Compartir
Publicidad
Publicidad

Proyecto Luna en Madrid. El valor del apoyo emocional para madres

Proyecto Luna en Madrid. El valor del apoyo emocional para madres
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

El Proyecto Luna es un espacio de maternidad y crianza de Madrid creado por cuatro madres y terapeutas. Su objetivo principal es ofrecer apoyo emocional a las mujeres y familias durante el embarazo, el nacimiento y la primera crianza mediante sesiones individuales, en pareja o grupos.

Consideran (y yo lo comparto) que en esta sociedad la maternidad está desvalorizada, y muchas mujeres y familias se enfrentan solas a la crianza sin referentes cercanos, por lo que es necesario contar con este apoyo emocional: ser escuchadas sin ser juzgadas, conocer a otras madres, recibir orientación sobre crianza, expresar los sentimientos contradictorios, compartir experiencias, etc.

Ellas mencionan todas estas vivencias que las madres podemos sentir:

  • Sentimiento de "desbordamiento"
  • No poder disfrutar con lo que está ocurriéndo
  • Angustia o crisis de ansiedad
  • No poder concentrarse en nada
  • Cambios de humor, como tristeza e irritabilidad
  • No saber a quién dirigirse
  • El día se hace muy largo estando sola
  • Dicen que tenemos depresión postparto
  • No podemos sostener al bebé más en brazos
  • Sentir desconexión con el bebé
  • El bebé no deja de llorar y no sabemos qué le pasa
  • Surgen muchos miedos y muy intensos
  • Problemas físicos como dolores de cabeza, de estómago, taquicardias o falta de respiración
  • Pensamientos de hacernos daño a nosotras o al bebé
  • Sentirse vulnerable en indefensa.

Todas estas emociones estaban hasta hora infravaloradas o silenciadas, pero es muy importante que las madres las reconozcamos, las expresemos, nos enfrentemos a ellas y recibamos la ayuda profesional necesaria para no llegar a casos extremos como las recientes consecuencias de varias depresiones posparto en España.

Les felicito por la iniciativa a estas cuatro madres emprendedoras y ojalá se creen muchos más espacios de crianza, tanto privados como públicos. De hecho, esto era una de las demandas de la Coordinadora por unas nuevas políticas familiares.

Estoy totalmente de acuerdo en su planteamiento y también considero que la soledad es el enemigo número 1 de las madres modernas y urbanitas, y que sentir el respaldo, aunque sea por unas horas a la semana de otras madres, es un apoyo muy importante.

Eso es al menos un sucedáneo de la TRIBU que tienen en Islandia y otras culturas, y que tan decisivo es en la felicidad de la persona.

Podemos encontrar reuniones de madres si tenemos un grupo de amigas en las mismas condiciones que nosotras, en grupos de crianza (aunque hay pocos), en los grupos de lactancia (ceñidos a este tema), y por ejemplo en Cataluña existe en los centros municipales infantiles un lugar de encuentro para las madres y sus hijos menores de 6 años con monitoras y grandes espacios de juego. Se llaman Espai Nadó, Espai Joc y Espai Familiar, y ya hablaremos de ellos.

Ambos conceptos (privados con terapeutas y públicos de tan sólo encuentro) son muy beneficiosos para una crianza y una sociedad sana.

Más información | Proyecto Luna
En Bebés y más | Doulas
En Bebés y más | Web de doulas
En Bebés y más | Grupo Virtual de La Liga de La Leche

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos