La lactancia materna no es la culpable de la caída de pelo en el postparto: es un mito

La lactancia materna no es la culpable de la caída de pelo en el postparto: es un mito
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Los meses después del parto, las madres notan que pierden una mayor cantidad de pelo que la habitual, y como en natural, esto les preocupa mucho. Con frecuencia, suele achacarse a un debilitamiento relacionado con el hecho de amamantar al bebé, sin embargo, es un proceso absolutamente normal que no tiene nada que ver con la lactancia materna.

Es uno de los mitos más extendidos en torno a ella, pero lo cierto es que pierden pelo tanto las madres que dan el pecho como las que no. Porque no tiene relación una cosa con la otra.

¿Por qué se cae el pelo en el postparto?

Como hemos dicho, no tiene nada que ver con dar el pecho. Pero veamos con qué sí tiene que ver esta pérdida brusca de cabellos.

Durante el embarazo, la acción de las hormonas produce cambios a todos los niveles en el organismo de la mujer, y también lo hace con su pelo en diferente medida. La mayoría notará que su cabello está más frondoso y brillante (sobretodo a partir del segundo trimestre), y esto se debe a que durante la gestación, el ciclo del pelo se detiene, manteniendo casi todos los cabellos en fase de crecimiento.

El cabello tiene un ciclo: crecimiento (fase anágena), el pelo deja de crecer y empieza a desprenderse de la papila pilosa (fase catágena) y se cae (fase telógena). Pero durante el embarazo, por la acción de las hormonas como los estrógenos, la mayor parte de los cabellos (alrededor del 90 por ciento) se mantiene en la fase de crecimiento.

En los seis meses posteriores al parto, cuando las hormonas se reequilibran, todo ese cabello que permanecía detenido en fase de crecimiento comienza a caerse de forma masiva. Si lo normal es que se caigan de 50 a 100 cabellos al día, en esta fase se caen muchos más. Este fenómeno se conoce como efluvio telógeno postparto.

La culpa no es de la lactancia

Al ser una caída brusca y repentina de la que seguramente te darás cuenta, se cree que es debido a un "problema", cayendo en el error de relacionar la lactancia materna con la causa de la caída.

Incluso, hay mujeres que se plantean abandonar la lactancia para dejar que suceda, pero como decimos, esto no impedirá la caída, pues es un proceso fisiológico que debe concluir.

¿Qué hacer para prevenir la caída?

caida-pelo-postparto

No hay mucho que se pueda hacer para evitarlo, porque como decimos es un proceso fisiológico.

Sin embargo, te ayudará ingerir alimentos ricos en biotina (que se encuentra en el arroz integral, cereales, pescado, yema de huevo y frutos secos), arginina (que se encuentra en carne de aves, lácteos, pescados, semillas de girasol, nueces y avellanas), vitamina B6, Vitamina E, y minerales como el hierro.

Evita en este periodo los tratamiento capilares agresivos, así como el abuso de secador y planchas, y utiliza un champú suave con Ph neutro.

También existen complementos nutricionales para fortalecer el pelo y aportarle densidad y volumen, así como lociones y champús específicos para la caída del pelo, pero ante la duda consulta con el médico pues algunos no son compatibles con el período de embarazo y lactancia.

Como ves, la caída de pelo en el postparto es un proceso natural por el que pasa la mayoría de las mujeres que acaban de convertirse en madres. Aún así, si notas una caída de pelo excesiva, partes del cuero cabelludo despobladas o que la caída se extiende durante un año o más, sería recomendable que acudas a un especialista.

Fotos | Depositphotos

Temas
Inicio