta esta enfermera, los padres llegan a la consulta con muchas creencias equivocadas sobre los recién nacidos (por ejemplo, que tienen que comer cada tres horas) y falta de información práctica sobre la lactancia:

"La gente piensa que todo lo que está relacionado con lactancia es instintivo, sin embargo es cultural. Hay muchas madres que no han visto un recién nacido nunca, tienen una idea en la cabeza de lo que es la lactancia y luego se encuentran con que el niño se comporta de otra manera. Nuestro consejo es que acudan desde prenatal a los talleres de lactancia".

Más apoyos a la lactancia

Algunas de las madres que acuden a la Consulta de Alta Precoz, vienen derivadas del servicio de atención telefónica para atender dudas de lactancia que tienen implantado en el hospital desde el año pasado.

Llamando al 638 49 54 24, una matrona resuelve todas las dudas que puedan aparecer sobre lactancia como la duración, técnica, frecuencia... Muchas veces la consulta se puede resolver solo telefónicamente (a veces las mamás solo necesitamos que nos den un poco de confianza y apoyo) y otras habrá que recurrir a otras ayudas más concretas.

Apoyo psicológico

En la Consulta de Alta Precoz no se trata solo de atender a los recién nacidos: se ofrece un apoyo integral a la familia, porque la crianza es cosa de todos. Se trata de hacer la transición entre el hospital y casa más llevadera. Tener a alguien a quien acudir en esos momentos en los que te sientes desbordada con miles de "¿será normal esto?" en la cabeza y el estrés que puede provocar el ocuparse de un recién nacido cuando todavía no estás recuperada del parto.

Hacer que las familias se sientan más apoyadas en esos primeros días en casa con el bebé y desaturar los servicios médicos, las principales ventajas de esta consulta para recién nacidos que evita las visitas innecesarias a urgencias.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos