Compartir
Publicidad

El 60% de las mujeres atendidas en el Hospital de Dénia eligen el parto natural

El 60% de las mujeres atendidas en el Hospital de Dénia eligen el parto natural
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 60% de las mujeres que dan a luz en el nuevo Hospital de Dénia escogen el parto natural. El Área de Ginecología y Obstetricia demuestra así una clara inclinación a permitir un "parto no medicalizado, siempre que el embarazo y las condiciones previas al alumbramiento sean normales", destacan en un comunicado emitido desde el centro.

Hablar de parto natural implica evitar prácticas como la episiotomía o el uso de oxitocina sintética para acelerar la dilatación. Tampoco se rasura a las parturientas ni se les aplican enemas a no ser que ellas lo soliciten.

La amniorrexis, nombre que recibe la maniobra de rotura artificial de la bolsa amniótica, sólo se realiza en casos concretos, si es realmente necesario, como en casos en que la dilatación es excesivamente lenta.

Se intenta también que la expulsión de la placenta se haga de manera natural y el cordón umbilical no se corta hasta que no deja de latir, permitiendo que el bebé reciba un plus de volumen sanguíneo que le proporcionará más reservas de hierro.

Una vez cortado el cordón comienza el "inicio precoz" de la lactancia materna, un sistema en el que el Hospital de Dénia ha sido "pionero" en la Comunitat Valenciana, apuntaron.

En sus protocolos está también establecido que desde el momento del parto, tanto en partos naturales como en cesáreas, el bebé estará en contacto "piel con piel" con su madre.

Con respecto a la anestesia epidural, cada parturienta puede decidir si usarla o no.

El hospital cuenta con ocho habitaciones con camas de dilatación, todas ellas dotadas con aseo, además de dos paritorios y un quirófano.

Las habitaciones cuentan con un sistema de telemetría que consiste en controlar la dinámica uterina sin cables, mediante un sistema inalámbrico para medir las contracciones y la frecuencia cardíaca fetal dejando libertad de movimientos a la futura mamá.

Las camas se convierten en potros obstétricos cuando llega el momento del parto, de manera que la parturienta puede dar a luz en la habitación acompañada por algún familiar o por la persona que ella elija.

Sin duda alguna, Dénia demuestra que está haciendo las cosas muy bien y que está pensando, sobretodo, en el bienestar de las mamás y de sus bebés.

Poder parir en la misma habitación donde dilatas, poder estar en contacto piel con piel con tu bebé, incluso habiendo parido mediante cesárea y realizar el corte de cordón tardío, junto al resto de acciones descritas, es un lujo en la actualidad.

Está claro que el camino a seguir por los hospitales es éste y por suerte ya se está haciendo en cada vez más centros.

Por lo pronto, si fuera mujer y tuviera que parir, me encantaría hacerlo en Dénia.

Vía | Europa Press En Bebés y más | Parto natural, ahora también en Alcoy, Catalunya fomenta el parto natural en los hospitales públicos, Asturias apuesta por el parto natural en sus hospitales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos