Publicidad

Sara Carbonero da a luz en un parto programado y a los medios les parece tan normal

Sara Carbonero da a luz en un parto programado y a los medios les parece tan normal
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

No es la primera, ni será la última famosa embarazada que decide programar su parto para dar a luz el día que le va mejor a ella, o que mejor le va a la pareja. De hecho, su primer hijo nació ya de esa manera, programando el día en que a todos les iba bien, tal y como hiciera Shakira en su momento, y Pilar Rubio, otra famosa casada con un futbolista.

Pues bien, ayer mismo nació su segundo hijo en la clínica Ruber de Madrid y aunque poco debe importarnos a los demás el cómo decidan dar a luz las famosas (y en realidad cualquier mujer que opte por esa opción), sí debe preocuparnos que en los medios se explique como si fuera lo más normal del mundo, sin incidir en que es una práctica muy poco recomendable.

Por qué las famosas pueden programar sus partos

Lo de programar el día que va a nacer tu hijo es algo que solo se les permite a aquellas que pagan el servicio, ya sea por ser famosas, ya sea por acudir a clínicas privadas, porque en la sanidad pública esto solo se hace cuando se considera que puede haber algún riesgo para el bebé o la madre y es mejor provocar el parto o realizar una cesárea.

En el caso de Sara Carbonero, según leemos en OKDiario, ya había salido de cuentas pero el bebé parecía no querer salir todavía. Como el padre, Iker Casillas, quería estar presente en el parto y está convocado para la Eurocopa que empieza el 10 de junio, decidieron que mejor tenerlo ya.

Para anunciar la llegada del pequeño Lucas, Sara ha publicado hoy esta foto en Instagram:

¿Y qué problema hay con inducir un parto?

Pues que no es el bebé el que nace cuando ya está preparado para hacerlo, sino los médicos los que le “nacen” cuando consideran que ya puede nacer.

Sara había salido de cuentas, pero las cuentas son estándares para todas las mujeres. Se dice que un bebé es a término a partir de la semana 37, pero también lo es hasta la semana 42, y entre una y otra fecha hay nada menos que ¡5 semanas de diferencia! En ese tiempo un bebé puede engordar hasta un kilo.

Al haber pasado la fecha de parto el problema es menor, porque ya estaba seguramente de 40 semanas, sin embargo no deja de ser lo que decimos: hay bebés que nacen en la semana 42 e incluso alguno en la 43 (pocos, porque normalmente se interviene antes), y no deja de ser saltarse el momento en que el bebé tenía previsto nacer.

Por otra parte, al tratarse de un parto provocado, inducido, y no de un parto que se origina de manera espontánea, el riesgo de instrumentalización es más elevado, pues hay más intervenciones. Al provocar el parto se administra oxitocina sintética, que produce unas contracciones que suelen ser más intensas y dolorosas, siendo muy pocas las mujeres que pueden optar por un parto en la posición que prefieran, al tener que ponerse la epidural para soportar el dolor.

Además, al ser un parto no natural, al ser provocado cuando el cuerpo aún no iba a parir, el riesgo de tener que hacer uso de ventosa y fórceps es mayor, así como el riesgo de fracaso de estos métodos para acabar en cesárea, que es también mayor (e incluso porque muchos bebés no soportan bien las contracciones de la oxitocina sintética y hacen bradicardias, que es cuando el pulso les baja más de lo recomendable).

¿Y cómo nació el segundo bebé de Sara Carbonero? Pues sí, por cesárea. Aunque no nos aventuramos a decir si fue después de una inducción fallida o se hizo directamente.

Por eso, la OMS es clara al respecto cuando recuerda que:

Ninguna región geográfica debe tener un índice de trabajos de parto inducidos mayor al 10%. La inducción del parto debe limitarse a determinadas indicaciones médicas.

Y claro, que tu marido esté a días de participar en una Eurocopa no es una indicación médica y por eso este parto responde solo al deseo de los padres.

Que hagan lo que quieran que para eso es su bebé

Carbonero3

Vuelvo a decir lo mismo que al principio: que hagan lo que quieran (de hecho, ya lo han hecho), porque al fin y al cabo son sus hijos y sus partos, y entiendo que asumen los riesgos de dar a luz de ese modo.

Pero de nuevo lo comentamos porque creemos que vale la pena mostrar por qué es mejor esperar a que el bebé nazca el día que esté preparado para ello, y mediante un parto que se origina espontáneamente, cuando el cuerpo de la mujer está preparado para ello.

¿Y qué dicen los medios?

Nada. Lo cuentan como si fuera lo más normal, y eso es lo que hay que evitar, que se normalice algo que no es lo deseable en el devenir de una gestación.

En el mismo OKDiario leemos esto:

La periodista ingresó en la clínica acompañada de Iker Casillas. El bebé ha nacido por parto programado por una razón. Sara estaba ya cumplida, pero a veces los bebés se hacen esperar una semana o unos días más. Iker quería estar junto a Sara en el parto, —pero al estar convocado para la Eurocopa y comenzar el día 10 de junio—, cabía la posibilidad de que no pudiera estar presente en ese momento tan esperado.

En Hola, lo siguiente:

Toca darles la enhorabuena! Sara Carbonero e Iker Casillas han sido padres de su segundo hijo, un niño nacido en Madrid llamado Lucas. El nacimiento ha sido atendido por la doctora Elena Carrillo de Albornoz en un parto programado y el niño ha llegado al mundo por cesárea, al igual que sucedió con su hermano mayor, Martín.

Y en Vanitatis lo cuentan así:

Según ha podido confirmar Vanitatis, Lucas Casillas Carbonero nacía en torno a las 20:30 horas y llegaba al mundo tras realizar una cesárea a la periodista, como ya ocurrió con el nacimiento de Martín (...) El portero jugó este miércoles un amistoso contra Corea, pero tanto el jueves como el viernes los jugadores tenían el día libre. Por eso, para que el portero de la Roja pudiera estar presente, se programó el parto para este jueves.

Pues eso. Ya veis. Lo más normal del mundo…

Fotos | Instagram de Sara Carbobero
En Bebés y más | Nacer en la semana 37 no es lo mismo que nacer en la 42, Mayor riesgo en los niños nacidos en la semana 37 que en la 40, Dejar que el bebé decida cuando nacer

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir