Compartir
Publicidad

Pensamientos suicidas en el postparto: una realidad de la que debemos hablar

Pensamientos suicidas en el postparto: una realidad de la que debemos hablar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, una tragedia que casi duplica las muertes por accidentes de tráfico en nuestro país, y de la que sin embargo poco se habla por ser considerado un tema tabú.

El postparto es un momento proclive a desencadenar una depresión y en casos extremos, despertar pensamientos suicidas en las madres recientes, por eso es necesario prestar atención a este problema en la salud mental de las mujeres, hablar de él y hacerlo visible para poder ayudarlas antes de que sea demasiado tarde.

La depresión postparto, signo de alerta

El nacimiento de un hijo es algo maravilloso, pero también suele suscitar tristeza, preocupación y sobretodo, cansancio. Es normal que la mayoría de las mujeres experimenten lo que se conoce como "baby blues" o melancolía después del parto, que suele durar unas pocas semanas. Se caracteriza por sentimientos de malestar, irritabilidad, melancolía o ansiedad en los primeros días posteriores al parto

Sin embargo, cuando este sentimiento persiste en el tiempo puede desencadenarse una depresión postparto, un trastorno más habitual de lo que creemos, que afecta a una de cada seis mujeres que dan a luz. Lo que hay que comprender es que no se trata de un pensamiento superficial, sino que la depresión comprende cambios neuroquímicos y hormonales que cambian la forma de funcionar del cerebro.

Según la OMS:

"Las personas con depresión suelen presentar varios de los siguientes síntomas: pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza; y pensamientos de autolesión o suicidio."

depresion-postparto

Cuando una mujer sufre depresión postparto siente una gran preocupación por la seguridad, salud y bienestar del recién nacido, surgen ideas obsesivas y miedo de dañar al bebé, así como pensamientos sobre su capacidad en su nuevo rol de madre. También puede presentarse desinterés y apatía y en algunas ocasiones, incluso deseos de quitarse la vida.

Un estudio encontró que el 6,6 por ciento de las mujeres con depresión postparto tiene pensamientos suicidas, y el 1,1 por ciento de ellas fue identificado como de alto riesgo de intentarlo. Por eso es tan importante reconocer la depresión a tiempo y prestar atención a los posibles signos de alerta.

El suicidio es la cara más oscura de la depresión postparto. Hemos conocido casos de mujeres que han llegado al límite, como el de Joe Bingley, una enfermera afectada por una depresión hasta tal punto de que diez semanas después del nacimiento de su hija salió de casa, se colocó ante las vías del tren y acabó con su vida.

Factores de riesgo

Hay estudios que indican que hay determinados factores de riesgo, variables que vienen a complicar el cuadro de depresión postparto llevándolo un paso más allá y desembocando en ideaciones suicidas. Entre ellos parecen encontrarse: haber sufrido abusos en la infancia, haber tenido (antes o durante el embarazo) una depresión mayor, el consumo de alcohol y el abuso de sustancias, tener o haber tenido trastornos de ansiedad o un trastorno bipolar.

Según un estudio publicado en el BJOG (International Journal of obstetrics & gynaecology) en los casos de mujeres que acabaron con su vida dentro de los seis primeros meses tras dar a luz, los principales diagnósticos eran depresión severa (21%), abuso de sustancias (31%) y psicosis (38%).

No es exclusivo de las madres

Si bien la depresión postparto es casi siempre atribuida a la mujer, los padres también la sufren. Entre los padres ha aumentado tanto que es casi tan frecuente como entre las madres.

Por lo tanto, la prevención y ayuda debería también extenderse a la pareja, quien en cualquier caso necesita el apoyo y la compresión del otro para superar la depresión.

Qué hacer si tienes pensamientos suicidas

Es importante que si la madre detecta señales de depresión busque ayuda profesional, o que de no expresarlo, el entorno de la madre esté atento a posibles signos de alerta.

Si además de los síntomas depresivos tuvieses pensamientos suicidas, ya sean ideas, verbalizaciones de los mismos o manifestaciones explícitas del deseo de “acabar con todo”, debes actuar de inmediato.

Ante la mínima señal, sin dejar que pase el tiempo, acudir a un profesional, ya sea tu médico de cabecera, la matrona o un profesional de la salud mental y contarle tu caso. Tener una conversación al respecto no es nada fácil, pero es algo que debes hacer con quien confíes para intentar encontrar una solución.

Los pacientes con signos graves de depresión mejoran notablemente con un tratamiento adecuado.

Cómo ayudar a una persona con depresión

En ocasiones, la persona con depresión es incapaz de pedir ayuda, por lo que es importante que su entorno, su pareja, amigos y familiares estén pendientes de la madre reciente para poder reaccionar ante el mínimo síntoma.

Por su parte, lo que puedes hacer para ayudar a una madre con depresión, además de recomendarle que acuda a un profesional, es brindarle apoyo emocional y logístico para demostrarle que no está sola.

En Bebés y más | Psicosis postparto: así es el trastorno que ha padecido la mejor amiga de la cantante Adele, Más atención a la depresión postparto: podría afectar hasta por 11 años a las madres y en el comportamiento de sus hijos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio