Publicidad

¿Te gustaría tener un reportaje fotográfico profesional del nacimiento de tu bebé? Siete cosas que debes saber
Parto

¿Te gustaría tener un reportaje fotográfico profesional del nacimiento de tu bebé? Siete cosas que debes saber

Publicidad

Publicidad

La fotografía de partos o fotografía de nacimientos es una modalidad que se ha ido haciendo cada vez más popular en los últimos años. Hasta que surgió, las fotos que los padres guardaban como recuerdo de ese día, si habían hecho alguna, eran imágenes caseras tomadas generalmente por el padre, como buenamente pudiera y supiera. Pero la fotografía profesional en los partos vino a darle otra dimensión a ese momento.

Gracias a ella, puedes tener un recuerdo fantástico del nacimiento de tu bebé. En esas instantáneas quedan captado uno de los momentos más bonitos que puede vivir una pareja: la llegada al mundo de su hijo. ¿Te gustaría tener un reportaje fotográfico profesional del nacimiento de tu bebé? Si lo estás valorando, te contamos siete cosas que debes saber.

Fotografia-partos

¿Por qué tener un reportaje fotográfico de tu parto?

Como recuerdo, tiene un gran valor. Ese día queda grabado para siempre en la memoria, pero siempre es bonito volver a ver las fotos de ese momento. Vemos detalles que tal vez ya no recordamos o pasamos por alto.

Si además son fotografías profesionales, hechas con la mejor calidad y por un profesional que sabe captar la emoción en cada momento, es sin duda una opción muy interesante.

Aún así, hay quienes prefieren quedarse con sus fotos caseras como recuerdo y tan contentos.

No estoy para posar en ese momento

No se trata de una foto para el Hola, con una madre maquillada, peinada de peluquería y posando con una sonrisa de oreja a oreja. La idea, y lo más bonito, es captar el momento con realismo, con naturalidad.

Son fotos que cuenten de verdad la historia del nacimiento de tu bebé. Que a través de ellas 'se lean' los sentimientos y las emociones del momento, ese mágico momento en el que ves por primera vez a tu bebé.

En realidad, lo que tiene esta fotografía es que ni te das cuenta que alguien las ha hecho, son fotógrafos 'fantasma' que están allí pero es como si no los vieras.

No me convence tener a un extraño en el parto

Fotografia-partos

Este puede ser tal vez el punto que más nos haga dudar a la hora de contratar un fotógrafo profesional.

El parto es un momento muy íntimo para la pareja, el proceso puede ser largo y agotador, y lo que menos queremos es que haya una persona a quien apenas conocemos compartiendo ese momento.

Lo mejor es que hables con el fotógrafo para expresarle tus preferencias, en los momentos que te gustaría que estuviese, en cuáles no... Y por supuesto, sentirte libre para pedirle que se retire en un momento dado si te sientes incómoda. Él o ella lo entenderán. Un fotógrafo de partos es consciente de la importancia de ese momento y sabe hacer su trabajo sin molestar, con respeto y con discreción.

Me da vergüenza

La comunicación con el fotógrafo es clave en este tipo de fotografía. Antes de la sesión tenéis que hablar para contaros vuestras preferencias y que él o ella os cuente su manera de trabajar.

El fotógrafo no hará fotos de partes de tu cuerpo que tú no quieras mostrar, ni tampoco hacen falta para contar un historia.

A veces un detalle o un gesto pueden ser mucho más potentes a la hora de contar una historia que una foto explícita.

¿Tengo que pedir permiso al hospital?

En algunos hospitales tienen restricciones expresas de no dejar pasar a ninguna persona, excepto a la persona que acompañe a la mujer durante la dilatación y el parto, pero ahora que la fotografía de parto comienza a extenderse, todo es cuestión de hablarlo.

Comentaselo a tu ginecólogo por si tuvieras que pedir algún permiso o firmar algún consentimiento. Incluso hay fotógrafos que se ofrecen a hablar con el médico o el hospital para explicarles cómo trabajan.

Incluso hay hospitales y maternidades que cuentan con su propio servicio de fotografía profesional, una buena opción a tener en cuenta.

¿Y si es cesárea?

Un parto es impredecible. Puede extenderse más de lo deseado o incluso acabar en una cesárea de emergencia. Si ese fuese el caso, en la mayoría de hospitales el fotógrafo no podrá estar presente para captar la salida del bebé, pero sí podrá captar otros momentos únicos como por ejemplo, el piel con piel con el padre mientras la madre se recupera y luego hacer las primeras fotos con ella.

Si fuese una cesárea programada, habrá que preguntar antes si se permite la entrada del fotógrafo, junto con el padre, al quirófano. Sino, está la opción de hacer primero las fotos con el padre y mientras la hacen las primeras pruebas, y luego con la madre.

Cómo elegir el fotógrafo

Personalmente, lo que más valoro de un fotógrafo profesional, dando por supuesto que las cuestiones técnicas las domina de maravilla, es su sensibilidad.

Te recomiendo que antes de elegir visites las webs de cuatro o cinco fotógrafos antes de decidirte. A través de sus fotos podrás ver cómo trabaja, qué prioriza, cómo capta cada momento. Un buen fotógrafo tiene la capacidad de engrandecer un instante y hacerlo único.

Mira también las técnicas que utiliza, si realiza las fotos en color o en blanco y negro... Por supuesto, luego tienes que tomar contacto con él o ella y tener buen feeling, al fin y al cabo será partícipe de un momento muy especial de vuestras vidas.

Fotos | Fermont Fotografie
En Bebés y más | La última moda: un reportaje fotográfico del nacimiento de tu bebé, 17 impresionantes fotografías que reflejan la belleza del parto y del postparto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir