Compartir
Publicidad
Publicidad

El parto en vertical llega a los hospitales mexicanos

El parto en vertical llega a los hospitales mexicanos
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El parto en vertical hoy en día es visto como algo extraño, pero no así hace unas décadas y en muchas culturas desde hace siglos hasta hoy. En los hospitales mexicanos se está introduciendo el parto en vertical al equipar las salas de partos con “camillas” verticales.

Según responsables de los Servicios de Salud de Oaxaca, el 86% de las mujeres da a luz en menos de 30 minutos (fase de expulsivo) con la técnica del parto vertical, reduciendo el dolor con mejores resultados para la madre y el bebé. En mayor medida se evita la medicación, las cesáreas y complicaciones, la utilización de fórceps y la episotomía.

El último en hacerse con una mesa obstétrica para parto en posición vertical ha sido el hospital general “Doctor Aurelio Valdivieso”.

Los responsables de esta nueva equipación recuerdan que cuando el bebé nace de manera vertical, tal como se sigue practicando en zonas indígenas, el proceso es más rápido, ya que por la fuerza de gravedad el bebé se acomoda mejor para pasar por la pelvis. Además, el canal de parto logra abrirse dos centímetros más que cuando la mujer está acostada, lo que favorece la salida del bebé.

En México, Oaxaca fue estado pionero en realizar los partos verticales y hoy es modelo a seguir de los estados de San Luis Potosí, Colima, Morelos y Tabasco, y destacó que actualmente se tienen registradas dos mil parteras tradicionales ubicadas en las regiones de la Mixteca, Costa, Istmo y Tuxtepec.

Desde el módulo de nacimiento humanizado y parto vertical y gineco-obstetra del hospital “Aurelio Valdivieso”, se señala que desde la puesta en marcha del programa (abril del 2009) se han atendido 300 partos en vertical.

La OMS también señala que el parto en posición vertical parece estar asociado con varios beneficios, entre ellos, la reducción en la duración del período expulsivo del trabajo de parto. Mientras se espera confirmación sobre estos beneficios se debe permitir que las mujeres elijan la posición que deseen para tener el parto.

La mesa obstétrica para parto humanizado en posición vertical me resulta algo estrambótica, consta de dos soportes para los pies, un marco para facilitar que la mujer puje, un sostén individual para la espalda que al mismo tiempo se abate convirtiéndose en asiento para su pareja y le brinde apoyo físico y emocional.

La diferencia de este método respecto a parir en cuclillas o con apoyo sin mesa es que el médico obstetra se encuentra a la misma altura de la paciente, aunque es una ventaja para él, claro. A mí me sigue pareciendo una mesa demasiado “ortopédica”, artificial, compleja y que puede acabar constriñendo a la madre, que a veces parece más una equilibrista que una parturienta.

El caso es que si se da esta nueva posibilidad a las mujeres con el parto en vertical que llega a los hospitales mexicanos, se están ofreciendo nuevas opciones, siempre bienvenidas. El siguiente paso: dejar que la mujer se mueva y decida su posición en el hospital, lo que recomienda la OMS.

Vía | Notioax
En Bebés y más | El parto en vertical, mejor que en litotomía, ¿Parto tumbada o parto vertical?, En el parto horizontal sufre la columna de la madre y la del bebé, El parto en cuclillas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos