Compartir
Publicidad

Posibles intervenciones rutinarias en el parto hospitalario: la amnioscopia

Posibles intervenciones rutinarias en el parto hospitalario: la amnioscopia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando una mujer acude a un hospital a parir y es ingresada los profesionales empiezan a seguir un protocolo de actuación según el tipo de parto que esté teniendo la mujer, con unas intervenciones más o menos estandarizadas y otras que llegarán sólo si es preciso.

Como hemos comentado en otras ocasiones, los estudios actuales están desvelando que muchas de las cosas que se han hecho durante mucho tiempo no son del todo necesarias y por ello son prescindibles y que muchas otras cosas pueden llegar incluso a generar riesgos que no existían.

Con esta entrada de hoy, en la que hablaremos de la amnioscopia (resumiendo: es la prueba que se realiza para ver cuánto líquido amniótico hay y qué aspecto tiene), iniciamos una serie de entradas cuyo objetivo es conocer las posibles intervenciones rutinarias que pueden realizársele a una mujer que acude a parir a un hospital y saber cuán recomendadas están o cómo pueden afectar al proceso de parto.

Qué es una amnioscopia

Es una prueba que se realiza mediante la introducción, vía vaginal, de un tubo metálico provisto de una luz (más conocido como amnioscopio), que permite iluminar las membranas de la bolsa amniótica para valorar la coloración del líquido amniótico y en consecuencia conocer el estado del bebé.

Sólo puede hacerse cuando la mujer ha iniciado el trabajo de parto, porque es necesario que exista un mínimo de dilatación (si no, no será posible ver la bolsa).

¿Qué puede llegar a observarse?

Como hemos explicado, la amnioscopia es la visualización del líquido amniótico a través de la iluminación de las membranas por las que se puede ver, en condiciones normales, un líquido claro, con algunos copos de vérnix caseosa flotando. Si se observara un líquido rojizo podría significar la muerte del feto en el útero. Si fuera verdoso, probablemente hubiera meconio que podría originar sufrimiento fetal y en caso de ser amarillo podría significar la presencia de bilirrubina, que se puede dar cuando hay incompatibilidades sanguíneas.

¿Cuándo se realiza?

Este es seguramente el quid de la cuestión. En muchos hospitales han existido desde hace un tiempo protocolos en los que se establece, de forma rutinaria, la realización de una amnioscopia a las mujeres que llegan ingresadas con el fin de conocer si hay o no algún problema.

En principio, dicho así, parece que lo más recomendable es hacerla, sin embargo parece ser que la tendencia actual es la contraria por dos razones: una, que aunque la prueba comporta un riesgo relativamente bajo de complicaciones, no está exenta de dicho riesgo y dos, que la prueba da bastantes resultados falsos.

¿La amnioscopia ofrece resultados falsos?

Así es. Para mostrarlo en datos, en un estudio en el que se analizaron 289 amnioscopias realizadas a mujeres que ya habían salido de cuentas se observó que con dicha prueba no se consiguió detectar la presencia de meconio antes del parto en un 57% de los casos (es decir, de cada 100 casos con meconio sólo se detectaron 43 con la amnioscopia).

Se vio también que cuando se observaba la presencia de meconio no aumentaba la incidencia de sufrimiento fetal (quizás porque muchos de los que tenían meconio no eran diagnosticados y sufrían igual que los sí detectados) y se evidenció que induciendo el parto no se mejoraba tampoco la incidencia de sufrimiento fetal.

Los autores de dicho estudio concluyeron que aún cuando la mamá llegara cumplida la amnioscopia no se recomendaba:

Amnioscopy is not recommended for the monitoring of postdate pregnancies.

Conclusiones

El Servicio Nacional de Salud, en su última guía sobre la Atención al Parto Normal dice que "no se recomienda la amnioscopia en la valoración inicial de la mujer de bajo riesgo en trabajo de parto". De esto se deduce que sólo se debería utilizar en caso de sospechar algún tipo de problema y siendo conscientes de que un gran número de pruebas ofrecerán un resultado falso.

Más información | El parto es nuestro Foto | Fotomontaje con imagen de Michael Bentley en Flickr En Bebés y más | La amnioscopia ¿por qué se hace?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos