Compartir
Publicidad

La atonía uterina

La atonía uterina
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Cuando la mamá acaba de dar a luz habiendo expulsado al bebé y la placenta, se produce en su interior una potente contracción uterina, un mecanismo importante y necesario del organismo que hace que se cierren todos los vasos sanguíneos situados en la zona (vasos uterinos). Esta acción permite que el sangrado sea mínimo, evitando que la mamá se desangre.

Si se diera el caso de que la contracción no se realizara tras el parto se padecería una atonía uterina, dando lugar a una importante hemorragia. Dependiendo del caso, la hemorragia podría ser tratada con fármacos, aunque en muchas ocasiones se utiliza la cirugía para detener la hemorragia, en los casos más severos, incluso se practica le extirpación del útero. Para intentar prevenir esta situación es necesario mantener una alimentación sana y equilibrada que deseche una posible anemia, ya que ésta se asocia a la atonía uterina. Algunas futuras mamás además, prefieren dar a luz en sus casas, sin la asistencia de personal sanitario equipado para cualquier problema que pueda surgir y esto puede ser peligroso, ya que si se da el caso de sufrir este tipo de hemorragia las consecuencias pueden ser desastrosas.

Muchos son los motivos por los que se puede sufrir una hemorragia tras el parto, una rotura uterina, la placenta previa, la placenta retenida, etc. Siempre es aconsejable encontrarse en manos de personal sanitario especializado para tratar un posible problema con la mayor rapidez y efectividad.

Más información | Biblioteca Virtual en Salud Más información | Escuela Médica Más información | Obgyn En Bebés y más | La hemorragia postparto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos