Compartir
Publicidad
Publicidad

Tres veces más partos naturales en Cataluña

Tres veces más partos naturales en Cataluña
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El trabajo incansable de profesionales y madres concienciados por el parto normal está dando sus frutos y poco a poco se ha ido avanzando enormemente en este sentido. Hace unos días me sorprendía la grata noticia de que en Cataluña el número de mujeres que prefieren un parto natural se ha triplicado desde 2006 ya son más de 1500 los nacimientos sin intervenciones los que se producen al año.

Aunque no todas las madres que solicitan un parto natural terminan el proceso de este modo los porcentajes también han variado y, a medida que aumenta el número de solicitantes, es menor el número de casos que terminan sin que sea necesario intervenir o la madre lo solicite pidiendo anestesia.

Esto no es malo, ya que indica que la seguridad está garantizada y que las mujeres pueden decidir, aunque podría revelar que no siempre se dan las mejores condiciones para que todo transcurra naturalmente.

Sigue pareciéndome muy baja la proporción de un 3% de partos naturales respecto al total a pesar de que ya son 28 los hospitales catalanes que, en teoria, están preparados para atenderlos.

No olvidemos que la formación y la cantidad de personal sanitario es importante para permitir un parto sin intervenciones y que también, sin la más mínima duda, las mujeres deben recibir información adecuada y contrastada además de una preparación orientada a que vea el parto natural como natural y seguro, cosa que realmente dudo que se esté dando plenamente. Y la libertad de elección no es completa sin un acceso adecuado a la información.

El nacimiento es un proceso fisiológico natural en el que no sería necesario hacer nada, simplemente observar de manera profesional pero no invasiva para detectar cualquier problema. Pero para que el parto natural se produzca las mujeres deben entenderlo como seguro y sano, no tener miedo y aprender a canalizar el dolor.

Además, los profesionales deben tener experiencia y no tener miedo tampoco, y disponer de espacios adecuados para atenderlo. No es preciso rasurar, ni poner enema, ni monitorizar de manera continuada o interna, hay que permitir el movimiento libre de la mujer en todo el parto y poner a su disposición medidas de control del dolor no farmacológicas, como pelotas, bañeras y masajes. Además, el clima de intimidad, penumbra y silencio, sin entradas y salidas de personal que no hagan estrictamente falta también son importantes.

Una vez logrado todo esto es posible que el centro comience a ofertar los partos naturales y eso lleva tiempo. Pero la apuesta por ofrecer al menos esa posibilidad sin que las madres que la desean se vean atacadas ya me parece un gran avance por el que felicitar a la red de salud catalana qiue ha logrado triplicar los partos naturales en cuatro años.

Via | Europapress
En Bebés y más | ¿Qué es un parto normal?, Las matronas piden también el parto natural

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos